Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Una pantalla dinámica sostendrá la ladera del Peine del Viento

Sábado, 30 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Varios turistas en el Peinde del Viento en junio del año pasado, tras caer varias rocas, que se ven en la imagen en la zona precintada.

Galería Noticia

Varios turistas en el Peinde del Viento en junio del año pasado, tras caer varias rocas, que se ven en la imagen en la zona precintada.

2 Arantzazu Zabaleta
f Gorka Estrada
donostia - Los trabajos para estabilizar la ladera del Peine del Viento implicarán la colocación de una pantalla dinámica de tres metros de altura, además de otra malla de cable que sostendrá la pared del monte Igeldo. El Consistorio de Donostia ha sacado a concurso la ejecución de la obra, que se adjudicará en algo más de un mes por casi 870.000 euros. Las obras se prolongarán durante tres meses, por lo que el Peine del Viento debería poder volver a abrirse al público a finales de junio, a tiempo para la temporada de verano y más de un año después de que cayeran las rocas que provocaron su cierre.
Las obras para estabilizar la ladera y controlar los desprendimientos de bloques deberán seguir los criterios marcados por la ingeniería LKS, que en su análisis de la situación, basado también en informes previos de Lurtek Consultores, constata que el talud presenta "síntomas de inestabilidad", con "frecuentes caídas de bloques rocosos que alcanzan la zona urbanizada", así como "ocasionales coladas de barro". Se constata que esas caídas de bloques han sido "aisladas pero constantes en el tiempo". El análisis de LKS incide en que la condición de acantilado marino de la ladera de Igeldo implica la presencia de "una intensa actividad meteórica y erosiva" por parte de los agentes naturales, que han llevado a la situación actual.
La solución que plantea la ingeniería consiste en colocar una pantalla o barrera dinámica en la zona superior de la ladera, ocupada con árboles de importantes dimensiones y vegetación. Consiste en una malla de cables de acero montada sobre postes metálicos en su base. La pantalla de tres metros de altura y que se prolongará a lo largo de toda la ladera soportará los empujes de los bloques que se puedan desprender. Las barreras dinámicas, que vienen prefabricadas, absorben los impactos mediante la progresiva disipación de su energía cinética, convirtiéndola en trabajo de frenado, según explica LKS.
La pantalla se reforzará en la parte inferior con una malla de revegetación que retenga los fluidos de las coladas de barro y con otra de luz reducida (de menor impacto visual) en sus dos metros superiores que evite las proyecciones de pequeñas partículas, según se describe en el proyecto de LKS.
En el resto del talud, aguas abajo de las pantallas, se colocará una malla de cable.
Además, LKS plantea el cierre disuasorio de la zona situada más al norte, donde colocar la malla sería complicado e insuficiente y donde existen "importantes voladizos y zonas de irregularidad geométrica extrema". Con el fin de evitar que los visitantes crucen a esa zona, se colocará un cierre disuasorio en el que se incluirán señales de prohibido el paso.
cambiar el arbolado La mayor parte de los trabajos para estabilizar la ladera se podrán realizar desde la parte inferior, es decir, desde el Peine del Viento, con el empleo de grúas, aunque también habrá algunos trabajos más en altura que se acometerán desde el Paseo del Faro.
Por otro lado, el informe de LKS advierte de que la vegetación que cubre la ladera por encima de la cota de actuación consiste en arbolado de porte alto que no favorece la estabilidad del talud, por lo que se recomienda tratar de sustituirlo de forma paulatina por árboles de menor porte que se adapten fácilmente y favorezcan la estabilidad del acantilado.
desde junio El Peine del Viento permanece en la actualidad cerrado desde el verano pasado: a principios de junio cayeron varias piedras de tamaño medio, que ocasionaron heridas leves a varios turistas, y en julio se constató que existía cierta "inestabilidad" en el acantilado, por lo que se decidió cerrar la zona para desbrozar y limpiar la ladera y analizar el estado del talud, labor que ejecutó LKS.
Hace casi tres años también se realizaron labores de asentamiento en ese mismo acantilado que, en aquella ocasión, costaron algo más de 100.000 euros y también provocaron el cierre temporal del Peine del Viento.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902