Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
politika

Tras la estela de Lokarri

Lokarri cede el testigo a Uharan, una nueva organización pacifista que gestionará su legado y continuará trabajando por la reconciliación y la convivencia en Euskadi, buscando fomentar el papel de la sociedad vasca en este proceso

Un reportaje de Miguel Aizpuru. Fotografía José Mari Martínez - Domingo, 31 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:14h

El antiguo coordinador de Lokarri, Paul Ríos, en la sede de la organización que fue disuelta en marzo del año pasado.

El antiguo coordinador de Lokarri, Paul Ríos, en la sede de la organización que fue disuelta en marzo del año pasado.

Galería Noticia

El antiguo coordinador de Lokarri, Paul Ríos, en la sede de la organización que fue disuelta en marzo del año pasado.

tras una trayectoria de nueve años de lucha por la paz y la convivencia en Euskadi, el movimiento social Lokarri se disolvió el 7 de marzo del año pasado. La organización daba por cumplidos sus objetivos tras el final de la violencia de ETA y consideraba irreversible el proceso de paz. En cualquier caso, sus miembros anunciaron que continuarían trabajando por la reconciliación con una nueva entidad encargada de gestionar el legado de Lokarri. El nuevo proyecto ya ha visto la luz bajo el nombre de Uharan y su principal objetivo es el de fomentar el papel de la sociedad vasca en la pacificación y la convivencia.

Uharan (“en la estela”, en castellano) cuenta con una gran parte de los colaboradores y socios de Lokarri. Como explica Manu Vilabrille, miembro de la nueva organización, se trata de personas que han estado “ligadas a Lokarri laboralmente o a nivel de voluntariado”. “Cuando en marzo del año pasado finalizó su labor, quisimos seguir manteniendo ese legado, con el objetivo de intentar aportar nuestro granito de arena al tema de la convivencia y reconciliación”, relata. Los impulsores buscan crear un espacio para animar a que la sociedad vasca asuma su responsabilidad de dejar un futuro mejor a las siguientes generaciones.

La nueva entidad cuenta actualmente con unas 60 o 70 personas, pero todavía apenas ha iniciado su labor. “No hemos hecho nada público excepto la nota de prensa e internamente solo hemos realizado un par de encuentros meramente organizativos”, declara Vilabrille. La asociación quiere aprovechar la red de participación que tenía Lokarri, “la más grande de nuestro entorno”, y mantener contactos con expertos y organizaciones locales, estatales e internacionales que puedan aportar en materia de convivencia y derechos humanos.

Sin embargo, Uharan no quiere funcionar solamente como una continuidad de Lokarri ni como un movimiento social al uso, sino que busca que las personas que participaron en la anterior asociación pacifista se mantengan activas en el trabajo para promover la convivencia. Vilabrille explica que “no hay ninguna persona liberada en Uharan, solo voluntarios, y el ritmo de trabajo es diferente, no tenemos la pretensión de responder a lo que ocurre en el día a día”.

Los organizadores perciben que ha habido pasos importantes en busca de mejorar la convivencia y la paz en Euskadi. “Desde que ETA puso fin a sus objetivos armados se han ido dando avances poco a poco. En el tema de reconciliación ha sido a través del trabajo de la víctimas y del Gobierno Vasco. Ha habido actos que hace 6 o 7 años eran impensables”, opina el miembro de Uharan. De todos modos, desde la nueva asociación creen que no se ha avanzado “al ritmo esperado”.

Por ello, los herederos de Lokarri quieren contribuir a acelerar este proceso, “sabiendo quiénes somos y dónde estamos”. Uharan se centrará en primer lugar en “la normalización de la convivencia y la reconciliación”. “No tenemos la fuerza de Lokarri o Elkarri a nivel social, ni queremos tenerla. Pero sí entendemos que la ciudadanía tiene que seguir opinando y ser un agente más. Que no solo sean los agentes políticos o sindicales lo que marcan la línea. La ciudadanía tiene todavía bastante que aportar”, concluye Manu Vilabrille.

Una de las primeras actividades llevadas a cabo por Uharan ha sido el Foro Social para promover la pacificación celebrado ayer en Gernika que, entre otros, contó con la presencia de los mediadores Brian Currin, Alberto Spektorowsky y Carlos Alberto Ruiz Socha. Además, la organización comenzará a desarrollar una serie de tareas destinadas a la comunidad de personas y entidades relacionadas con los procesos de paz y los derechos humanos. Esta labor se concretará en forma de boletines informativos mensuales y trimestrales y, posteriormente, en la celebración de un seminario o conferencia anual de reflexión sobre los temas clave en materia de reconciliación y convivencia.

actividades

Boletín mensual. La organización enviará cada mes un boletín informativo a una comunidad de participación de 35.000 personas interesadas en el ámbito de la paz y la convivencia, en la que se informará de las actividades.

Boletín trimestral. Uharan enviará otro documento trimestral a una red estatal e internacional de más de 2.000 entidades y expertos, sobre la situación del proceso de paz en Euskadi.

Seminario anual. Los impulsores de Uharan celebrarán un seminario o conferencia de reflexión sobre los temas clave en el ámbito de la reconciliación y la convivencia, con el objetivo de elaborar conclusiones útiles para el proceso de paz.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902