Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Yves Salaberry ‘Xala’ Delantero de Aspe

“Todavía puedo seguir jugando a pelota y dando guerra”

Exquisito como él solo, a Yves Xala (Lekuine, 1979) no le prorrogará el contrato Aspe. El pelotari cuya vinculación quedará rota en marzo;admite que seguirá jugando

Una entrevista de Igor G. Vico Fotografía Iñaki Porto - Miércoles, 3 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Yves Salaberry "Xala"

Galería Noticia

Yves Salaberry "Xala"

Donostia- Después de las declaraciones desafortunadas y fuera de lugar de Fernando Vidarte el domingo en el Beotibar de Tolosa a ETB1, todo apuntaba a que la relación de Yves Xala, campeón del Manomanista en 2011 y triple campeón del Parejas (2002, 2007 y 2010), y Aspe tenía las horas contadas. Y así ha sido. A uno de los manistas más destacados de la historia de la empresa eibartarra, campeón espectacular en una de las mejores finales que se recuerdan del mano a mano, se le acabará el contrato y dirá adiós a la Liga de Empresas en dos festivales distintos: el 21 de febrero en Eibar, donde debutó, como padrino de Julen Martija, y en una fecha por determinar, en Iparralde. El zurdo reconoce que le dolieron esas manifestaciones porque no le dejan “en buen lugar”;así como la publicación en algún medio de que tenía una hernia en la espalda, cuando lo que tiene son “protusiones”. De todos modos, continuará en la brecha: tanto en trinkete como en pared izquierda. Ya ha entrenado con el campeón del mano a mano en la modalidad del tejadillo: Batitte Ducassou, y puede ser un gran activo para los festivales en Iparralde. Xala no se retira. Que quede claro.

¿Cómo fue la reunión con Aspe y cómo se quedó usted después del anuncio de la baja de su actividad como pelotari en la empresa?

-La reunión salió bien. Decidimos que jugaré el último partido en el Astelena de Eibar y que haremos un partido en Iparralde, Biarritz, y habrá que encontrar una fecha. No pensaba que no iban a hacerme otro contrato. Desde que regresé de mi última lesión he intentado dar todo lo que tenía, el cuerpo me está respondiendo y eran ellos los que querían optar por otro camino. A eso no se puede decir nada.

Durante el pasado Cuatro y Medio se pudo ver que el nivel mostrado era distinto al de los meses anteriores, lastrado por diferentes lesiones, en especial los dolores de espalda. E, incluso, en el partido del sábado mostró su altura.

“Conseguí encontrar a un masajista que me recuperó la espalda y puedo seguir tranquilamente”

-He conseguido encontrar a un masajista de Iparralde, que está en Bilbao, que ha podido encontrarme el problemilla que tengo en la espalda. Desde ese momento, me encontré bien. Me recuperó la espalda. Me quedé fuera de los campeonatos, pero me quedé a gusto, porque sé que puedo seguir jugando tranquilamente. Además, me da pena porque creo que puedo dar todavía. Es difícil de hacer creer en eso a las empresas. Ellos tienen algunas dudas. La vida es así. Quizás he encontrado un poco tarde a este masajista. No es el fin de la vida. He demostrado que todavía puedo seguir jugando a pelota, que todavía estoy con chispa y que puedo seguir dando más guerra.

De cara al futuro, ¿tiene previsto seguir jugando a pelota en pared izquierda o en trinkete?

-Sí, bueno, hace tiempo que en Iparralde me están siguiendo para jugar. También tengo algunos contactos para hacerlo en Hegoalde. Si estoy bien, intentaré jugar en los dos. Aprovecharé un poco para jugar algo más tranquilo, si se puede. En Iparralde hay mucho nivel en trinkete, nadie regala nada, e intentaré prepararme para ello.

Vamos a seguir viéndole en los frontones, una buena noticia para los amantes de la pelota más exquisita.

-Sí, creo que sí. Seguiré por los frontones, entrenando, con alegría. Trataré de dar todo lo que pueda.

“Ganar una txapela a la tercera, como la del Manomanista, da más alegría que a la primera”

Quedan tres semanas para el penúltimo partido, ya que aún no se ha concretado la despedida ante los suyos. ¿Con qué sensaciones se queda de una carrera de quince años en la elite?

-Han sido quince años que se me han pasado muy rápido. He pasado de todo y muchos buenos momentos. Quizás esos fueron al principio, con Panpi Ladutxe, aprendiendo un nuevo deporte. Yo venía del trinkete y tuve que empezar de cero. Además, están los campeonatos que he ganado, he jugado contra grandes pelotaris… No está mal.

Si echamos la vista hacia atrás, podemos observar que ha estado en lo más alto de la pelota a mano profesional durante muchos años.

-Por lo menos eso es lo que he intentado (risas).

De hecho, posiblemente haya disputado una de las finales más emocionantes de la historia del mano a mano, la que ganó a un fantástico Aimar Olaizola en 2011, que disputó a un grandísimo nivel y que estuvo aderezada por la negativa de la Liga de Empresas a que jugara, convaleciente por una apendicitis, y a la que puso en jaque. Ahí queda su nombre para la historia.

-Fue una gran final contra un gran pelotari como Aimar Olaizola. Había perdido dos contra Juan Martínez de Irujo antes y cuando ganas la tercera tienes más alegría que ganando a la primera. He tenido que trabajar y entrenar mucho para llegar hasta ahí. También generó muchas dudas todo lo que pasó antes de aquella final.

Al principio de su carrera deportiva en pared izquierda tuvo que realizar una conversión absoluta en su modo de jugar. En anteriores ocasiones comentó que eso pudo suponer un lastre para su trabajo físico.

-Tuve que trabajar mucho y muy diferente de lo que estaba acostumbrado. He jugado bastantes partidos contra Titín III, Martínez de Irujo o Aimar Olaizola, que tienen más físico que yo, es la verdad pura y dura. Son gente más fuerte que yo. He tenido que trabajar para estar a esa altura. Tenía que jugar con mucha cabeza para hacerles daño y pensar en todo para rivalizar contra ellos.

Precisamente por eso no han sido fáciles estos quince años.

-No. Ninguna carrera profesional es fácil. Hay muchos que juegan mucho a pelota. Me ha tocado una generación fuerte. Sobre todo, al principio, me tocó jugar mucho contra Titín, que me hizo aprender mucho porque tenía que estar al cien por cien para poder ganar. También contra Juan, Aimar, Oinatz…

La txapela del Manomanista de 2011 fue la primera de esa modalidad que fue a Iparralde. ¿Cómo se vivió allí?

-Lo hemos vivido por dentro. La gente lo vive, pero no es lo mismo que en Hegoalde. La gente me apoyó, sobre todo antes y durante el partido.

Siendo un pelotari técnico, rematador, emocionante de ver, ha cuajado grandes actuaciones. ¿Cómo ha sentido su conexión con el público?

-No lo sé. Muchas veces la gente decía que era frío, que me costaba entrar en el partido, pero yo siempre he intentado darlo todo. Muchas veces lo que se vive dentro y lo que se ve fuera es muy diferente. He intentado estos quince años dar todo lo que tenía dentro y he tenido días buenos y días malos.

Ganó la txapela del Manomanista de 2011, pero además tiene otras tres del Parejas, conseguidas en 2002 (con Oskar Lasa), en 2007 (con Peio Martínez de Eulate) y 2010 (con Aitor Zubieta). ¿Tienen también un sabor especial?

-Todas tienen algo distinto. La primera, con Oskar Lasa, fue una gran txapela. Fue la primera y sentía como si fuéramos yo el hijo y él, el padre. Me sentí muy a gusto. La siguiente fue con Martínez de Eulate y fue un buen campeonato. Me encontré muy bien, con juego. Con Peio me une mucha amistad. Respecto a la última, con Aitor me entiendo muy bien. Fue un campeonato muy bueno. Son cosas que siempre quedarán ahí: en la cabeza y el corazón.

¿Qué va a echar de menos?

-Los entrenamientos y coger el coche e ir con mi padre los días que tenía partido.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902