Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
‘LA LEY DEL MERCADO’

Víctimas y cómplices

Brizé retrata con ironía la jungla económica actual

VINCENT LINDON SE PONE EN LA PIEL DE UN DESEMPLEADO QUE, DESPUÉS DE 20 MESES EN EL PARO, ESTÁ DISPUESTO A TODO PARA ENCONTRAR TRABAJO Y SALIR ADELANTE

Un reportaje de Itsaso Urdina - Viernes, 12 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:16h

Vincent Lindon ganó el premio a mejor actor en Cannes por su interpretación de Thierry.

Vincent Lindon ganó el premio a mejor actor en Cannes por su interpretación de Thierry.

Galería Noticia

Vincent Lindon ganó el premio a mejor actor en Cannes por su interpretación de Thierry.

Thierry, un hombre de 51 años, casado y con un hijo minusválido, ha sido despedido de la empresa en la que trabajaba desde hace 25 años. Su fábrica ha trasladado la producción a otro país con mano de obra más barata. Una historia que a menudo leemos o escuchamos en las noticias, tras la que se esconden auténticos dramas.

Después de 20 meses en el paro, inútiles cursillos y entrevistas por Skype, Thierry se ve obligado a aceptar un trabajo como agente de seguridad en un supermercado, con un salario inferior al que tenía. Su empleo consiste en vigilar los pequeños hurtos que se producen en el lugar, con escenas humillantes para los “ladrones”, que son tratados como peligrosos criminales.

En su nuevo trabajo, Thierry se entera de que la empresa, que quiere reducir plantilla, utiliza la televigilancia para acusar a los empleados de pequeñas faltas y despedirlos sin indemnización. Este comportamiento miserable lo enfrenta a un dilema moral: ¿debe aceptarlo todo para evitar el despido?, ¿está dispuesto a ser cómplice de empresarios sin escrúpulos para salvar su vivienda y a su familia de la miseria?

mirada socialLa ley del mercadoretrata con fuerza e ironía el funcionamiento de la jungla económica en estos momentos de crisis: oficinas de empleo que en lugar de encontrar trabajo a los parados los llevan de cursillo en cursillo ofreciéndoles formaciones que no conducen a nada;responsables de recursos “humanos” que son de todo menos humanos;bancos que dan lecciones a quien solicita un pequeño crédito;empresarios que aprovechan la desesperación del desempleo para imponer sus condiciones y que no dudan a la hora de despedir si eso significa incrementar beneficios;y compañeros de trabajo que actúan como delatores con sus iguales.

El director Stéphane Brizé (No estoy hecho para ser amado, Entre adultos, Quelques heures de printemps), que hasta ahora siempre ha hablado de lo íntimo del ser humano, abre la mirada al entorno social para observar la violencia de la sociedad actual. Frente a los grandes superhéroes que abundan en las pantallas, al realizador francés le interesa más el combate de la realidad.

Para el papel de superhéroe de la vida ordinaria, Brizé ha escogido a Vincent Lindon, con el que ya había colaborado en otras dos películas: la citada Quelques heures de printempsy Mademoiselle Chambon. Lindon ha obtenido el Premio a Mejor Actor en el Festival de Cannes con su interpretación sobria y convincente de un hombre corriente.

El resto del reparto de La ley del mercado lo forman actores aficionados, personas que realizan el mismo papel en la vida diaria (guardias de seguridad, banqueras, funcionarios de la Oficina de Empleo o cajeras) y que, a juicio del director, son “capaces de imponer con autoridad absoluta una verdad fuerte y brutal”. Por ejemplo, uno de los antiguos colegas de Thierry en la fábrica cerrada es Xavier Mathieu, exlíder del sindicato CGT, que protagonizó la lucha sindical en el cierre de la planta de Continental en Clairoix.

En su afán de transmitir verdad, Brizé contrató a un director de fotografía de documentales. El joven Eric Dumont ha captado principalmente el punto de vista de Thierry y sus reacciones. Por eso, la cámara se queda con él, aunque no sea la persona que anima la escena. “Filmo como el boxeador que encaja los golpes sin preocuparse demasiado por el que los da”, ha afirmado el realizador.

La película ha sido rodada con un equipo restringido y un presupuesto limitado que ha permitido que actores aficionados y equipo técnico cobren normalmente, mientras que la mayor parte de los salarios del productor, del director y del único actor profesional fueron participaciones en el filme. De esta manera, Brizé ha buscado coherencia en el fondo, la forma y el marco de financiación.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902