Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Asier Etxeandia Candidato al goya al mejor actor protagonista

“Lorca me ha hecho entender mejor mis sentimientos”

El actor bilbaino Asier Etxeandia podría alzarse esta noche con el Goya al Mejor actor protagonista por su papel en ‘La novia’, basada en ‘Bodas de sangre’ de Lorca

Leyre Eguskiza J. M. Martínez - Sábado, 6 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Galería Noticia

Bilbao- Asier Etxeandia (Bilbao, 1975), que encarna a un novio traicionado el día de su boda en la película de Paula Ortiz, se enfrentará esta noche a los actores Ricardo Darín (Truman), Luis Tosar (El desconocido) y Pedro Casablanc (B).

Como dice la canción, ¿agradecido y emocionado?

-Sí, sí, totalmente.

Sus dos últimos proyectos, ‘ma ma’ y ‘La novia’, son historias duras en las que se habla desde las entrañas. ¿Ha supuesto un reto y un regalo?

-Ha sido un regalo porque son temas de los que, curiosamente, me apetecía hablar desde hace mucho tiempo. Tanto el tema del cáncer con ma ma como Lorca son historias que me tocan muy de cerca y cuando te llegan, piensas que la vida rima y que quizás estaban ahí para ti.

¿Resulta más complicado mantener la distancia cuando las historias le tocan de lleno a uno?

-Mantener la cabeza fría no creo que sea un buen método para un actor. Hay que dejarse llevar por los sentimientos y pringarse hasta el final, pensar que lo que haces es trascendental y lo estás viviendo de verdad. Otra cosa es cómo lo gestione luego para que no afecte a mi vida diaria. Ese es más el trabajo, no tanto el implicarse sin miedo a lo que pase sino ser capaz de implicarse y de liberarse de ello después. Cada vez que tengo la oportunidad de experimentar roles tan difíciles los utilizo un poco a modo de exorcismo para soltar todo lo que realmente siento, para liberarme.

“El principal trabajo del actor es entregar el alma”, afirma.

-Lo pienso así, pero seguro que me encontraré con compañeros de profesión que me digan lo contrario. El único método de trabajo que sé que me funciona es mi nivel de flipe (risas), si yo noflipo no lo hará el de enfrente. Eso sí, no se trata de que solo flipe yo y de exhibirme, sino que lo importante es contar una buena historia. Y, sin duda, estas dos películas son historias que merecen ser contadas.

Ha confesado que leer a Lorca es sentir que por fin alguien le entiende. ¿Cómo definiría esa conexión que ha creado con él?

-Lo descubrí cuando empecé a estudiar teatro y leí a fondo Bodas de sangre y Yerma, comencé a descifrar El público a la cuarta lectura y a la quinta me volvía loco y gritaba con cada página. Me obsesioné con él porque creo que las imágenes que utiliza y los lugares donde te mete son tan únicos que hacen que lo entiendas todo desde un lugar no racional. Lorca es un referente en mi vida y admiro mucho su implicación, su manera de vivir la vida... Él me ha salvado de muchas situaciones y me ha hecho entender mejor mis propios sentimientos.

Su personaje, El Novio, es uno de los vértices del triángulo amoroso sobre el que gira la película. ¿Desde qué perspectiva lo ha defendido?

-Se han hecho muchas versiones en las que El Novio había sido ninguneado y no sé por qué motivo, porque Lorca nunca lo escribió así. No hay un hombre más hombre que él: es el hijo perfecto, el marido perfecto, aquel que ha sabido perdonar... Es un personaje necesario para contar que el ser humano no es capaz de gobernar algo que está por encima de sí mismo: el fatum y la pasión desmedida. Esa pasión es como una enfermedad que te empuja irremediablemente hacia algo y es lo que le ocurre a La Novia (Inma Cuesta), que teniendo al mejor hombre del mundo no puede evitar irse con Leonardo.

Precisamente, este hecho provoca el gran giro que da su personaje.

-Sí, porque pasa de ser feliz a querer acabar con todo y con todos, incluso consigo mismo, porque ya no le queda nada. Lo que más me apasionaba era hablar de alguien que da lo mejor de sí mismo y a cambio solo recibe desprecio. Esa persona puede acabar convirtiéndose en Satanás porque también está ciega por la pasión brutal del amor que siente. Realmente, todos ellos son víctimas de la pasión.

Irá a la gala acompañado de su aita. ¿Está él más nervioso que usted?

-Mi aita está muy ilusionado, como si fuera un niño pequeño. (Risas). Y la verdad es que a mí me hace una ilusión tremenda verle así e ir con él.

¿Qué ocurrirá cuando se abra el sobre del ganador?

-No quiero pensarlo y sé que no me lo van a dar. Es un personaje muy bonito y sé que la profesión me tiene cariño y que de ahí viene la nominación, pero te pones a ver el brutal trabajo de los otros tres compañeros nominados y sabes que no queda más que estar tranquilo y disfrutar. Para mí el hecho de estar nominado ya es la mejor noticia, una palmada en el hombro que me da un empuje brutal.

Además de con compañeros de ‘La novia’, comparte nominación con Penélope Cruz, protagonista de ‘ma ma’. A algunos sorprendió que no atesorara tantas menciones como se esperaba. ¿Cree que quizás no ha sabido ser comprendida?

-A los grandes genios es difícil entenderlos y Julio Medem es un genio. Tiene un pasado y muchos vértices que a la hora ver y juzgar su trabajo hacen que se vea desde otro lugar al que pueda ser visto el trabajo de un director novel. No voy a entrar ahí, pero por supuesto que para mí es injusto porque creo que ma ma es un trabajo arriesgado, de autor. Estoy seguro de que con los años se verá de otra forma y será una película de culto.

Menciona proyectos arriesgados y es inevitable hablar de su próxima película junto a Carmen Machi y Terele Pávez: ‘La puerta abierta’, de Marina Seresesky. ¿Cómo vivió la experiencia?

-Estoy deseando verla porque para mí fue otro viaje muy potente, un rodaje muy breve que llevamos a cabo durante las Navidades de hace dos años y en el que tuve que hacer todo el personaje con casi 40 grados de fiebre. Precisamente, creo que el estado en el que me encontraba me hizo vivir todo de forma tan intensa. Lupita, mi personaje, es preciosa, tan puta pero tan buena mujer. Cuando me quité la peluca el último día de rodaje no podía parar de llorar porque sabía que habíamos hecho algo muy bonito.

las claves

“Cuando encarno roles difíciles los utilizo un poco a modo de exorcismo para soltar todo lo que realmente siento, para liberarme”

“En otras versiones de ‘Bodas de Sangre’ mi personaje había sido ninguneado, pero Lorca nunca lo escribió así”

“La nominación a los Goya como mejor actor protagonista ha sido una palmada en el hombro que me da un empuje brutal”

“Sé que no voy a ganar;ves el brutal trabajo de los otros tres finalistas y sabes que no queda más que estar tranquilo y disfrutar”


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902