Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

11 ciudadanos utilizaron un desfibrilador automático en la CAV en 2015

Euskadi ha doblado en dos años el número de equipos (900) de reanimación en espacios públicos
Su éxito fuera del sistema sanitario es casi del 20% gracias a su inmediatez

Mikel Mujika Javi Colmenero - Miércoles, 3 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Los desfibriladores automáticos ofrecen instrucciones de forma sencilla y con voz para su aplicación sobre la víctima.

Galería Noticia

Los desfibriladores automáticos ofrecen instrucciones de forma sencilla y con voz para su aplicación sobre la víctima.

donostia- En el último año se han atendido en Euskadi un total de 1.152 paradas cardiorrespiratorias fuera de centros hospitalarios, más de tres al día. En 605 de esos casos las asistencias médicas recurrieron a un desfibrilador y en otras once ocasiones fueron ciudadanos de a pie los que hicieron uso de desfibriladores automáticos ubicados en espacios públicos. En los últimos dos meses se han instalado 200 equipos más en toda la CAV y el número total prácticamente se ha duplicado en dos años. El porcentaje de éxito en estos casos se sitúa entre el 15% y el 20%, según datos que facilitó Osakidetza a este periódico en 2014.

A su favor cuentan con la inmediatez, ya que si se aplica un DEA (desfibrilador automático) o DESA (semiautomático) en los primeros tres minutos del infarto, las posibilidades de salvar la vida son muy elevadas. Hay que tener en cuenta que el tiempo medio de atención de las emergencias en la CAV es de entre diez y doce minutos. Las posibilidades en ese periodo de tiempo son mínimas.

Euskadi cuenta ya con 897 desfibriladores automáticos en espacios públicos, según datos aportados ayer por el consejero de Salud, Jon Darpón. Había 499 en febrero de 2014, cuando una iniciativa ciudadana que nació en Gipuzkoa pidió su obligatoriedad en espacios públicos concurridos.

La petición, con el apoyo de 117.000 firmas, hizo mover ficha al Gobierno Vasco, que aprobó un decreto según el cual, a partir de este viernes será obligatorio disponer de desfibriladores externos en grandes establecimientos comerciales, aeropuertos y puertos comerciales, estaciones de autobús o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes o con afluencia media diaria de más de 2.000 personas.

También deben colocarse en establecimientos públicos, instalaciones, espectáculos y actividades recreativas con aforo superior a 700 personas y en los centros educativos con más de 2.000 personas. A partir del 1 de marzo se llevarán a cabo las inspecciones pertinentes para ver si se han instalado y señalizado debidamente estos equipos en los lugares obligados.

El consejero de Salud, Jon Darpón, se mostró satisfecho porque ahora la CAV dispone de un número “muy elevado” de desfibriladores que pueden ser utilizados por personas que no sean médicos, “lo que ayudará a aumentar las expectativas de supervivencia” ante una parada cardiorrespiratoria. Darpón destacó también que la concienciación de la población es cada vez mayor.

saber actuarLos expertos reiteran que ante estas emergencias, resulta fundamental reconocer una parada y avisar rápidamente al 112. También inciden en la importancia de la formación, ya que la mayoría de ciudadanos desconoce las técnicas básicas de reanimación, que son el primer paso de la cadena de supervivencia en casos de infarto.

Lakua aseguró ayer que las enfermedades cardiovasculares son una “prioridad” del Plan de Salud del Gobierno Vasco 2013-2020 y que hace tres meses se activó un protocolo asistencial ante el infarto de miocardio para reducir los tiempos de actuación. Hay que tener en cuenta que siete de cada diez paradas cardiacas se producen en el domicilio particular.

las claves

¿Qué es un DEA? Se trata de una máquina que aplica de forma automática una corriente eléctrica de alto voltaje para detener las arritmias cardiacas. Dicen los expertos que “resetea” el corazón. El precio medio de cada uno de estos equipos es de unos 1.500 euros. Los hay automáticos (DEA) y semiautomáticos (DESA), pero ambos pueden ser utilizados por personal no sanitario

Sencillo y seguro. Son equipos pequeños y manejables. El propio desfibrilador da las instrucciones con voz y no actúa si no es necesario. No provoca daños al paciente.

‘Resucita’ al paciente. El 87% de las paradas cardiorrespiratorias se producen por fibrilación ventricular, que son las que permiten una recuperación a través de un desfibrilador. En estos casos, la rapidez de actuación es clave. Un desfibrilador aplicado en el primer minuto desde el colapso salva la vida en más de un 95% de estos casos. A partir de entonces, por cada 60 segundos las posibilidades de éxito se reducen prácticamente un 10% y a partir de los diez minutos las posibilidades de sobrevivir son mínimas, salvo que se haya ganado tiempo con técnicas de reanimación cardiopulmonar.

en gipuzkoa

250

De los 897 desfibriladores automáticos o semiautomáticos que hay en la actualidad en la CAV, unos 250 se sitúan en Gipuzkoa, que hace dos años tenía 150 y el pasado diciembre 198.

¿Dónde están? Además de los centros sanitarios y las ambulancias, que están todas equipadas con desfibrilador, en la CAV, la Ertzaintza cuenta con más de 300 unidades que suelen llevar en sus vehículos y también las policías locales de algunos municipios los incorporan. También hay estos equipos en algunas empresas.

Formarse cuesta 100 euros. Los cursillos que ofrecen tanto la DYA como Cruz Roja rondan los 100 euros y están abiertos a cualquier ciudadano. A modo de ejemplo, la Real Sociedad impartió un cursillo para sus jugadores en octubre de 2009 y varias de sus estrellas saben utilizarlo. Entre ellos, Xabi Prieto, Pardo, Agirretxe e Iñigo Martínez.

Cualquiera puede. La legislación se ha cambiado en los últimos diez años para permitir el uso de estos equipos por parte de personal no sanitario, algo que se hizo posible en 2005 por primera vez. Ya en 2010 se flexibilizó más la normativa para que los pudiera usar cualquiera, incluso sin haber recibido formación. Hasta entonces era necesario formarse y renovar cada tres años la formación.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902