Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

El río más ecológico

El urumea es el único de la cuenca cantábrica que cumple con la directiva marco del agua, mientras que el resto presenta un estado entre deficiente y moderado

Un reportaje de A.U. Soto. Fotografía Gorka Estrada - Jueves, 11 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Desembocadura del Urumea en Donostia.

Desembocadura del Urumea en Donostia.

Galería Noticia

Desembocadura del Urumea en Donostia.

La calidad del agua de los ríos guipuzcoanos tiene un gran margen de mejora, salvo el Urumea, que es la única cuenca cantábrica que cumple con todos los requerimientos de la Directiva Marco del Agua (DMA) y su estado ecológico es bueno. El resto de ríos del territorio, aunque han mejorado en los últimos años, todavía presentan tramos con una situación más bien moderada o deficiente. Así lo refleja un estudio elaborado por la Agencia Vasca del Agua (URA) que analiza la calidad fisico-química de todas las masas de agua de Euskadi desde 2010 hasta 2014, así como la presencia de productos químicos y el hábitat.

El estudio clasifica el estado ecológico de los ríos en cinco situaciones. La muy buena, que no cumple ninguna cuenca, supone que el agua o bien no presenta alteraciones o son muy escasas. Cuando hay bajos valores de distorsión se clasifica como bueno, como sería el caso del Urumea, que cumple con los requerimientos de las directivas del agua. A partir de ahí, la escala prosigue con estado moderado: desviación moderada pero ya no cumple la directiva;deficiente: alteraciones importantes;y malo, alteraciones graves.

La cuenca más extensa de Gipuzkoa, la del Oria, tiene un estado ecológico “correcto hasta la desembocadura del Amezketa o Amabirjina”. Poco antes de Tolosa y hasta el estuario, el estado ecológico desciende a deficiente, mientras que en la desembocadura presenta un estado moderado.

De todas maneras, cabe esperanza para esta cuenca, porque si la situación no es “la óptima y no se cumplen los objetivos de la DMA”, el estudio señala que es porque se parte de una situación “inicial de gravísima con contaminación urbana e industrial debido al sector papelero”.

El peor, el río Ego

Respecto a las cuencas del Deba y del Urola, las más occidentales de Gipuzkoa, la situación tampoco es la deseable.

En el Deba, advierte el informe, todavía subsisten problemas. “Desde las primeras localidades cerca de la cabecera hasta la desembocadura, incluyendo el estuario, su estado ecológico no alcanza el bueno y, salvo una masa que tiene estado deficiente, el resto presenta un estado moderado”.

Entre Tolosa y Usurbil, el Oria presenta una mala calidad del agua, que mejora en el estuario y en la cabecera del río

Destaca, de hecho, que afluentes como el Antzuola, Ubera, Oñati y Aramaio no tienen un buen estado y, sobre todo el Ego, que pasa por Eibar, es “una de las pocas masas de agua de la CAV con estado ecológico malo, el peor posible”. Además, señala que la capacidad de recuperación de los sistemas acuáticos en el río Deba está muy limitada por las modificaciones realizadas para prevenir inundaciones. Aun así, la puesta en marcha de infraestructuras como la depuradora de Epele ha hecho que se haya recuperado, por ejemplo, la evolución de los indicadores de invertebrados, pero no de otros biológicos.

En cuanto al Urola, en su tramo situado aguas abajo entre Legazpi, Zumarraga y Urretxu, tiene un estado “deficiente, pese a que la depuradora está en explotación”. Sin embargo, entre Azkoitia y Aizarnazabal la situación mejora, pero “vuelve a empeorar al final, incluyendo el estuario, con un estado que oscila entre deficiente y moderado”.

Bidasoa, deficiente

De oeste a este, la calidad de los ríos de la parte nororiental de Gipuzkoa empeora.

El Urumea presenta un buen estado en todas las masas de agua superficial, de hecho, es la única cuenca cantábrica en la que se cumplen los requerimientos de la DMA. El estudio destaca la evolución positiva que ha sufrido esta cuenca en la que “se producían graves alteraciones del estado por efecto de los vertidos urbanos e industriales de la aglomeración urbana de la zona”.

En cambio, en el Oiartzun, aun habiendo mejorado por los esfuerzos en saneamiento y el descenso de los vertidos industriales, su calidad es moderada, aunque se encuentra muy cerca de conseguir una situación óptima.

En peor situación se halla el Bidasoa. Salvo el tramo fluvial que se encuentra en un buen estado porque no sufre una presión muy fuerte, la regata Jaizubia, sin embargo, presenta un estado deficiente, ya que hasta fechas reciente recibía importantes vertidos, sin que todavía se haya recuperado satisfactoriamente.

Tampoco el estuario está en mejor situación a su paso por Hondarribia, Irun y Hendaia, “lo que parece indicar que todavía sufre presiones significativas, tanto vertidos (en la vertiente francesa esencialmente) como obras que afectan al hábitat”, concluye el informe.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902