Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Quosque tandem..!

Falta de estrategia

Por Carlos Etxeberri - Domingo, 14 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 08:21h

Aunque desde algunos sectores no se quiera ver, lo cierto es que entre los empresarios vascos existe cierta preocupación sobre la ausencia de una estrategia a nivel de país para tratar de evitar la pérdida de centros de decisión de empresas instaladas en Euskadi por la entrada en el accionariado de capital externo sujeto a otros intereses que nada tienen que ver con el arraigo en el territorio de las compañías adquiridas y que puede dar lugar a una situación muy delicada a corto plazo en lo que se refiere al desarrollo industrial y tecnológico del país.

Si no hay un control accionarial en las empresas vascas es muy complicado que los centros de decisión se queden aquí con todo lo que ello significa de afección importante en el desarrollo tecnológico de un país eminentemente industrial y del que depende su futuro como es Euskadi.
Sería una gran contradicción destinar recursos tanto públicos como privados en la formación de nuestros jóvenes en aquellas carreras que tienen como salida laboral las industrias vascas, a pesar de que en este momento se puede estar produciendo un problema de falta de oferta ante la demanda de las empresas por el abandono de nuestros estudiantes de las carreras técnicas hacia otras con menor peso industrial, si su puesto de trabajo va a estar en el extranjero por la falta de oportunidades aquí.
El rosario de adquisiciones de empresas guipuzcoanas por parte de inversores extranjeros o fondos de capital riesgo que han tenido como ejemplos más recientes al Grupo Ikor y la empresa Laulagun Bearings en una lista en la que hay compañías tan emblemáticas como Ibermática, Patricio Echeverria o Ubis, provoca de manera automática el recordatorio de la situación por la que está atravesando la acería ACB de Sestao, cuyo cierre ha sido decidido por la dirección de la multinacional Mittal que se halla radicada en Luxemburgo, o la situación de venta en la que están las cuatro plantas de Sidenor en Euskadi por culpa de los problemas financieros que atraviesa el Grupo Gerdau en Brasil, donde está radicada la matriz. Por no hablar de la amenaza que pende sobre Gamesa con la entrada en su capital del gigante alemán Siemens.
Es necesario establecer instrumentos y mecanismos para evitar modificaciones sustanciales en el accionariado de nuestras empresas y retener la propiedad y el control de decisión de nuestras compañías en el territorio mediante la puesta en marcha de un fondo tipo soberano vasco con unos recursos gestionados desde parámetros de rentabilidad que pueda tomar posiciones mayoritarias en aquellas compañías que sean estratégicas para el país.
El problema para la puesta en marcha de este instrumento estratégico para nuestras empresas no está en la ausencia de recursos financieros porque en este momento, a pesar de la inestabilidad y la volatilidad de los mercados que se está produciendo en los últimos tiempos, existe un exceso de liquidez monetaria en el mundo con grandes problemas de colocación, sino en que no se ha sabido entrar dentro de ese sistema financiero ansioso de buscar nuevas rentabilidades a sus recursos para poder dirigir las inversiones en una determinada dirección.
Ese es el gran problema. No haber sido capaces de interesar a fondos de inversión en nuestro tejido productivo desde una toma de posición que no sea no de control y con carácter permanente. De la misma forma que sigue sin entenderse cómo las EPSV vascas disponen de 22.000 millones de euros de recursos propios y nunca se ha planteado la posibilidad de crear un fondo con una parte de esos recursos con destino a inversiones industriales vascas y evitar la toma de posiciones de control por inversores ajenos a los intereses de Euskadi.
No parece que exista un problema de rentabilidad cuando la reducción de los tipos bancarios está obligando a la búsqueda de nuevas fórmulas que nada tienen que ver con las tradicionales y en las que la inversión en empresas industriales puede situarse en ese nivel atractivo y de preferencia, siempre y cuando se parta desde parámetros de gestión eficiente. Una cuestión que se antoja como una gran oportunidad que nos ha dejado la crisis y que, contradictoriamente, esta coincidiendo en estos momentos con la gran volatilidad que están registrando los mercados financieros temerosos de una nueva recesión.
El problema que se plantea es buscar la fórmula adecuada en la que las nuevas estructuras accionariales de las empresas vascas puedan satisfacer al mismo tiempo la necesidad de mantener el centro de decisión en Euskadi con las necesidades que existen para que esas compañías sean competitivas en un mercado global. La solución no es nada fácil, pero la existencia de un instrumento a modo del ICO ayudaría sobremanera a evitar los efectos de esos cambios accionariales y fijar el anclaje de las empresas en el territorio.
El traslado de los centros de decisión de las empresas vascas fuera de Euskadi como consecuencia de las estrategias de inversores o fondos extranjeros tiene como primera consecuencia la disminución de la competitividad del país. En este sentido, el diferencial de competitividad que Euskadi tiene respecto de Madrid empieza a ser preocupante.
El exconsejero de Hacienda y exvicepresidente y consejero delegado de BBVA, Pedro Luis Uriarte, lo tiene claro al constatar la pérdida del peso con respecto a Madrid, no solo porque los centros de decisión de las grandes empresas vascas están allí, sino porque Euskadi ha perdido desde 1981 a 2014 un 1,46% de su peso en el PIB estatal, al pasar del 7,53% al 6,07%. Mientras tanto Madrid, en esos mismos años, ha ganado un 3,91%. Es decir ha pasado del 14,77% que representaba hace 35 años al 18,68% de hace dos ejercicios.
Otro dato importante que avala esta tesis y que ha sido publicado recientemente por el diario Expansión es que mientras en los últimos cuatro años en la CAV se han perdido un total de 176 empresas, es decir el diferencial entre las compañías que se han ido (915) y las nuevas (739) que se han incorporado al tejido productivo vasco, en Madrid el balance es de 1.543 sociedades más, al pasar de las 4.748 a las 6.291.
Uriarte, en la conferencia "Todo lo que te gustaría saber del Concierto Económico y no te lo han contado" que pronunció el pasado miércoles en la abadía de San Telmo de Donostia, en un acto organizado por Alde Zaharreko Kaskarin Elkartea con la colaboración de la entidad museística, fijó cinco razones por las que Madrid ya se ha convertido en una especie de gran aspiradora que lo absorbe todo. En primer lugar, la existencia de una menor presión fiscal sobre las rentas altas, la mayor capacidad para atraer inversión, la máxima concentración de centros de decisión, los mejores empleos y por último, la más potente red de infraestructuras.
Si se analiza el peso de Madrid en términos tributarios se puede decir que la capital española se comporta ya como una especie de paraíso fiscal. El tipo marginal de renta en la CAV es del 49% y en Madrid del 44,5% a lo que hay que sumar que, mientras nuestras Haciendas forales cobran el Impuesto de Patrimonio, en la capital española no existe, ya que está bonificado al 100%. La carga fiscal personal puede llegar al 65% de la renta anual, mientras que en Madrid alcanza el 44%. También hay que destacar el gravamen del Impuesto de Sociedades que en la CAV es del 28% frente al 25% en Madrid.
Esta es la realidad en la que nos toca vivir y a la que hay que poner freno impulsando para ello una estrategia en la que los agentes públicos y privados deben trabajar en comandita en el establecimiento de un instrumento financiero que pueda responder a las demandas de capital de nuestras empresas en su desarrollo corporativo o por la falta de continuidad en la propiedad y evitar, con ello, la pérdida del control accionarial y el traslado de los centros de decisión fuera de Euskadi. Una gran apuesta estratégica que hay que plantearla de manera urgente.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902