Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Esther López jugadora del naturhouse ciudad de logroño

“Me siguen llamando la leyenda;me suena a que me quieren retirar, pero me gusta”

Esther López (Hernani, 29 de noviembre de 1974) acaba de ganar con el Naturhouse Logroño la Copa de la Reina de voleibol, siendo elegida además la mejor jugadora

Néstor Rodríguez - Sábado, 13 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:16h

Esther López recibe el trofeo de mejor jugadora de la Copa.

Galería Noticia

Esther López recibe el trofeo de mejor jugadora de la Copa.

donostia- A sus 41 años, edad en la que inmensa mayoría de los deportistas están retirados, la jugadora guipuzcoana sigue compitiendo y máximo nivel y engordando un palmarés enorme, que cuenta con un total de 23 títulos. Profesional desde hace más de dos décadas, alcanzó la cima de su deporte en 2004, cuando se proclamó campeona de Europa con el Tenerife. Esther López es la superviviente de aquella época dorada del voleibol estatal. “Mi secreto es la ilusión, ningún día me cuesta ir a entrenar”, dice para explicar su longevidad. Y no se pone fecha de caducidad.

¿Lleva la cuenta de los títulos que ha conseguido?

-A ver, creo que son ocho Superligas, ocho Copas, seis Supercopas y una Copa de Europa. En total 23. La verdad es que ya me despisto.

¿Este título copero conseguido el último fin de semana es especial porque además fue elegida mejor jugadora (MVP) del torneo?

-Fue súper emotivo. Fue un fin de semana duro, porque nos costó ganar el título, y para mí ganar la Copa ha sido especial, como cualquier título, así que si le añades que me eligieron mejor jugadora... fue muy emocionante. Pero más que por eso, por los mensajes de cariño que he recibido de amigos, familiares, compañeros que he tenido, entrenadores, aficionados, de clubes por los que he pasado... He recibido tantos mensajes que me he dado cuenta de que mucha gente se ha alegrado más que yo misma.

¿Es la primera vez que le reconocen como la MVP?

-Es que creo que es la primera vez que en España le den el premio de mejor jugadora a una líbero. He recibido premios de mejor líbero o mejor receptora a nivel internacional, pero no de mejor jugadora, porque los MVP suelen recaer en jugadoras de ataque, que quizás dan más espectáculo.

Juega de líbero, una posición en la que no puede rematar.

-Eso es. Tampoco puedo colocar delante de los tres metros. Tengo mis limitaciones por reglamento. De cara a la gente es una posición que pasa más desapercibida que la de una atacante, pero es valorada por tus compañeros, por los entrenadores y por la gente que entiende. Incluso el público también lo aprecia a veces porque en Leganés el pabellón me aplaudió en un par de defensas en el último set porque fueron vistosas. Se valora el trabajo, pero como las líberos no podemos puntuar, es más difícil que se nos reconozca como la mejor jugadora.

¿No echa en falta rematar?

-Hay momentos que sí me dan ganas de atacar, pero ahora tengo mis limitaciones y ya no podría. Tuve mi época de atacante, me lo pasé bien hasta que empezó a llegar gente muy alta y vi que no me daba. Empezaron a probarme de líbero en el Benidorm y tenía condiciones, así que luego ya fiché por el Ávila en esa posición. Y hasta hoy.

Lleva cuatro temporadas imbatida, ya que acumula doce títulos seguidos: la Liga con el Menorca en 2012, triplete con Haro en la temporada 2012-13, otros dos tripletes con Murillo y Logroño los cursos 2013-14 y 2014-15, y Supercopa y Copa con Logroño esta campaña.

-Sí, he tenido suerte de que los equipos en los que he estado eran aspirantes al título y han confiado en mí como jugadora. Han pensado que podía aportar cosas positivas, estoy súper agradecida a todos los clubes por poder ser partícipe de estos títulos.

Es usted un talismán.

-Qué va, son condicionantes para que esto se dé. Son equipos que han querido pelear por títulos y me han dado la oportunidad de jugar en sus filas para poder conseguirlos. Estoy muy agradecida, de verdad. Si siguen contando conmigo es que estoy haciendo bien mi trabajo. Si no me hubieran dado la oportunidad, no tendría ahora estos títulos.

Tras lograr el triplete con el Murillo, el club se trasladó a Logroño.

-Es el mismo club, lo que pasa es que nos cambiamos de sede. Aquí tenemos más facilidades, las instituciones apoyan más y el pabellón y las instalaciones deportivas son mejores, algo que agradecemos las jugadoras porque metemos muchas horas en el pabellón. Es un club semiprofesional, cumplidor, así que estamos contentas.

¿Cuál es la situación general del voleibol en España?

-Hubo en su momento un boom, aunque siempre ha sido un deporte minoritario. Luego llegó la crisis económica y nos hemos tenido que ir adaptando. No nos podemos quejar. Tenemos que ser agradecidas por seguir trabajando en lo que nos gusta.

¿Vive del voleibol?

-Sí, pero en cuanto lo deje tendré que buscarme la vida como todo el mundo. Nuestros contratos son de una temporada, ocho meses, y luego cuatro meses en el paro. Nuestros sueldos son mileuristas.

Ahora serán aún más favoritas para revalidar el título de Liga.

-Sí, llevamos un par de temporadas siendo el equipo a batir y tenemos ese cartel de favoritas, pero hay que saber lidiar con eso. No voy a cada partido confiando en que soy favorita, sino pensando en qué tengo que hacer mejor que el rival para ganar el partido. Por nombre no se consiguen victorias, eso tienes que demostrarlo en la cancha.

¿Le siguen llamando la leyenda?

-Sigo con ese mote. Lo entiendo. Leyenda me suena a que me quieren retirar. Suena a aquella que jugó hace tiempo, como cuando te cuentan una leyenda Allí en el monte vivía no se quién... Hombre, me gusta porque es un reconocimiento y ojalá deje huella cuando acabe mi carrera deportiva. Si me ponen ahora ese mote, igual luego se acuerdan de mí como la leyenda.

En un deporte más mediático, usted sería un mito.

-Seguro. A veces pienso en broma si me habré equivocado de deporte, pero estoy súper contenta, hago lo que me gusta. No me iba a apuntar a voleibol, surgió cuando tenía catorce años y no me arrepiento. Son muchas experiencias con las que he crecido tanto deportiva como personalmente. Todos nos equivocamos, pero de todo se aprende.

Antes de ser campeona de Europa, vivió momentos difíciles como descender por motivos económicos y jugar en Segunda.

-Me he ido adaptando a lo que me salía, ha habido momentos de todo tipo: muy buenos, malos y normalitos. Me sigue apasionando el voley. Ojalá en los próximos años para las jóvenes se recupere el gancho y se recupere el nivel que había en su momento en España.

Cuando jugaba en el Tenerife fue elegida la mejor jugadora de su posición en Europa.

-Sí, dos veces la mejor líbero y una la mejor receptora. Ya ir a Tenerife y compartir vestuario con jugadoras de muchísimo nivel era un sueño para mí, alucinaba cada día. Poder competir a ese nivel altísimo, aprendes de derrotas y victorias y llegar a conseguir la Champions en casa con 5.000 personas en las gradas fue como una culminación a muchos años de trabajo. Me acuerdo que ganamos al Perugia. Fue un sueño hecho realidad.

¿Cuánta gente les va a ver ahora?

-Poquita. No tenemos mucho tirón, la verdad. Es difícil enganchar a la gente, aunque nosotras intentamos facilitar todo esto. Me da pena porque si viniera gente a vernos se acabaría enganchando. Es un deporte vistoso, venir supone un rato para disfrutar y pasarlo bien. Quizás el voleibol en general no se conoce. Tenemos nuestra cuadrilla de seguidores que ya teníamos en Murillo y aquí en Logroño se ha formado otra peña. Estaremos hablando de 150 personas o así. A ver si poco a poco metemos más gente en el pabellón.

En su momento también contó que en Murillo les costaba llevar aficionados, pero en su equipo anterior, Haro, sí iba más gente.

-Sí, en Haro hay mucha afición. Y hay otros campos de la Superliga que se llenan. Pero nosotras somos incapaces, la verdad. Y eso que ganamos. Pero no sabemos de qué manera enganchar a más gente.

¿Tiene algún secreto para estar en tan buena forma con 41 años?

-Es ilusión, mentalidad, hacer lo que te gusta. No hay secreto. Un día el presidente del Logroño me dijo que le encanta lo que hace. Y pensé: Yo igual. Es que yo hago lo que me gusta, nunca me da pereza ir a entrenar. Lo más importante es que te respeten las lesiones y tener ilusión en lo que haces.

En todos estos años no ha tenido percances físicos graves.

-En Murillo tuve una rotura parcial del ligamento posterior de la rodilla, y ahí se ha quedado, pero no me puedo quejar. Se está portando bien, y yo con ella. Nos llevamos bien. Hablo con ella por las noches (se ríe). Le digo: Me tienes que aguantar, venga te pongo un poco de hielo. Tenemos una relación muy buena. Tengo los dolores normales de espalda y rodilla, por el desgaste. Pero en el equipo tenemos un fisio, y aparte intento cuidarme y descansar.

¿Las jugadoras jóvenes la miran con respeto?

-La verdad es que sí. Noto mucho respeto, la gente de mi posición me pide consejos. Con jugadoras de equipos contrarios comentamos cosas, nos escribimos mensajes...

¿Sigue siendo igual de perfeccionista y exigente consigo misma?

-Sí. Hay cosas que no cambian, pero intento que no me afecte tanto el hecho de exigerme tanto. Con más experiencia me tomo las cosas de otra manera. Pero soy de las que se va a cosa comiéndose la cabeza, visualizando jugadas y pensando cómo podía haberlo hecho mejor.

¿Sigue con su idea de ir año año?

-Sí, prefiero no pensar en la temporada que viene. Si me respetan las lesiones y sigo con ilusión y me siguen dando la oportunidad, no tendré ninguna duda de continuar. Pero vivo el día a día. Trato de sacar lo mejor de mí y cuando acabe la temporada ya valoraré si debo seguir o no, y si el equipo quiere o no.

¿Probar en el extranjero sigue siendo una posibilidad?

-Ya lo he descartado. Tuve la oportunidad en su momento, pero las circunstancias personales no eran adecuadas para salir. Es la espina que me queda. Ahora es difícil que un equipo de fuera apueste por una jugadora tan veterana.

¿Y el futuro? ¿Se ve ligada de alguna manera al voleibol?

-Sí que me gustaría seguir vinculada al voley porque me gusta mucho, pero tampoco lo pienso. No lo sé, es que la vida puede dar tantas vueltas... Tuve mi época de entrenar a equipos de base y acabé un poco saturada. Ahora vamos a veces a colegios, también intento echar una mano si me llaman para charlas y así.

las claves

“El MVP está siendo emocionante por las muestras de cariño que he recibido de mucha gente”

“La de líbero es una posición que pasa más desapercibida, pero es muy valorada por compañeras y entrenadores”

“Ahora vivo del voley, pero en cuanto lo deje tendré que buscarme la vida;los sueldos son mileuristas”

“Si me respetan las lesiones y sigo con ilusión y me dan la oportunidad, no tendré ninguna duda en seguir”

“He vivido momentos de todo tipo y me he ido adaptando a lo que salía;me sigue apasionando el voley”

“No hay secreto, solo la ilusión. Hago lo que me gusta y nunca me da pereza ir a entrenar”

trayectoria

Equipos. Toledo, Ciudad Real, Socuéllamos, Vitoria, Burgos, Playas de Benidorm, Caja de Ávila, Tenerife, Ícaro, Palma Volley, Miranda de Ebro, Menorca, Haro, Murillo y Naturhouse Ciudad de Logroño.

Reconocimientos. En 2004 y 2007 fue elegida mejor líbero de Europa, y en 2005, mejor receptora del continente. Designada MVP de la Copa de la Reina celebrada el pasado fin de semana en Leganés. Ha entrado incontables ocasiones en el siete ideal de la jornada tanto en competición liguera como europea.

palmarés

23

Títulos acumula Esther López en sus más de dos décadas de carrera profesional. Además de la Champions que ganó en 2004, tiene ocho Superligas, otras ocho Copas y seis Supercopas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902