Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Aztertuz

Rajoy y las ondas gravitacionales

La imagen, tras lo de Valencia, de la Guardia Civil entrando en la sede del PP de Madrid hace del líder ‘popular’ un cadáver político

Enrique Santarén - Viernes, 12 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:15h

borrar

borrar

Galería Noticia

borrar

Habrá alguien en este país, además del propio líder del PP, que piense que Mariano Rajoy puede aún ser presidente del Gobierno? ¿Puede haber quien crea a estas alturas que puede liderar la regeneración democrática, ética, social y económica que necesitan las Españas “como agua de mayo” -esta vez sí-? Si alguien albergaba la más mínima duda, que, como Dante al entrar al infierno, abandone ya toda esperanza.

Si ya su gestión durante la pasada legislatura le dejaba solo;si su incapacidad para tejer un mínimo acuerdo le difuminaba;si su cobarde renuncia -por dos veces- a presentarse ante el Congreso le inhabilitaba;y si, en fin, los numerosos casos de corrupción en su partido durante los últimos años le convertían en un apestado, los últimos acontecimientos le devuelven a la condición de cadáver político.

Decía, ayer mismo, Rajoy que el escándalo de corrupción en Valencia -con todo el grupo municipal imputado y la exalcaldesa Rita Barberá a un paso- no merma sus posibilidades de ser presidente. Pero no contaba el líder popularcon que Einstein siempre tiene razón y que las ondas gravitacionales que predijo se han demostrado ciertas. Son, según la ciencia, producto de la fusión de dos agujeros negros. Y Rajoy tiene agujeros negros fusionándose como en una orgía cósmica.

La imagen de la Guardia Civil entrando en la sede del PP de Madrid -reino de taifas de Esperanza Aguirre- buscando pruebas de su financiación ilegal el mismo día que el expresidente popular de Baleares Jaume Matas lanzaba su bomba incendiaria contra Urdangarin El Conseguidor, es un boquete insalvable, no solo para Rajoy sino para toda la cúpula del PP. Una formación que después del “Luis, sé fuerte” de Rajoy a Bárcenas debería haberse disuelto por el bien de la decencia democrática.

Pero seguro que el líder gallego dice que eso de la Púnica es el pasado y que a partir de ahora no va a pasar ni una. ¿Que ya lo dijo tras lo de Valencia y Rita Barberá? Bueno, pero era de prueba. Ahora sí que es la buena.

Es tal el deterioro moral que atesora Rajoy que ayer se presentó a la reunión con Albert Rivera con una propuesta de 18 folios -¿cabe mayor indigencia?- con un plan de cinco supuestos pactos de estado. Ninguno contra la corrupción, claro. Para llorar. Las ondas gravitacionales de ese universo podrido que es el PP se han tragado las opciones de Rajoy... O no. Siempre queda la posibilidad de desmentir al ignorante de Einstein.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902