Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Ezkurdia se escuda en su alcoholismo y dice que no recuerda nada

El acusado por la muerte del actor Koldo Losada dice que si prueban que es culpable, se arrepiente “absolutamente”

Asegura no acordarse de que explicó a dos amigas que había matado al artista

Eunate F. Domínguez - Martes, 16 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Jon Ezkurdia, esposo del actor Koldo Losada, acusado por el asesinato de su cónyuge.

Jon Ezkurdia, esposo del actor Koldo Losada, acusado por el asesinato de su cónyuge. (EFE)

Galería Noticia

Jon Ezkurdia, esposo del actor Koldo Losada, acusado por el asesinato de su cónyuge.

bilbao- “Si se demuestra que he cometido ese acto, por supuesto que me arrepiento absolutamente;pero yo no he hecho eso, yo no he matado ni a Koldo ni a Gascón. Pero si se demuestra que lo he hecho inconscientemente, pido perdón a todo el mundo que he podido hacer daño: a su familia, a sus amigos. Pero, sobre todo, le pido perdón a él, a Koldo”. Con estas palabras, Jon Ezkurdia, acusado de asesinar a su marido, el actor Koldo Losada, el 19 de noviembre de 2014, cerraba su declaración ante el juez que preside la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Bizkaia, donde ayer comenzó el juicio por la muerte violenta del actor de 55 años.

Visiblemente desmejorado -ha perdido una ingente cantidad de kilos- y con la voz entrecortada, Ezkurdia, de 65 años, explicó que padece alcoholismo desde los 14 años;que había vuelto a ponerse en tratamiento, pero “bebía a escondidas”, hasta el punto de que Koldo le dio un ultimátum: “Me dijo que el alcohol o él”;que mezclaba la bebida con medicación, y que tenía “lapsus de memoria” que su psiquiatra había diagnosticado como “agujeros negros”.

“Recuerdo que a las nueve menos cuarto (de la mañana) yo ya estaba borracho”, dijo Ezkurdia. “Había bebido Martini blanco y tomado pastillas. Sé que hablé con Isabel, con Gerardo y que paseé a Gascón (su perro). Lo último que recuerdo es que vi a Koldo en el ordenador. Yo me fui a la cocina a hacer la colada y seguí bebiendo alcohol”, agregó el acusado.

Su abogada, Jone Goirizelaia, expuso que ellos dicen “la verdad que Jon cuenta”. “No pudo hacer esos hechos porque no se acuerda, pero, si los hubiera hecho, estaba bajo los efectos de su enfermedad”, argumentó Goirizelaia para defender que lo ocurrido, en todo caso, se trataría de un delito de homicidio y no de asesinato, tal y como intenta demostrar la fiscal y la letrada de la acusación particular, respectivamente.

TranquilizantesEste hecho rebajaría la pena de prisión para el acusado, ya que demostraría que no mató a su marido habiéndolo planeado antes y que tampoco le administró tranquilizantes los días previos con la intención de adormecerle para llevar acabo el asesinato.

Ezkurdia, que se enfrenta a una petición de 20 años de cárcel, declaró no recordar que la tarde del asesinato paseó con dos amigas a quienes supuestamente les reconoció que había matado a Koldo. “¿Recuerda que dijo que había hecho pin-pin a Gascón y pin-pin a Koldo y que usted se iba a hacer pin-pin y tirarse a la basura?”, le inquirió entonces la fiscal Camino Fernández. “No”, contestó el acusado. Ezkurdia no pudo explicar prácticamente ninguna pregunta de la fiscal, que fue especialmente incisiva en su interrogatorio al acusado.

-“Dice que estaba borracho pero mandó mensajes sin faltas de ortografía”.

-“No lo recuerdo”.

-“¿Recuerda colgar una foto de payaso en Facebook?”.

-“No”.

-“¿Cuándo la sacó?”.

- “El día anterior”.

- “¿De eso sí se acuerda?”.

- “Sí”.

Sobre los motivos que originaron una fuerte discusión entre la pareja dos días antes de la muerte del actor, la fiscal y la letrada de la acusación particular le recordaron que todo comenzó con el regalo que Koldo le hizo a Jon: una manta. Y él no lo negó: “Yo le dije que era poco sentimental”. “¿No le dijo que era una mierda y que se lo metiera por el culo?”, volvió al ataque la fiscal. “No”, cortó el acusado. La hermana de Losada, Garbiñe, relató en su declaración que Koldo le había contado la discusión y que llegó a decirle: “Él me odia. No tenía que haberle regalado la manta”.

Tanto Fernández como Ana Palacio, representación legal de los hermanos de la víctima, trataron de demostrar que Ezkurdia ya no tenía la dependencia manifestada del alcohol y que el día de la muerte de Koldo comenzó a beber mucho después de cometerse el asesinato, de manera que era plenamente consciente cuando presuntamente mató a su marido.

Arma homicidaKoldo Losada murió por un golpe (o varios) en la cabeza con un objeto que no se ha determinado todavía. Durante la sesión de ayer, se explicó que el actor presentaba además en su organismo hasta cuatro medicamentos diferentes, -los mismos tranquilizantes que tomaba Ezkurdia- que podrían haber afectado a sus facultades. Junto a ello, y sin determinar por el momento la hora exacta de la muerte, las letradas intentaron determinar si Ezkurdia mató o no a su marido con una escultura de grandes dimensiones que simulaba un pie humano. De hecho, y presumiblemente tras el asesinato, aunque todavía no está demostrado, Jon Ezkurdia habría regalado el arma homicida, junto a otros objetos de gran valor, a una amiga de la familia.

Un transportista pasó, alrededor de las 15.30 horas, a por los objetos y se los hizo llegar a una de las amigas de la pareja. De hecho, y en esta misma línea, la fiscal quiso recalcar las plenas facultades en las que se podría haber encontrado el acusado a la hora de hacer entrega de dichos objetos, pese a que él aseguró “estar borracho”.

“Me sacaba las cosas al descansillo. Creo que coordinaba bien. No me pareció ni borracho, ni perdido”, declaró el transportista. “Me acuerdo de la escultura del pie humano;tenía el dedo gordo recién pegado, el pegamento seguía fresco”, sentenció. Algo que, a priori, el propio Ezkurdia habría negado tras asegurar que la escultura se había roto tiempo atrás y no el propio día de los hechos. “¿Recuerda haber hablado con el transportista?”, le preguntó la fiscal. “Sí, pero no la hora”, respondió. “¿Recuerda que acudió a su casa a las tres y veinte?”, insiste. “No”, le dice Ezkurdia. “¿No se acuerda de haber hablado con él?”, le vuelve a repetir. “No recuerdo nada”. “Yo a Koldo le quería muchísimo”, explicó después ante la pregunta de su letrada. “Teníamos planes de futuro y no me imaginaba la vida sin él”, le respondió.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902