Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

De Iowa a la Casa Blanca

Tras meses de campaña, este pequeño pero crucial estado del medio oeste dará hoy el pistoletazo de salida al complejo y largo proceso electoral estadounidense.

Un reportaje de Marta Martínez - Lunes, 1 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Hillary Clinton se hace fotos con ciudadanos de Iowa en un bolera durante un acto de campaña.

Hillary Clinton se hace fotos con ciudadanos de Iowa en un bolera durante un acto de campaña. (AFP)

Galería Noticia

Hillary Clinton se hace fotos con ciudadanos de Iowa en un bolera durante un acto de campaña.

Como cada cuatro años, Iowa, un pequeño estado agrícola del medio oeste de Estados Unidos de poco más de tres millones de habitantes, se convierte en la capital de la política estadounidense. Tras meses de discursos, debates y actos de campaña, es allí donde los aspirantes a la Casa Blanca deberán pasar su primera prueba de fuego, esa que servirá para medir fortalezas y debilidades, la que puede llegar a marcar el rumbo de la contienda. En 2008, la hasta entonces favorita para convertirse en la candidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, quedó en tercer lugar. La victoria fue entonces para Barack Obama, que atrajo desde aquel día todos los focos y meses después hizo historia al convertirse en el primer presidente afroamericano de Estados Unidos. Hoy, el mayor temor de Clinton es que la historia se repita.

La exsecretaria de Estado es de nuevo la favorita para llevarse la nominación demócrata;sin embargo, el independiente Bernie Sanders ha recortado distancias en las últimas semanas por la izquierda y las encuestas, incluso, le dan como vencedor en este estado. “Iowa es un indicador. No quiere decir que quien pierda Iowa, pierde la carrera, pero ganar supone un empuje para cualquier candidato, no solo político. Da credibilidad a su apuesta como triunfador, y eso en Estados Unidos lo es todo”, explica Gustavo Palomares, profesor de Estados Unidos en la Escuela Diplomática.

Ganar Iowa conlleva atención mediática y, por lo tanto, una mayor visibilidad entre los votantes y también entre los financiadores y lobbies. Es por ello que una victoria en este estado supone entrada de fondos. “Desde ahora hasta noviembre va a haber tres grandes recaudaciones, una de ellas justo después de Iowa. Esto no es casualidad. Los financiadores y lobbies observan la capacidad de cada candidato. Iowa y el supermartes son las dos grandes citas para la recaudación de fondos para las campaña”, señala Palomares.

Conscientes de la importancia de Iowa, los candidatos se han volcado en este estado: en el último año, los aspirantes a la Casa Blanca han realizado casi un millar de visitas a la zona. El segundo más visitado es New Hampshire, que celebrará elecciones primarias solo una semana después. Sin embargo, grandes estados como Florida, California o Nueva York han recibido menos de un centenar de visitas, según el National Journal, que tiene una herramienta para monitorizar adónde viajan los aspirantes a ocupar la Casa Blanca.

Esto tiene que ver también con cómo se manejan las campañas en Iowa. Y es que estas no dependen tanto de los anuncios en televisión como en otros estados;en el medio oeste, el candidato tiene que reunirse con pequeños grupos de personas en centros comerciales, boleras, restaurantes y hasta en los propios hogares de los ciudadanos. La clave en Iowa es el contacto personal. Es lo que esperan sus habitantes. De hecho, los candidatos llevan meses viajando por los 99 condados del estado, saludando a gente, dándoles la mano, tomándose fotos con ellos.

Proceso de primariasIowa es uno de los trece estados que en lugar de celebrar elecciones primarias al uso -voto secreto, colegios electorales abiertos todo el día y urnas-, elige a los candidatos partidistas a través de caucus o asambleas vecinales. Esta tarde, a las 19.00 horas, los votantes del estado se darán cita en gimnasios, iglesias, bibliotecas, colegios, restaurantes... donde, tras varias horas de debate informal, con alegatos a favor de uno u otro candidato, emitirán su voto. Los republicanos lo escribirán en un papel y lo introducirán en una urna;los demócratas, lo harán a mano alzada. Arrancará así el complejo y largo proceso electoral estadounidense que concluirá con la elección presidencial el próximo 8 de noviembre.

La siguiente cita será New Hampshire, que celebrará elecciones primarias. Otra cita crucial será el 1 de marzo, cuando tenga lugar el conocido como supermartes por la celebración de votaciones en más de una decena de estados, entre ellos Texas, Alabama, Colorado y Virginia. En todas estas votaciones, que se alargan hasta mediados de junio, los candidatos presidenciales lucharán por llevarse el máximo número posible de delegados que luego acuden a las convenciones de los partidos de julio.

Según los datos facilitados por el Comité Nacional Demócrata (DNC), se espera que haya un total de 4.764 delegados en la convención de Filadelfia (Pensilvania), mientras que en la republicana de Cleveland (Ohio) habrá 2.472 -se convertirán en candidatos aquellos que obtengan el 50% más uno de los votos en cada convención-. En Iowa se asignarán 44 delegados demócratas y 30 republicanos;en New Hampshire, 24 demócratas y 20 republicanos;mientras que en el supermartes se asignarán más de 800 delegados demócratas y 620 republicanos. Dos semanas después tendrán lugar las primarias de estados cruciales como Florida, Carolina del Norte y Ohio y puede que para entonces ya se pueda saber el nombre de los nominados de cada partido.

FavoritosHillary Clinton anunció su candidatura a la Casa Blanca con las encuestas a su pies, sin embargo, en las últimas semanas, el senador por Vermont, Bernie Sanders, “un socialista democrático” como se define a sí mismo, que presume de no aceptar donaciones de grandes corporaciones y ataca frontalmente al poder económico de Wall Street, ha ido ganando terreno hasta alcanzar un apoyo del 36%, según los sondeos, frente al cerca del 55% de Hillary Clinton. Las encuestas incluso le dan vencedor en Iowa.

En el lado republicano sigue a la cabeza el gran protagonista de esta campaña: el magnate multimillonario y polémico Donald Trump, que con sus insultos y salidas de tono ha acaparado todo el foco mediático. “Después de la apuesta de (John) McCain y (Mitt) Romney, el Partido Republicano quiere nuevas caras. Hay un desgaste ideológico importante tras los dos mandatos de Barack Obama y un descontento general hacia el partido. Esto abre un margen a los antisistema. Pero no solo en el Partido Republicano. Los votantes estadounidenses, en general, necesitan caras nuevas y un mensaje que se distancie del establishment, de ahí que Sanders y Trump estén obteniendo tanto apoyo”, reflexiona Palomares. “En un momento en el que Hillary Clinton es vista como la candidata del establishment, la apuesta republicana tiene que ser atrevida”, agrega.

Sin embargo, el profesor de la Escuela Diplomática advierte de que la decisión de Donald Trump de no acudir al último debate republicano celebrado en Iowa por sus diferencias con Fox News podría perjudicarle en el caucus de hoy. “Habrá medido bien las consecuencias, pero en una sociedad como la de Iowa, los compromisos se toman muy en serio, es como no acudir a una entrevista de trabajo. Puede dar la impresión de que es un candidato de riesgo y que, de llegar a la Casa Blanca, por ejemplo, Estados Unidos podría quedarse fuera de una cumbre internacional por el enfado del presidente”, señala.

Como cada cuatro años, Iowa está ya preparada para dar el pistoletazo de salida a un largo proceso electoral de nueve meses que culminará en la Casa Blanca con un nuevo nombre para la historia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902