Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
espectacular

La comprensión se gana con partidos así

La Real da un salto en la tabla al endosar una manita al Espanyol y acreditar que es capaz de ofrecer el nivel que se le presumía

mikel recalde - Martes, 9 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Oyarzabal celebra su gol, el primero que logra con la Real, anoche en el partido contra el Espanyol en Cornellá

(efe)

Galería Noticia

Oyarzabal celebra su gol, el primero que logra con la Real, anoche en el partido contra el Espanyol en Cornellá

La Real arrasó en Cornellà-El Prat a un Espanyol a la deriva y con una muy mala pinta. Esto no puede restar ningún ápice al mérito del cuadro txuri-urdin, que goleó sin piedad al ser infinitamente superior en todas las facetas del juego. Era el encuentro que tenía que ganar, sobre todo si se analiza el calendario que le quedaba a domicilio en lo que resta de campaña, y lo logró con una solvencia fuera de lo común si tenemos en cuenta los choques entre los conjuntos que anidan en la zona conflictiva.

La Real sigue siendo un equipo impredecible e imprevisible. Que puede caer goleado por 5-1 en El Molinón por un aspirante a perder la categoría y redimirse solo dos semanas después endosando la misma manita a un Espanyol que solo había sucumbido en dos ocasiones ante su parroquia. Eusebio, en un mensaje equivocado, había declarado en la previa que con algo más de comprensión probablemente el equipo jugaría mejor. Se confundió, porque apuntó al mejor activo del club de largo, el que siempre está ahí y el que tiene una paciencia ilimitada con la acumulación de decepciones que ha encadenado en los últimos meses. A falta de puntos y cuando estás tan lejos de los puestos que desde los despachos de Anoeta se habían vendido como objetivo para esta campaña, la única forma de lograr comprensión es firmando actuaciones tan convincentes como la de ayer en Cornellá. Así es como se alcanza el crédito necesario para mandar mensajes a un entorno que más les gustaría tener a muchos otros equipos de Primera. Empezando por el que estaba enfrente ayer.

La pregunta que nos hacemos todos es ¿por qué ayer sí y tantas otras veces no? No es normal que dos de las tres victorias que llevan lejos de Anoeta hayan sido por goleada (0-4 en Levante y 0-5 en Barcelona) y mostrándose tan netamente mejor a sus adversarios. Si hay muchos días en los que confirma el supuesto potencial que atesora su plantilla, ¿qué es lo que ocurre para no alcanzar una mínima fiabilidad que permita a su gente no tener que sacar la calculadora con sudores fríos al término de demasiadas jornadas?

Tampoco se puede pasar por alto, porque tiene mucho mérito, que la Real se presentó ayer en la Ciudad Condal con seis bajas y tres futbolistas salidos de lesión, que llegaban muy justos a la cita, como se demostró con el hecho de que solo jugó De la Bella y lo hizo por fuerza mayor tras el enésimo contratiempo de Zaldua. ¿Cuántas escuadras de Primera son capaces de sacar un once tan reconocible pese a la plaga que sufre la enfermería txuri-urdin y conseguir alejarse de los puestos de descenso, esperemos que por fin de forma definitiva?

Eusebio fue uno de los grandes triunfadores al sacar un once valiente y cambiar la táctica para buscar la espalda de la zaga espanyolista

Eusebio sorprendió a todos al alinear a Diego Reyes de pivote. El técnico venía probándolo desde hace varias semanas en Zubieta y no le tembló el pulso para darle la alternativa en la medular en un duelo tan importante. Además, insistió con Mikel Oyarzabal en banda, en la enésima demostración de que es un futbolista que le gusta mucho. No hay que olvidar que ayer cumplió diez partidos oficiales con la txuri-urdin, lo que le hubiese valido una plaza fija y no poder volver al filial en el primer equipo con las reglas de antaño.

El partido comenzó de forma parecida al de Gijón, aunque, en esta ocasión los que arrancaron a un ritmo frenético fueron los blanquiazules, que en sus dos primeros ataques marcaron sendos tantos de parecida factura. Dio la impresión de haber preparado el jugar en largo rápido para buscar la espalda de la zaga espanyolista. Solo así se explica que Vela pusiera un extraordinario pase de unos 25 metros y sin mirar a un Jonathas que había adivinado de forma inteligente la intención y, sobre todo, el talento del maya. El brasileño anotó con un toque con el que superó por encima a Arla.

Solo tres minutos después, Pardo sirvió una asistencia que vale el precio de una entrada. El riojano envió una carta de gol por abajo con la precisión de un cirujano, que Vela culminó con una vaselina magnífica y de mucho mérito, ya que no era nada fácil levantar tanto la pelota en plena carrera y con el exterior.

A partir de ese momento se inició otro duelo muy distinto al planeado por ambos técnicos a lo largo de la semana y ya en medio de un ambiente bastante hostil con los suyos de una disgustada parroquia local. La Real supo controlar sin apuros los intentos de reacción de un Espanyol, cuya estrategia se basaba en buscar continuamente la espalda de Héctor. El vallisoletano firmó una gran primera parte en el capítulo ofensivo, pero sigue con muchos problemas a la hora de defender. En la contención, y esa medalla hay que colgársela a Eusebio, brilló un Diego Reyes agigantado y siempre bien colocado, que se hartó de robar balones.

Fue el primer acto más tranquilo para Rulli, al que no le chutaron, mientras que, en dos buenas contras, Oyarzabal estuvo a punto de generar el tercer tanto. En la primera se inventó un sutil pase a Héctor, a cuyo centro no llegó Jonathas;y en el segundo, Arla le arrebató el esférico arriesgando mucho, tras otro buen servicio de Pardo.

Jonathas, con doblete, Vela, de vaselina, y Oyarzabal y Reyes, que estrenaban sus cuentas, fueron los goleadores blanquiazules

En la reanudación, cuando todos esperábamos una versión distinta de los pericos, la Real volvió a golpear con otro buen par de goles tan madrugadores como certeros. Al minuto Jonathas ya había estado a punto de firmar su segunda diana en dos ocasiones, al llevarse un balón tras una recuperación de Illarra y luego después de un buen centro del correcaminos Héctor, que salvó el recién entrado Pau con la punta de los dedos. Solo cinco después, Pardo, cuya figura comandaba el partido de forma elegante e imperial, cambió de banda para asociarse con Oyarzabal. A partir de ahí, el eibartarra hizo todo bien demostrando que aquí asoma una estrella. Controló y condujo a la espera de apoyarse de nuevo en el riojano, que le asistió con una buena pared. Lo siguiente, ya en el área, solo lo hacen los futbolistas especiales. Pinchó el esférico con la trainera de bota de su pie izquierdo talla 47 y, con sangre fría y sin precipitarse, colocó la pelota en las redes. Mereció la pena ver su cara de felicidad en la celebración. Lo dijo Fernando Torres este fin de semana: "Mi sueño era marcar un gol con el Atlético, los otros 99 son un regalo". Oyarzabal cumplió ayer el de todos los niños guipuzcoanos. Lo mejor es que ahora le esperan muchos más regalos.

Sin tiempo para reponernos de las emociones, Reyes coronó su espléndido regreso al once con un cabezazo inapelable tras un servicio con el guante que tiene en su pie derecho Pardo. Minuto 55, 0-4 y asunto liquidado. Lástima que, en lugar de cerrar el duelo sin lamentaciones, los blanquiazules nos asustaran a todos con una amenaza de lesión muscular constante que afectó a Reyes y Zaldua, que se tuvieron que ir tiesos, Vela y Héctor, que se levantó como un titán. En el último minuto, Jonathas aprovechó un balón muerto para volearlo a la red al más puro estilo de un 9 clásico.

La manita permite a la Real dar un gran salto en la tabla para colocarse en el undécimo puesto, con seis puntos por encima del descenso y, por situarnos (prometo que solo por eso), a ocho de Europa. El equipo donostiarra volvió a acreditar que es capaz de hacer las cosas muy bien y de imponerse a cualquiera. Entonces, ¿por qué su afición vive tan insatisfecha su temporada? La respuesta solo la tienen ellos. Pero estamos convencidos de que si lo piensan bien, seguro que entienden a su gente...


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902