Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Maialen Chourraut piragüista

“Quiero subir al podio de Río y cuanto más arriba, mejor”

Maialen Chourraut aumentó en 2015 su brillante palmarés, que desea incrementar aún más en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro durante este verano

Una entrevista de Nagore Marcos - Viernes, 12 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Maialen Chourraut, que acaba de cumplir 33 años, ocupa en la actualidad el tercer puesto del ranking mundial.

Maialen Chourraut.

Galería Noticia

Maialen Chourraut, que acaba de cumplir 33 años, ocupa en la actualidad el tercer puesto del ranking mundial.

donostia- Maialen Chourraut (Lasarte-Oria, 1983) tiene claro cuál es su objetivo esta temporada: “Ir a por el oro de los Juegos de Río”;y aunque todavía no tiene asegurado su billete para Brasil -en marzo se la juega en una preselección contra tres fuertes rivales- su palmarés la convierte en la favorita de todas las apuestas. Bronce en la pasada cita olímpica de Londres, la palista guipuzcoana decidió parar su ritmo de competición para tener a Ane, su hija. Una niña que cambió su forma de tomarse la vida, pero no sus éxitos deportivos porque, el año pasado, cuando retomó los torneos de alto nivel, Chourraut volvió a ser la mejor en el agua. Campeona de Europa y estatal, fue medalla de plata en dos pruebas del Mundo y se subió al último escalón del podio en test preolímpico. Así, la piragüista logró auparse al tercer puesto del ranking mundial, en el que espera seguir trepando con un buen papel en Brasil.

El pasado 2015 fue un buen año para usted, ¿esperaba tanto éxito?

-La temporada ha sido excepcional, comencé muy bien, con ganas, y gracias a eso estoy tercera en el ranking mundial. Tengo una navegación muy sólida y la experiencia de muchos años atrás, así que espero que en 2016 me respeten las lesiones y llegar a Río en la mejor forma posible.

Con los Juegos Olímpicos de Brasil en el horizonte, ¿cómo se plantea esta nueva temporada?

-Con los Juegos como el objetivo principal y prioritario. Es la competición que realmente cuenta y un poco el global de estos cuatro años. La plaza todavía no es mía, tengo que hacer una preselección en marzo, de dos fines de semana, y es donde tendré que ganarme la plaza. La lucha estará entre cuatro chicas: Marta Martínez, Irati Goikoetxea, Nuria Vilarrubla y yo. Las conozco muy bien, entrenamos juntas a diario, y será complicado.

¿Tan solo es una plaza?

-Sí, solo una plaza por cada uno de los países clasificados. Nosotros conseguimos el billete en el Mundial de Londres, donde fui quinta, pero ahora lo que toca es ponerle nombre a esa plaza.

Si los Juegos son el punto culminante de estos cuatro años, ¿no clasificarse sería entonces una decepción?

-Una gran decepción, sí. No clasificarme para la cita olímpica de Río es algo que no entra en mi mente, es decir, siempre está la posibilidad de fallar, pero me tengo que clasificar sí o sí. Es el objetivo.

¿Se siente con opciones?

-La cuestión es que tengo unas bonificaciones por los resultados que he ido sacando este año y el 90% de las bajadas que vamos a hacer en la competición las suelo ganar yo, así que estadísticamente tengo muchas posibilidades de ganar, pero en este deporte nunca se sabe. El slalom es una disciplina en la que se falla mucho, por lo que solo cabe entrenar y esperar estar bien esos dos fines de semana.

Pero si tiene bonificaciones, parte con ventaja.

-Sí que juego con cierta ventaja, pero es mínima. No te puedes confiar. A lo largo de la temporada se pueden conseguir cinco bonificaciones y yo las conseguí todas.

Eso es mucha ventaja.

-Sin embargo, el reglamento establece que tan solo cuentan un máximo de tres, así que Marta tiene las otras dos. Creo que este es un reglamento más hecho para las demás que para mí, pero hacer una preselección me puede venir bien para estar más fuerte. Habrá mucha presión y tensión, que son cosas muy difíciles de entrenar fuera de competición, por lo que cuanto más compita mucho mejor de cara a los Juegos.

En el pasado test preolímpico que se hizo en el recorrido oficial fue tercera. ¿Qué sensaciones le quedaron?

-De todo tipo, me costó un poco remar en el canal de allí, pero lo bueno es que nos costó a todos. No es un canal difícil, es un canal donde el agua no tiene mucha fuerza, pero tiene muchos movimientos que dificultan que la piragua corra. Además, competí con una pala nueva, que había entrenado con ella solo cuatro días antes y no la conocía bien. Entonces, haber sido rápida y estar entre las mejores fue muy buena noticia.

¿Se ajusta el recorrido a sus características?

-No lo sé, la verdad es que no me daba muy buenas sensaciones, pero me puede ir bien. Quién sabe.

Tras la medalla de bronce lograda en Londres, ¿tiene que subir al podio de Río sí o sí?

-Entreno para eso, para luchar por ese sueño. Quiero subir y deseo subir al podio, y cuanto más arriba mejor.

De hecho, ya afirmó en otras ocasiones que su objetivo es el oro olímpico. Ahora que se acerca la cita, ¿sigue pensando lo mismo?

-Sigo pensando lo mismo. Entreno mucho visualizando el momento de la final. Tengo que hacer una final rápida así que entreno para ser rápida. Muy rápida. Tengo mucha ilusión, pero soy muy consiente de que, al igual que puede salir, también puede no salir. Soy consciente de que hay más chicas preparándose concienzudamente también para lo mismo. Pero yo me centro en mí. Entonces, me gustaría estar en la pelea y ganar en ella.

Muchas de sus rivales en Río la citan como una de las favoritas.

-¿Una de las favoritas? Puede que lo sea, pero somos muchas. Este es un deporte en el que no aspiramos a medalla solo tres, sino que aspiramos 15. Ya tengo 32 años, llegaré a Río con 33 y llevo desde los 17 compitiendo a alto nivel, por lo que espero llegar en muy buena forma y que hasta allí me respeten las lesiones. Es más, espero que todo vaya encaminado como hasta ahora. Y allí quiero saber rendir, saber estar, saber competir, porque los Juegos son una competición muy diferente. Tengo la suerte de que ya sé lo que es, sorpresa no me causará demasiada, por lo que iré a por todas.

No oculta que el nacimiento de su hija Ane ha cambiado su forma de ver las cosas. ¿Lo nota en el agua?

-Sigo siendo la misma, es decir, mi vida sigue siendo más o menos igual, pero sí es cierto que si antes pensaba siempre en piragüismo, ahora no. Ahora está Ane y el piragüismo. De hecho, ayer por la mañana, Ane estaba enferma y he pasado todo lo importante que tenía que hacer a la mañana para la tarde. Es más, por la mañana ni he entrenado así que por la tarde me ha tocado sufrir en el agua. Pero mi hija estaba mala y me daba mucha pena no estar con ella.

¿Compagina bien su profesión con la vida personal?

-La compagino, pero a base de mucho esfuerzo. Desde el principio he querido estar con mi hija y hago todo lo posible para estar cada día con ella. Y cada día es cada día. Me la llevo a todos los sitios y, en vez de llevarla a una guardería, tengo contratada a una cuidadora. Así, por ejemplo, en su primer año siempre estaban en el canal mientras yo competía y, sin ir más lejos, esta tarde han estado en el gimnasio conmigo.

¿Y su futuro? ¿Su hija ha cambiado sus planes?

-No es que tenga planes más allá de los Juegos de Río, porque nunca se sabe;pero si miro al futuro, es cierto que vienen cuatro años deportivamente bonitos y no me gustaría perdérmelos.

¿Qué tiene en mente?

-Pues en 2017 es el Mundial y se celebra en Pau, que es mi segundo lugar de entrenamiento, por así decirlo, porque está entre Donostia y La Seu d’Urgell. Es decir, está entre mis dos casas y, además, es Francia, que siempre organiza este tipo de competiciones de manera extraordinaria. Allí hay mucha afición y mucha cultura deportiva. El piragüismo mueve a mucha gente y me gustaría estar allí. Luego, en 2019, el Mundial será en La Seu, que es donde entreno y vivo en estos momentos y, claro, perderme una cita mundialista en casa me daría mucha pena.

Y ya se planta en año preolímpico...

-Claro, quiero estar en el Mundial de 2019 y ya, si te paras a pensarlo bien, te plantas en los Juegos de Tokio así que, si me encuentro bien, ¿por qué no?

Así que tenemos a la Maialen palista para rato. Todavía Ane no puede con la piragua.

-No lo sé con certeza, pero si miro al futuro lo que veo es un ciclo deportivo muy bonito.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902