Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

Un colegio de Donostia alerta sobre la “peligrosidad” de un edificio ‘okupado’

Los padres de Marianistas afirman que viven “delincuentes habituales”
Piden la demolición de la casa por su mal estado

Aitor Anuncibay Iker Azurmendi - Jueves, 18 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Perspectiva del inmueble, a la derecha, desde la cuesta de Aldapeta.

Galería Noticia

Perspectiva del inmueble, a la derecha, desde la cuesta de Aldapeta.

donostia- Con el comienzo de curso cundió la preocupación entre los padres del colegio Marianistas, situado en la cuesta de Aldapeta de Donostia, que acoge a 2.000 estudiantes. Y el paso de los meses ha acrecentado los temores provocados por un cercano edificio habitado por okupas, calificados como “delincuentes habituales” por las familias que llevan a sus hijos a ese centro escolar.

La asociación que agrupa a los progenitores de esa escuela también denuncia el “lamentable estado de conservación” del céntrico inmueble, situado entre la calle San Bartolomé y Aldapeta, que “deja igualmente mucho que desear, habiéndose producido caídas de piedras o elementos”.

Por ello, la asociación de padres de alumnos de Summa-Aldapeta (Marianistas) ha elevado un escrito ante el Ayuntamiento de Donostia en el que recalcan que la “peligrosidad ha superado el estado de situación de posible riesgo, pasando a ser una preocupante realidad”.

Así, se han producido “distintos sucesos que ponen en grave riesgo la seguridad de las personas y, concretamente, de los alumnos y acompañantes del colegio”. “Existe un deterioro físico de la estructura y un peligro para la seguridad y salud de las personas, agravado además con la ocupación ilegal y en contra de la voluntad de la propiedad por parte de delincuentes habituales. Hay un riesgo cierto e inminente para la seguridad de los propios ocupantes del edificio, para la ciudadanía en general y, en particular, para todos los viandantes que transitan por las inmediaciones del edificio”, expone Pablo Jiménez, presidente de la agrupación de progenitores.

agresionesEste portavoz agrega que “es la propia Policía la que ha dicho que este punto es el mayor foco de delincuencia de Donostia, hoy en día”. “Ha habido agresiones y peleas, y no es como para mirar hacia otro lado”, indica Jiménez.

En relación a este caso, fuentes municipales aseguran que se trabaja por corregir esta situación, si bien prefieren actuar con discreción porque estiman que dará mejores resultados.

La relación de hechos comenzó el 26 de junio del pasado año, cuando la propietaria de la edificación, denominadaVilla Argialde, puso en conocimiento de la Ertzaintza la ocupación ilegal de una de las viviendas. En ese caso, según el acta de los agentes que se personaron en el lugar, se identificó a tres personas.

El 17 de septiembre la dueña del edificio, quien ha declinado hacer declaraciones, denunció nuevamente la ocupación no consentida de otro de los pisos. En aquel caso, los agentes que acudieron al lugar comprobaron que “la cerradura había sido forzada y cambiada, así como que la instalación eléctrica (precaria) había sido manipulada, con el riesgo cierto de incendio que ello supone, más aún en un edificio de madera”.

Ya en noviembre, el día 5, la Policía autonómica se personó en la zona y comprobó la identidad de tres nuevos ocupantes.

Los progenitores aseguran que en la casa “ha habido agresiones y peleas, y no es como para mirar hacia otro lado”

El 13 de enero, “más de 25 agentes de la Ertzaintza” se presentan en el lugar para “identificar a los ilegítimos ocupantes del mismo”. “En dicha intervención pudo constatarse la existencia de hornillos de gas y enganches ilegales de luz, con el riesgo que ello supone para los moradores y los vecinos de las inmediaciones”, expresan en su escrito los padres del colegio Marianistas.

El 1 de febrero, la dueña del edificio puso en conocimiento de los agentes una nueva “usurpación de propiedad” con conexiones de luz sin permiso y manipulación de cables de electricidad. “Posiblemente, los ocupantes de estas viviendas han procedido a engancharse al fluido eléctrico público, lo que ponemos en su inmediato conocimiento, a fin de que adopten cuantas medidas estén a su alcance para poner fin a dicha situación, a la mayor brevedad posible, dado el grave peligro que existe y que nos encontramos con viviendas de estructura de madera”, se recalca en la denuncia tramitada por el Ayuntamiento.

En este contexto, los padres de Marianistas solicitan al Consistorio donostiarra “el precinto del edificio y el vallado de seguridad del mismo o, incluso, la demolición si fuera preciso”.

actuaciones policiales

26 de junio. La propietaria de la edificación puso en conocimiento de la Ertzaintza la ocupación ilegal de una de las viviendas. Los agentes se personaron e identificaron a tres personas.

17 de septiembre. Nueva denuncia de ocupación de otro de los pisos. Los agentes que acudieron al lugar comprobaron que “la cerradura había sido forzada y cambiada, así como que la instalación eléctrica había sido manipulada, con el riesgo cierto de incendio que ello supone, más aún en un edificio de madera”.

5 de noviembre. La Policía autonómica se persona en la zona y comprobó la identidad de tres nuevos ocupantes.

13 de enero. 25 agentes de la Ertzaintza se presentaron en el lugar y constataron “la existencia de hornillos de gas y enganches ilegales de luz, con el riesgo que ello supone para los moradores y los vecinos de las inmediaciones”.

29 de enero. La propietaria recibió una llamada de una profesora del centro educativo informándole de que la puerta que da a la calle Aldapeta estaba “abierta, forzada o rota”.

1 de febrero. La representante de la dueña del edificio puso en conocimiento de los agentes una nueva “usurpación de propiedad”, con enganches de luz sin permiso y manipulación de cables de electricidad.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902