Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Carmena pide perdón pero juzga rigurosa la prisión de los titiriteros

En su recurso ante el juez, los actores alegan que avisaron a los padres de las escenas violentas

Igor Santamaría - Martes, 9 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Manuela Carmena, ayer en su comparecencia.

Manuela Carmena, ayer en su comparecencia. (EFE)

Galería Noticia

Manuela Carmena, ayer en su comparecencia.

dOnostia- Manuela Carmena no escurrió el bulto y mostró su pesar por “haber enturbiado” las fiestas del Carnaval con el “lamentosísimo episodio de los títeres”. Con rictus de preocupación pidió perdón a los padres por el “inaceptable, inadecuado y deleznable” espectáculo en el que el pasado viernes dos actores exhibieron una pancarta con el mensaje Gora Alka ETA dentro de su representación y que les condujo a su ingreso en prisión por enaltecimiento del terrorismo aunque ambos han recurrido ante la Audiencia Nacional (AN) una decisión para muchos “exagerada” y que, para otros, partidos constitucionalistas y colectivos de víctimas del terrorismo, ha servido para recuperar un discurso poco acorde con este nuevo tiempo donde parece ir reculando el argumento del “todo es ETA” en las últimas resoluciones judiciales.

“El director artístico -Ramón Ferrer, ya destituido- dice que nunca supo del contenido, pero lo cierto es que lo debió conocer”, sostuvo la alcaldesa, que ha abierto “una profunda investigación para indagar en la responsabilidad de la concejalía de Cultura y del distrito de Tetuán por no hacer una labor para saber exactamente el contenido” de la obra. Carmena evitó adelantar si prescindirá de la concejal de Cultura, Celia Mayer, después de que todos los grupos políticos reclamaran la destitución de la edil;y reflejó además la “incomprensión social”, en su opinión comprensible, por la “dureza” de las medidas judiciales tomadas contra los titiriteros, “de una gravedad que sorprende”.

La alcaldesa -que no ha tardado en recibir nuevos palos por parte de la oposición, sobre todo de un PP que no olvida la pérdida del poder en el Ayuntamiento de Madrid- situó la obra en el marco del Carnaval, un periodo de sátira y “de rotura de los márgenes de la libertad de expresión”, motivo por el cual dice comprender a aquellos que defienden a los titiriteros, entre ellos Pablo Iglesias y Ada Colau. Mensajes en redes sociales aluden, por ejemplo, a la película 8 apellidos vascos y al momento en que el personaje que encarna el actor Dani Rovira quema un contenedor loando a la organización. “Nos movemos en el marco de la ficción y, aunque la obra sea absolutamente inadecuada para los niños, en el marco de una sociedad adulta, que un personaje de ficción diga esas cosas, forma parte del derecho de expresión”, señaló Carmena, lamentando que “todo lo que hace este Ayuntamiento se mira con una capacidad crítica muy intensa, y de ahí las consecuencias”. Ella, jueza de profesión que estuvo amenazada por ETA, recordó que el Consistorio fue el primero que denunció el contenido de la obra. La Asociación de Víctimas del Terrorismo y Dignidad y Justicia aprovecharon para presentar una querella contra Carmena, Mayer, los dos titiriteros y el director artístico.

Los abogados de los titiriteros cursaron un recurso donde rechazan los delitos imputados por la fiscalía alegando que no responde “a las reglas de la lógica” deducir que se está apoyando a una banda terrorista a raíz de la escena en la que se muestra el cartel, resaltando la “importancia del contexto” en el que se expuso dicho rótulo. El escrito recuerda que numerosas creaciones artísticas incluyen escenas violentas, como el libro Crimen y castigo, de Dostoyevsky, y la “prosaica” serie de películas de Rambo. Los letrados hacen hincapié en que los dos imputados negaron “en todo momento” que la obra se dirigiera a un público infantil o que hayan ocultado ese extremo a la empresa encargada de la programación. Es más, añaden que los dos titiriteros informaron al público, antes de que empezara la representación, de que ésta contenía “escenas violentas”. “Por si entendían [que el contenido] era inadecuado para sus hijos”, reza el comunicado.apoyo de eskenaPor otra parte, la junta directiva de Eskena (Empresas de Producción Escénica Asociadas de Euskadi) expresó ayer su “solidaridad” con los dos titiriteros, al tiempo que exigió su “inmediata puesta en libertad”. El colectivo señaló que el ingreso en prisión de ambos es “de una gravedad alarmante, que pone en riesgo el desarrollo de nuestra profesión”. A juicio de Eskena, la sátira política es un instrumento de larga tradición y “una herramienta pacífica y totalmente legítima en un Estado democrático”. La asociación entiende que el espectáculo escenificado por Títeres desde Abajo está destinado a un público adulto, pero ese “error” no justifica la medidas adoptadas por el juez.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902