Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

Los padres reclaman la gestión directa de comedores escolares

Los partidos piden responsabilidades por el cártel de las empresas de catering

Beatriz Sotillo - Jueves, 11 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:14h

La Confederación de Padres y Madres de la Escuela Pública Vasca quiere que se cambie la normativa sobre comedores.

El plan de alimentación saludable de Gobierno vasco incidirá en los comedores escolares.

Galería Noticia

La Confederación de Padres y Madres de la Escuela Pública Vasca quiere que se cambie la normativa sobre comedores.

donostia- La resolución de la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) que detecta un mal funcionamiento del sistema de contratación de las empresas que prestan servicio a los comedores escolares de Euskadi ha dado pie a la Confederación de Padres y Madres de la Escuela Pública Vasca, Ehige, para reclamar que se permita la gestión directa de los comedores por parte de los centros escolares. Además de Ehige, diversos partidos políticos se pronunciaron ayer sobre la multa impuesta por la AVC a ocho empresas de catering por pactar precios y repartirse el mercado y exigieron más información sobre estas prácticas.

La portavoz de Ehige, Lourdes Imaz, aseguró ayer que el hecho de que las empresas que suministran menús a los centros públicos hayan pactado precios “sí ha afectado al bolsillo de las familias” usuarias. En su opinión, la situación de “monopolio” que ha desembocado en una multa de 18 millones de euros a ocho empresas se ha prolongado durante al menos diez años con el “beneplácito de la Administración”, a la que acusó de “no haber establecido controles para evitarlo”.

Según Imaz, estas multas dejan en evidencia que el Gobierno Vasco debe revisar la normativa que establece que los comedores escolares deben gestionarse a través de empresas de catering. La portavoz de Ehige consideró que esta regulación debe flexibilizarse para que estos servicios puedan ser prestados con otro tipo de gestión, como la local o la directa desde los propios colegios.

Imaz consideró que, a pesar del nuevo sistema de licitación puesto en marcha por el departamento de Educación, las empresas adjudicatarias del servicio son las mismas que lo prestaban con anterioridad, algunas de ellas multadas ahora por la AVC. Por ese motivo Ehige está analizando la situación por si es susceptible de ser denunciada. La portavoz indicó también que la Confederación va a estar vigilante para comprobar si el ahorro de 7 millones de euros en la contratación de estas empresas repercute en el servicio que se presta en los comedores escolares de los centros públicos.

Responsabilidad políticaPor lo que respecta al ámbito político, la mayor parte de los partidos considera que los sucesivos gobiernos vascos han tenido responsabilidad al “permitir” que hubiera restricciones a la competencia y sobrecostes a la hora de adjudicar el servicio de comedores a las empresas sancionadas. Tras acusar al Gobierno Vasco de “haber permitido, de alguna forma, el fraude” de los comedores escolares, los parlamentarios de EH Bildu Iñaki Lazarobaster y Belén Arrondo anunciaron ayer que la coalición volverá a buscar el apoyo del Parlamento Vasco para cambiar la orden que impide prescindir de las empresas de catering, ya que actualmente “es obligatorio” que participen en la gestión de los comedores escolares. Esta propuesta coincide con la formulada por Ehige, que también plantea el consumo preferente por los alumnos de productos ecológicos, de temporada, de proximidad y de comercio justo.

También Ezker Anitza-IU exigió al Gobierno Vasco que recupere la gestión directa de los comedores escolares como forma de evitar el “sobrecoste” que conlleva la subcontratación del servicio.

Otro argumento común entre los partidos políticos tras la resolución de la Autoridad Vasca de la Competencia consiste en plantear una posible reclamación de daños y de las cantidades económicas cobradas de más por las empresas adjudicatarias de comedores entre los años 2004 y 2014. Así el PSE señaló ayer que aunque, tal y como asegura el departamento de Educación, la actuación de las empresas sancionadas no ha producido “perjuicios” para las familias porque el precio del comedor se fijaba con independencia de la adjudicación, “sí se habría producido un daño para la Administración”, por lo que el Ejecutivo debe “tomar las medidas que considere adecuadas para defender los intereses públicos”.

En opinión del parlamentario del PP Iñaki Oyarzábal, la multa de la AVC ha destapado “un claro caso de corrupción económica y política” que se ha llevado a cabo “con la connivencia necesaria del Gobierno Vasco”. “Es el caso de corrupción más gordo en las contrataciones públicas en Euskadi de los últimos veinte años. Estamos convencidos de que va mas allá de una mala práctica empresarial. Estamos hablando de una estafa al erario público con responsabilidades del Gobierno Vasco”, aseguró. Oyarzábal anunció que va a pedir la comparecencia parlamentaria urgente de la consejera de Educación, Cristina Uriarte, y preguntará en un Pleno de control al lehendakari, Iñigo Urkullu, por las medidas a adoptar. El PP también está analizando la posibilidad de pedir la creación de una comisión de investigación en el Parlamento Vasco.

Por su parte, el parlamentario de UPyD Gorka Maneiro consideró “muy grave” que los distintos ejecutivos autonómicos “hayan permitido la existencia de un cártel desde hace más de una década” y que, a su juicio, “hayan hecho oídos sordos” a las denuncias de empresas del sector que no conseguían entrar en los concursos públicos. Consideró “inconcebible” que la consejera de Educación niegue perjuicios para las familias, “a no ser que quiera decir que iba a cobrarles lo mismo aunque hubiera conseguido precios mucho más reducidos”. Maneiro reclamó al Gobierno Vasco que estudie la posible existencia de responsabilidades públicas y que explique qué medidas va a tomar.

La sanción

18 millones. El martes la Autoridad Vasca de la Competencia anunció que ha impuesto una multa de 18 millones de euros a ocho empresas adjudicatarias del servicio de comedor en los colegios públicos vascos por actuar de manera concertada e impedir la libre competencia, incrementado los costes.

Propuestas

Ehige propone un cambio en la normativa que facilite la gestión directa de los comedores escolares por parte de los colegios para acabar con la actual situación de “monopolio”.

La mayoría de los partidos políticos vascos han reclamado una investigación en profundidad del sistema de adjudicación del servicio de comedores para determinar si hubo responsabilidad de la Administración.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902