Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Los marcapasos sin cables más pequeños del mundo llegan a los hospitales vascos

Basurto y Txagorritxu ya han implantado estos dispositivos que no precisan incisiones quirúrgicas en el pecho

Concha Lago - Martes, 9 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Un marcapasos habitual, a la izquierda, va debajo de la clavícula y desde ahí con un cable se meten impulsos eléctricos al corazón. A la derecha, el nuevo dispositivo.

Galería Noticia

Un marcapasos habitual, a la izquierda, va debajo de la clavícula y desde ahí con un cable se meten impulsos eléctricos al corazón. A la derecha, el nuevo dispositivo.

donostia- Hospitales vascos como Txagorritxu (Vitoria) o Basurto (Bilbao) han comenzado a implantar los marcapasos sin cables más pequeños del mundo. Estos modernos dispositivos evitan la herida, los cables y la batería bajo la piel que normalmente conllevan los marcapasos tradicionales. El aparato es diez veces más pequeño que un marcapasos convencional y es colocado directamente en el corazón del paciente mediante un catéter insertado a través de la vena femoral. Según el cardiólogo José Ormaetxe, que a finales del pasado mes de enero llevó a cabo la primera operación de este tipo realizada en el hospital de Basurto, “las ventajas son que no tiene cable y no causa herida ya que los principales problemas vienen de que se estropee el cable o se infecte la herida, y con esto te ahorras estas complicaciones”. Para Ormaetxe, este sistema “es un gran avance”. “Es un primer paso porque marca el futuro de estos dispositivos”, resalta.

Los marcapasos convencionales constan de dos partes: una batería, debajo de la piel en el tórax y un cable que, a través de la vena, llega al corazón. La novedad que permite este nuevo sistema es que, al ser tan pequeño y al implantarse dentro del corazón, se elimina completamente la parte subcutánea, por lo que no hay ningún signo externo de que el paciente lleva un marcapasos.

El especialista del Hospital de Basurto aclara, sin embargo, que “los marcapasos actuales llegan a ser muy sofisticados y la realidad es que estos sustituyen al marcapasos más sencillo, al que tiene un solo cable. “Eso significa que hoy por hoy no sirven para todos los pacientes. Actualmente, se pueden beneficiar de estos dispositivos pacientes muy seleccionados pero abre la puerta a futuros avances en este campo”, subraya el cardiólogo.

Estos aparatos se colocan directamente en el interior del corazón para producir impulsos eléctricos con el objeto de estimularlo y tratar así la insuficiencia cardiaca que disminuye la capacidad de contracción de este órgano que no es capaz de bombear la sangre necesaria para satisfacer las necesidades del organismo. Una patología asociada al envejecimiento, por lo que su incidencia aumenta en los rangos de población de más edad.

una cápsulaLos nuevos marcapasos son del tamaño de una cápsula de medicamento -miden solo 24 mm, el equivalente al tamaño de una moneda de un euro-. “Asemeja a una pequeña bala. La diferencia con el modelo tradicional es que se pone por la vena femoral, se lleva un catéter hasta el corazón y ahí se engancha y se saca el catéter”, detalla José Ormaetxe. Así queda enganchado a la pared del ventrículo derecho y proporciona señales de estimulación a través de la punta del electrodo, y puede recolocarse si es necesario.

El dispositivo, conocido como Micra, no requiere de incisiones quirúrgicas en el pecho ni la creación de ningún bolsillo debajo de la piel. “Solo queda un pequeño puntito en la femoral que se cierra y ya está. Hace un par de años otra casa comercial sacó algo parecido pero era más grande. Este, sin embargo, es el más pequeño del mercado”, puntualiza Ormaetxe. Además este método agiliza mucho todo el procedimiento y solo necesita anestesia local.

Aunque apenas pese dos gramos, incorpora una batería que dura entre diez y doce años. “En un marcapasos convencional se cambia la pila cuando se agota pero aquí no porque todavía no se puede explantar. Cuando se acaba la pila, se apaga y hay que ponerle otro. Y parece que de momento se pueden poner hasta tres”, señala Ormaetxe, poniendo de manifiesto que normalmente los pacientes que se operan tienen ya una cierta edad.

Cabe destacar que, según los últimos datos publicados, referentes a 2013, en España se implantaron 36.042 marcapasos, lo que equivale a 781 por millón de habitantes. Esta cifra es similar o algo inferior a las de otros países del entorno. Sin embargo, durante 2014, el número de marcapasos implantados se incrementó hasta alcanzar los 37.501 aparatos. La media de edad de los pacientes que reciben estos dispositivos ronda los 77 años.

Miniatura

24

Con una medida de 24 mm, similar al tamaño de un euro, el moderno dispositivo llamado Micra es el marcapasos más pequeño del mundo ya que se ha miniaturizado en una pequeña cápsula.

Características

Micra

Peso 2 gramos

Batería 10 años

en corto


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902