Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
politika

A corazón abierto antes de las elecciones

Los procesos de reflexión de EH Bildu, izquierda abertzale y sortu condicionarán el futuro inmediato de la oferta electoral y del sector sociológico de izquierdas y soberanista

Un reportaje de Jurdan Arretxe - Domingo, 14 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Imagen

Galería Noticia

Imagen

El sector sociopolítico de izquierdas y soberanista se encuentra abierto en canal sobre tres mesas de operaciones pero en un mismo quirófano. La primera en entrar en un periodo de reflexión fue EH Bildu, empujada por el final de un ciclo electoral victorioso que concluyó en mayo de 2015 y cayó más en diciembre, al perder cinco de los siete diputados. Después, la militancia de la izquierda abertzale tradicional puso en marcha el proceso Abian, que desde noviembre busca “actualizar” Zutik Euskal Herria!, el documento que como decisión principal recogió en 2010 el desmarque de la estrategia político-militar. Cuando a finales de abril termine Abian, las organizaciones de la izquierda abertzale adecuarán sus líneas a las conclusiones. Entre estas se encontrará Sortu, que adelanta a este junio el congreso cuatrienal de 2017.

Si en algún momento lo ha podido parecer, el sector de izquierdas y soberanista no son solo EH Bildu ni su homólogo EH Bai al otro lado del Bidasoa. Existe la izquierda aber-tzale histórica, que incluye al sindicato LAB, a la organización juvenil Ernai y al partido político Sortu;y también la propia alianza más amplia de Sortu con otras fuerzas progresistas como EA, Alternatiba y Aralar. Además, la izquierda abertzale acaba de sugerir en Abian un Bloque Popular Independentista, la dirección de un gran frente político, social, cultural... por la independencia.

Por orden cronológico, la caída de los 333.000 votos que logró Amaiur en las generales de 2011 en la CAV y Navarra a las 218.000 papeletas de 2015 ha supuesto que las asambleas de EH Bildu aceleren la reflexión sobre su situación. En la antesala de los comicios al Parlamento Vasco, 2015 ha sido desfavorable para los intereses de una coalición que reconoce que desde que echó a andar no ha consolidado sus estructuras.


La reflexión de EH Bildu Hasta el momento dos han sido las reflexiones principales. Por un lado, que el factor de pluralidad que encarnó la coalición está amortizado. La capacidad y el objetivo prioritario de atraer a EH Bildu a personalidades independientes concluyó con la dimisión de la que fue candidata a lehendakari Laura Mintegi. Tanto en EH Bildu como en otros ámbitos de debate de la izquierda abertzale asumen la necesidad de atraer a este tipo de perfiles para “ampliar la base” social.

Por otro lado, ligado a esta reflexión, dirigentes como el portavoz de Sortu Pernando Barrena han planteado la opción de que EH Bildu cuente con sus militantes. En otras palabras, que pueda haber personas que, sin estar vinculadas a Sortu, EA, Alternatiba y Aralar, lo estén a la coalición.

El proceso Abian, que implica a los militantes de la izquierda abertzale -entendida esta como Sortu, LAB y Ernai-, también cuestiona el papel de EH Bildu en el camino hacia el Estado Vasco.

Sin ir tan lejos como la voz puntual que en un anexo pide “repensarlo todo. EH Bildu tiene que desaparecer, al menos tal y como está concebida hoy en día, es decir, como una coalición repartida en cuotas de partidos”, la izquierda abertzale califica en el documento central de “aportación decisiva” la que tienen que hacer la alianza en una “propuesta renovada” por la independencia de Euskal Herria.

“Haciendo un análisis de la situación y con todo el respeto, hemos llegado a la siguiente conclusión: esa alianza que es necesario desarrollar como la principal alianza política y electoral independentista tendrá que tomar parte en la oferta renovada, tendrá que dar a conocer su propia formulación”, se pide en el informe central, que ahora debatirán y votarán las asambleas de la izquierda abertzale y que en las semanas posteriores influirá en el diseño definitivo que dictaminará EH Bildu.


Sortu precipita el congreso Estos planteamientos llegarán a la coalición a través de Sortu, que a su vez, habrá adaptado su estrategia a los postulados definitivos de Abian, según anunciaron el viernes Pernando Barrena y Amaia Izko. Lo harán en el próximo congreso extraordinario.

La cita de mayo y junio llegará, leído Abian, más marcada por las críticas de la militancia a la propia organización política y a su dirección, que por los resultados electorales: “En muchas de las aportaciones recibidas se han puesto sobre la mesa diferentes problemas relacionados con el funcionamiento interno y las carencias de la dirección política, de manera cruda y con severas críticas”. El proceso Abian pone en solfa el modelo de militancia 24 horas en una sociedad diferente a la de hace un lustro, subraya la brecha entre las generaciones jóvenes y las más veteranas, y denuncia la verticalidad de Sortu, entre otras cuestiones que adquieren un valor especial en un sector que para sortear los vetos de la Ley de Partidos y los tribunales se homologó por primera vez como un partido al uso, con sus propios afiliados.

Uno de los militantes más destacados es el secretario general de Sortu, que no ha podido ejercer su cargo al encontrarse encarcelado desde octubre de 2009. Arnaldo Otegi saldrá de prisión el 1 de marzo y cuatro días después contará con un ongietorri multitudinario en el Velódromo de Anoeta. El papel del exportavoz de Batasuna en el futuro de la izquierda abertzale no está llamado a ser el de un exrecluso más. Su anterior salida de prisión en agosto de 2008 fue clave para llevar a Batasuna al proceso de reflexión que, fracasadas las conversaciones de Loiola, la desgajó de la estrategia político-militar.

Con disensiones internas y otro proceso de reflexión en marcha, la situación que se topará será, con una coalición como EH Bildu en marcha pero amenazada por Podemos, otra diferente. Sin tiempo, el objetivo de estos debates estratégicos es que la salud del soberanismo de izquierdas presente síntomas de recuperación ya en meses: las elecciones autonómicas serán su primer gran chequeo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902