Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
el código sanciona con cárcel las prácticas homosexuales

Organizaciones islámicas de Senegal piden leyes más duras contra los gais

EFE/Saliou Traoré - Martes, 2 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 09:42h

DAKAR. La puesta en libertad de once acusados de participar en la celebración de un matrimonio homosexual en Senegal ha avivado las protestas de las organizaciones islámicas contra el Gobierno, al considerar que la ley "antigay" de este país no es suficientemente restrictiva.

El Código Penal Senegalés, aprobado en 1966, sanciona las prácticas homosexuales con penas de entre 1 y 5 años de prisión, y multas que pueden llegar hasta los 2.800 euros.

El pasado mes de diciembre, once personas fueron detenidas por participar en un matrimonio homosexual en la localidad de Kaolack, al suroeste del país, y a finales de enero fueron puestas en libertar por falta de pruebas.

Esta decisión de la Fiscalía provocó la reacción de casi una veintena de organizaciones islámicas, que la interpretaron como un ejemplo de la cada vez mayor tolerancia hacia los homosexuales en el país.

El ministro de Justicia, Sidiki Kaba, respondió diciendo que "a los ojos de la ley, no hay homosexuales en Senegal".

Diecisiete asociaciones de obediencia islámica convocaron una rueda de prensa conjunta para criticar al ministro por estas declaraciones y exigir su dimisión.

También pidieron la revisión de una ley "antigay" que a su juicio incurre en "ambigüedades" porque que no cita textualmente la "homosexualidad, el lesbianismo y la bisexualidad", orientaciones que consideran una "amenaza" contra su cultura y sus creencias religiosas.

Estas mismas asociaciones convocaron una manifestación el pasado día 22 de enero en Dakar para protestar contra la citada ley, pero fue prohibida por el Gobierno.

Las cerca de 200 personas que secundaron la protesta fueron dispersadas con gases lacrimógenos por la Policía, que detuvo a once de los manifestantes.

"Los que piden que la ley sea revisada para llamar con su nombre a los homosexuales lo ignoran todo del derecho. Una ley debe penalizar actos y no personas", dijo a Efe el director de Amnistía Internacional (AI) en Senegal, Seydi Gassama.

"Tal como redactada, la ley es ya demasiado represiva y nada puede justificar que se agrave", argumenta el activista.

AI y otras organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, algunas de las cuales rehúsan hablar sobre este tema, han pedido al Gobierno que derogue la ley que penaliza a los homosexuales.

Una destacada activista del colectivo senegalés LGTB, que prefiere guardar el anonimato, cuenta a Efe que la principal preocupación que existe hoy en día no es la ley, sino la actitud cada vez más violenta de los grupos hostiles.

"Hay grupos que protagonizan actos violentos contra los homosexuales y que gozan de total impunidad, a pesar de varias demandas judiciales", lamenta.

Según cuenta, hay registro de numerosos casos de agresión a homosexuales en la capital senegalesa, especialmente en los barrios de Pikine y Parcelles Assainies, cuyos responsables no han sido llevados ante la justicia.

"No podemos aceptar la actitud de los que pretendan sustituir a la justicia o a Dios para castigar a los homosexuales. La religión, tanto la islámica como la cristiana, no da derecho a nadie para usar la violencia con el fin de imponer una manera de ser a todos los demás", critica.

La activista recuerda que no se trata de defender los derechos de los homosexuales, sino la igualdad de derechos para todos: "Como personas, tenemos los mismos derechos que todos los demás", afirma.

La situación en Senegal mantiene la tónica generalizada en el resto del continente, donde según AI hay 38 países que criminalizan la homosexualidad.

Especialmente graves son casos como el de Uganda, donde se intentó castigar la homosexualidad con la pena de muerte -finalmente quedó en cadena perpetua- o el de Gambia, donde su presidente Yahya Jammeh, considera a los gais "parásitos" que merecen ser decapitados.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902