Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La nueva escollera supera el primer examen importante

Su efecto se notó en el paseo de Salamanca y las calles Soraluze y Aldamar, donde el agua casi no causó daños

Miércoles, 10 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:14h

donostia- El temporal de la madrugada de ayer sirvió para evaluar el efecto de la nueva escollera, una barrera de ingeniería muy demandada por los vecinos de la Parte Vieja, que ayer comprobaron que, gracias a su efecto, los daños del embate del mar fueron bastante menores que en ocasiones anteriores.

Así, establecimientos, bajos y viviendas del paseo de Salamanca y de las calles Aldamar y Soraluze, apenas amanecieron con daños, algo que también tuvo su efecto en otras calles como San Bizente o la propia 31 de Agosto, fuertemente golpeadas por el temporal de febrero de 2014. Por el contrario, el agua entró con fuerza por la Sociedad Fotográfica y la plaza Zuloaga, causando algunos desperfectos en la fachada del museo de San Telmo, así como en el garaje subterráneo, que quedó inundado. Afortunadamente, los vehículos habían sido retirados del lugar durante la tarde anterior.

A media mañana, 31 de Agosto permanecía todavía dormida, con numerosos establecimientos cerrados. Las huellas de la arena seguían en el pavimento, aunque los efectos del agua fueron menores. “El agua ha llegado justo hasta el escalón, pero no ha entrado”, celebraba Josean Arriluzea, de la tienda Michaels. Tras poner en alto “todo lo que se podía” y pasar la noche “en tensión”, la tienda amanecía libre de agua y barro. “No sabemos si es por la escollera, pero sí que ha entrado menos que otras veces. El garaje de San Telmo también hace mucho. Todos los litros que se quedan ahí son agua que no baja por aquí”, apuntaba.

En el bar La Viña sí que había entrado “algo de agua”, aunque justo en la zona del baño, sin causar daños materiales “de momento”. “El problema es que el salitre es corrosivo. Lo mismo empiezan a fallar todos los motores en unos días”, se preocupaba Matilde Busnadiego. “Desde luego si el temporal ha sido del nivel del anterior -el de 2014- la escollera funciona”, celebraba esta mujer. En La Viña, camareros y clientes no perdían el humor. “¡Qué buenas están estas anchoas!”, exclamaba uno de los clientes a lo que desde la barra respondían: “Son las que nos ha traído el mar”.

Con menos humor estaban en Fiori, donde el sótano volvía a anegarse, aunque “menos” que en 2014. Parece que la escollera superó ayer su primer examen importante. - I. Astarloa


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902