Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Aduriz en estado crudo

El chef guipuzcoano muestra en Alemania “esa parte” de su restaurante que “nunca se ve, la del esfuerzo”;escondida tras 18 años de una historia plagada de éxitos. El documental ‘Campo a través. Mugaritz, intuyendo el camino’ abre el telón en Berlín.

Un reportaje de Elena Garuz/Efe - Lunes, 15 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:14h

Gatell y Aduriz presentan el documental ‘Campo a través’ en Berlín.

(efe)

Galería Noticia

Gatell y Aduriz presentan el documental ‘Campo a través’ en Berlín.

El chef guipuzcoano Andoni Luis Aduriz ofreció ayer en la Berlinale una degustación visual y gastronómica de su cocina con el documental Campo a través. Mugaritz, intuyendo un camino, que fue estrenado en el último Zinemaldia de Donostia y está dirigido por Pep Gatell. Tras la proyección el cocinero sirvió un menú inspirado en el filme. Su deseo, según explicó el propio Aduriz una entrevista a la agencia Efe, era ya hace años hacer un documental sobre su restaurante, con dos estrellas Michelin, “que mostrara esa parte de Mugaritz que nunca se ve”, la del “esfuerzo”, la del “ecosistema”, la de las personas y la de cómo trabajan.

En estos 18 años de historia, lo que principalmente se ha contado del Mugaritz, agrega, han sido siempre “los éxitos, los platos, un mundo que básicamente destaca la parte más bella, más obvia, más llena de tópicos”. Para este documental solo tenía “una serie de ideas generales”, como que fuera “algo muy sincero, muy verdadero” y “muy creativo” que, sobre todo, “no se dejara nada” y que además fuera “inspirador” y “capaz de movilizar el espíritu de otra gente”, precisó.

“Queríamos contar lo que pasa ahí, de una forma cruda”, agregó Aduriz, quien optó por recurrir a Gatell, director creativo de la compañía de teatro La Fura dels Baus “para ver si era capaz de coger ese reto, con dos trazos muy abstractos”, y materializarlo.

Para Gatell, el resultado “es un destilado”: después de trece terabytes de material, “este documental es como haber destilado un buen orujo y decir bueno, pues esto es más o menos lo que pasa y no es ficticio, todo es real”.

Su objetivo, explica, era lograr un documental “que realmente sea Mugaritz” y que “no tiene guión”.

“Mugaritz es una máquina que va creciendo día a día y que hay aportaciones nuevas y que es cambiante”, señala.

Por eso, el guion fue saliendo a medida que fueron recopilando “todo el quehacer y todas las sensaciones, sueños, pensamientos” y “conversaciones encontradas”, de los que salían “temas recurrentes” que dieron lugar a “diferentes apartados” y a los nueve capítulos que integran el documental.

Fue “muy divertido”, asegura, ver cómo el cámara al principio cuidaba los planos y los hacía “superbonitos” y cómo Mugaritz “se lo comió” y “lo abdujo todo ese grupo de gente con su ritmo desenfrenado”.

“Se olvidó de la cámara y eso fue muy bueno”, explica, porque a partir del momento en que el aparato se convirtió en una parte más de la cocina y la gente empezó a hablar de sus cosas, se dieron cuanta que era más interesante el audio que las imágenes grabadas.

Según Gatell, “hay perlas preciosas de gente que dice cosas muy interesantes”. “Podríamos cambiar las imágenes, pero el audio no. Lo importante de este documental es lo que dicen, creo que eso es lo inspirador” afirma.

papel de cocina y agua evaporadaA estas ideas, sensaciones y sueños que acompañan al espectador a lo largo de todo el documental, Gatell contrapone datos concretos como la cantidad de papel de cocina, las escaleras subidas y bajadas o los metros cúbicos de agua evaporada en un año, como un ejercicio de abandonar lo filosófico para volver a la realidad. “Las comparativas son muy buenas, porque te dan la dimensión real, la dimensión de lo que está pasando allí dentro”, explica.

Como se explicó en la presentación del filme, que abrió la décima edición de la sección Cine Culinario, “La Fura dels Baus destila los motores que mueven Mugaritz, las ideas de las que parten sus platos, qué significa para el equipo alcanzar la excelencia y el éxito, cómo se sufre y disfruta;en definitiva, cómo se crea y se destruye Mugaritz constantemente”.

Así, “destaca lo constante del riesgo, de ahí su título, pero también esa sabiduría que dan el esfuerzo y el trabajo de mucha gente que ha pasado, está pasando y pasará por Mugaritz;un lugar en el que el fin culinario se ha visto superado por el proceso creativo y sus posibles variables. Mugaritz en realidad no es un Mugaritz: nosotros ya hemos asumido internamente que Mugaritz es tantos Mugaritz como personas hay”, resume Aduriz.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902