Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

González González amenaza de nuevo

Preocupación 46 días después de su actuación en el Madrid-Real, el trencilla vuelve a Anoeta

Mikel Recalde - Viernes, 12 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Aritz Elustondo protesta escandalizado uno de los penaltis que pitó González González a favor del Madrid.

Galería Noticia

Aritz Elustondo protesta escandalizado uno de los penaltis que pitó González González a favor del Madrid.

donostia- Cuando la Real parece recuperarse y empieza a sembrar el optimismo, el domingo vuelve a cruzarse una amenaza externa que conlleva un serio peligro de crispar a Anoeta. El Comité de Árbitros, el mismo que ha ninguneado siempre al club txuri-urdin cuando se ha visto perjudicado por los errores de los colegiados, no tuvo problemas para designar a González González para su duelo ante el Granada.

46 días después de protagonizar el arbitraje más escandaloso de la temporada en la visita realista al Bernabéu, el castellanoleonés se cruza otra vez en su camino con la sospecha de que algo extraño le sucede cuando arbitra a los blanquiazules, al no ser normal su reincidencia en errores que les han perjudicado notablemente. Como se acordarán, porque el recuerdo es demasiado reciente, el colegiado tomó seis decisiones importantes y claves en el transcurso de dicho duelo y, casualmente, todas ellas favorecieron al Real Madrid. Imposible no pensar mal cuando en la primera parte no pitó un penalti claro a Jonathas y después se inventó dos penas máximas a favor del conjunto blanco. Tras el descanso, no tuvo problemas para pasar por alto otro derribo de Pepe a Yuri y perdonó la segunda amarilla y consiguiente expulsión a Nacho. En las horas siguientes, la prensa madrileña y la guipuzcoana coincidieron en catalogar como atraco la actuación de González González.

Son muchos los que al analizar al trencilla señalan que su verdadero problema es más de incompetencia que de parcialidad con algunos clubes. Pero en el colectivo arbitral no tienen la misma impresión, ya que la temporada pasada fue el mejor valorado de todos los árbitros en los informes que hacen en cada partido. Además, pese a su calamitosa actuación en el Bernabéu, llamó la atención que a los pocos días fuese el encargado de dirigir el Espanyol-Barcelona de Liga, lo que confirmó que no había sido castigado a la nevera por el comité. Al parecer, la explicación reside en que sus errores fueron de apreciación en lugar de aplicación del reglamento

El verdadero motivo que soliviantó a la parroquia txuri-urdin es que no era la primera vez que se equivocaba de forma nítida en contra de su equipo. Dada la importancia de la cita, el episodio más doloroso sucedió en la ida de las semifinales de la Copa en Barcelona. El 5 de febrero los realistas estaban aguantando bien al conjunto culé hasta que cerca del descanso Vela se plantó solo ante Pinto y Mascherano impidió su disparo al agarrarle del brazo de forma notoria. Era penalti y roja para el argentino, con más de un tiempo por delante y un partido de vuelta en Anoeta, pero el castellano prefirió mirar a otro lado. En la jugada siguiente, anotó Busquets y expulsó a Iñigo Martínez por mandarle “a tomar por culo”. El problema es que el goleador local le había dicho la misma expresión antes y en esa ocasión optó por hacerse el sordo.

Pero su perjuicio a los realistas se remonta a Segunda. El primer incidente desagradable con este colegiado se vivió en un derbi ante el Eibar en Anoeta. El 9 de noviembre de 2008 el meta armero Zigor fue a despejar un balón y golpeó de lleno en la pierna de Díaz de Cerio, al que le fracturó la tibia y el peroné sin que señalara ni falta. El punta ya nunca pudo volver a ser el que era. El duelo acabó en escándalo, ya que una botella lanzada desde la grada impactó en la cara del técnico realista Lillo y, mientras seguía en el suelo, el árbitro abandonó el campo sin pitar la finalización del mismo. Solo un mes después, en un choque disputado en Albacete, perdonó la roja a Diego Costa por una entrada criminal a Xabi Castillo. El conjunto local acabó ganando con un gol del brasileño en una falta inexistente. Por último, el 30 de enero de 2012, Zurutuza, que acababa de marcar dos goles, vio cómo el sportinguista Gregory le reventaba la nariz al ir en plan kamikaze a un balón aéreo dividido. Una vez más no indicó ni falta y la carrera del de Rochefort quedó marcada para siempre.

Esperemos que esta vez tenga más suerte y pase inadvertido. Aunque no lo va a tener fácil, porque Anoeta ni perdona ni olvida...


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902