Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Arrasate ‘saca a la luz’ su muralla

El artista Iñigo Arregi crea una escultura-mural que simboliza el antiguo recinto medieval amurallado

Anabel Dominguez - Domingo, 7 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:16h

Iñigo Arregi y la alcaldesa con una maqueta de la obra.

Galería Noticia

Iñigo Arregi y la alcaldesa con una maqueta de la obra.

arrasate- “Es un proyecto para mí muy emotivo. Que el Ayuntamiento te encomiende una obra de estas características para tu propio pueblo... ¡Imagínate! Te da un subidón tremendo!”, asegura el polifacético artista arrasatearra Iñigo Arregi. La escultura-mural que rememorará la desaparecida muralla medieval que rodeaba al Casco Histórico de la villa de Mondragón lleva su firma. Se colocará el próximo día 11 en uno de los muros tocantes al arco del Portal de Abajo, más conocido como Portalón. Un lugar tan emblemático como estratégico.

“Cuando hace unos meses me propusieron esta intervención artística encaminada a poner en valor el Casco Histórico, me pareció un gran trabajo;especial. El Portalón es un referente en Arrasate, yo lo describiría como el epicentro, donde la gente se junta, pasa continuamente. Es un símbolo”, expone con entusiasmo el escultor arrasatearra, a la vez que reconoceque tras recibir el encargo estuvo varios días “sin pegar ojo”. “Es una responsabilidad enorme”, afirma.

Arregi, una fuente inagotable de creación, tuvo claro desde el principio que la obra que iba a alumbrar evocaría “de forma simbólica” a la vieja muralla. “Esta le da sentido a toda la configuración del Casco Histórico. Es un elemento que representa el Arrasate medieval, y que hoy en día está oculta a la vista, salvo en algunos puntos muy concretos”, comenta, mientras da sobradas muestras del significado que va a tomar la pieza a la que ha dado a luz. “Va a ser un referente dentro de mi obra”, presiente.

Con esta escultura-mural que lleva por título Harresi ezkutua (La muralla escondida), su autor pretende “sacar a a luz” de un modo figurado un elemento arquitectónico “que nos recuerda el carácter medieval de nuestro pueblo, y un pasado no tan lejano que da sentido al núcleo histórico, en este caso al Portalón como puerta de entrada al recinto amurallado de la villa”. Además, Arregi espera que esta obra aliente la curiosidad “de indagar en nuestra propia historia”.

su seña de identidadEl artista cerrajero juega con el aire y complicados grafismos a la hora de crear sus esculturas. Tomando el acero corten como materia prima, moldea este pesado metal dando forma a piezas estilizadas, de gran belleza y considerable tamaño. Para esta ocasión, tampoco ha renunciado a su seña de identidad. “Son dos planchas, de seis milímetros de grosor, de acero corten, un material que también nos une a la historia de Arrasate (el acero de Mondragón). En las obras públicas acostumbro a dejarlo desnudo, oxidado, pero en esta última lo he patinado;está protegido con un barniz”, detalla Arregi.

En su taller, su universo personal donde se respira arte, ha gestado en los dos últimos meses a Harresi ezkutua. El resultado de tan “ilusionante” proyecto con el que, asimismo, “me expongo a la crítica en mi propia casa” -señala el artista-, ha sido una escultura-mural de cinco metros de largo y 1,90 metros de alto que embellecerá toda la pared enclavada bajo el arco del Portalón. Está terminada y lista en la calderería Epele del barrio de Musakola, donde Arregi realiza sus trabajos.

Aunque a la de Arrasate le une un sentimiento especial, en el currículum de este curtido escultor figuran otras obras de carácter público. Un ejemplo de ello es su creación artística Arrazoiaren indarra-La fuerza de la razón, que puede contemplarse en la Plaza 3 de Marzo del barrio gasteiztarra de Zaramaga (honra a los fallecidos en los trágicos acontecimientos del 3 de marzo de 1976). Ha dejado, igualmente, su particular sello, junto al de otros artistas vascos, en el parque de esculturas de La Arboleda en Trapagaran (Bizkaia).

su época más fértilBarcelona, Madrid, Bilbao, Alemania, Austria, Francia..., parece que no hay espacio que se le resista al creador arrasatearra. Siendo aún un chaval, cuando estudió en el Seminario de Arantzazu, coincidió con la colocación de las esculturas del genial Jorge Oteiza. “Me impactó mucho. No puedo decir que fuera discípulo de Oteiza, le conocí y observé el proceso de varias de sus obras. Me magnetizó de alguna manera”, recuerda.

En estos últimos años Arregi atraviesa su época más fértil. “En la parte creativa tengo una energía casi atómica. Lo estoy viviendo con una intensidad enorme”, explica, al tiempo que se dibuja una sonrisa en su rostro. Y también se ha dado a conocer más desde un punto de vista profesional. “Creo que de algún modo mi escultura ha encajado;ha buscado un hueco dentro de la estética de la que se ha llamado escultura vasca de posguerra o vanguardia”, considera.

Arregi habla de su obra con absoluta pasión. “Recoge lo que voy observando y escuchando. Todo ello se traduce en un lenguaje artístico, el mío”, precisa. Para este año ya tiene la agenda repleta. De momento, desde mañana expondrá en la universidad UNED de Catalayud (Zaragoza), en mayo y junio lo hará en Francia, y en otoño en Gasteiz. No para.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902