Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
la verdad duele

Las miserias del fútbol americano

por juan zapater - Viernes, 12 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:16h

Cartel de la película 'La verdad duele'.

Cartel de la película 'La verdad duele'.

Galería Noticia

Cartel de la película 'La verdad duele'.

Este año, Hollywood, en un claro gesto de regresión y falta de sensibilidad, ha vuelto a sus orígenes de dominio endogámico blanco. Ningún profesional de piel negra podrá aspirar al Oscar. A desconsideración tan lamentable ha respondido buena parte de los profesionales negros diciendo que este año no irán a una fiesta que les ningunea. Entre los muchos y notables actores que podrían haber sido nominados, hay dos muy significativos. Uno, Samuel L. Jackson, alma y fundamento del filme de Tarantino, Los odiosos ocho. El otro, Will Smith, del que cada vez hay más indicios de que, si empezó como ingenioso comediante, alcanza la brillantez cuando se enfrenta a papeles dramáticos.

Su personaje en La verdad duele lo es. Y su interpretación no desaprovecha la ocasión. Smith encarna con templanza la odisea de Bennet Omalu, un neuropatólogo forense de origen nigeriano que puso contra las cuerdas a la Liga de Fútbol Americano. Si Smith aguanta, el conjunto del filme se resquebraja por muchos sitios. Y se rompe por un exceso de retórica, ensimismamiento y morbidez impropias para sostener la denuncia que habita en su interior.

En síntesis, La verdad duele gira en torno a las malas prácticas del fútbol americano que deja a sus mejores jugadores al final de su carrera deportiva en la antesala del tanatorio.

El punto de arranque, reflejado de lo real, empieza cuando en 2002, Mike Webster, un (re)conocido jugador muere en circunstancias extrañas. El análisis de su cerebro desvela a ojos del forense unas lesiones que pronto se descubren semejantes a otros jugadores que acabarán suicidándose. ¿La causa? Los reiterados golpes en la cabeza provocados por la práctica del juego.

A medio camino entre el thriller y la apología espiritual, Landesman reconstruye esa cruzada personal a la que le sobran palabras y le falta emoción. Una inconsistencia que parece denunciar mucho, pero que en realidad solo araña un poco.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902