Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

Una asociación de Gipuzkoa, pionera en dar poder de decisión a sus usuarios con inteligencia límite

Ortzadar advierte que en Gipuzkoa hay 1.300 personas con esta discapacidad y muchas no están diagnosticadas
Subraya la importancia de los apoyos para lograr “una vida digna”

Alicia Zulueta Ruben Plaza - Viernes, 29 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Maider Brit, trabajadora social de Ortzadar, Rosa Rubio, coordinadora, Mikel Moreno, presidente, y Maite Peña, diputada de Política Social, ayer en Donostia.

Galería Noticia

Maider Brit, trabajadora social de Ortzadar, Rosa Rubio, coordinadora, Mikel Moreno, presidente, y Maite Peña, diputada de Política Social, ayer en Donostia.

donostia- La asociación Ortzadar es la única a nivel estatal cuya junta directiva está formada por sus propios usuarios: personas con inteligencia límite. Esta condición, incluida en el ámbito de la discapacidad intelectual, afecta al 1% de la población. En este sentido, en Gipuzkoa existen cerca de 1.300 personas -3.700 en la CAV-, pero muchas de ellas no están diagnosticadas. Así lo advirtieron ayer la coordinadora de la asociación, Rosa Rubio, su presidente, Mikel Moreno, su trabajadora social, Maider Brit, y la diputada de Política Social, Maite Peña.

En 2012 la asociación se sumergió en una reflexión estratégica en la que se puso en práctica que “las personas con inteligencia pueden ser portavoces y defensores de sus necesidades”. De esta forma, hubo un cambio en los estatutos y en el propio concepto de asociación para que los beneficiarios formaran parte activa de la junta directiva.

Mikel Moreno es una persona con inteligencia límite, que junto a tres compañeros más, forman parte del órgano gestor de la asociación. “Yo lo pasé mal en el colegio. No me gustaba estudiar y los alumnos se metían conmigo. Para los profesores era un vago porque me costaba estudiar. Con 19 años empecé en Ortzadar y me fue todo mejor. Aprendí a trabajar, hice muchos amigos”, relató. Ahora, con 38 años, trabaja en una empresa, algo “muy importante” para él. “Sería bueno que la gente entendiese que no somos tontos, que somos adultos y que, aunque tengamos dificultades, tiramos para adelante y trabajamos como los demás”, destacó en nombre del colectivo.

El “dato científico” que evidencia la inteligencia límite es un coeficiente intelectual situado entre 75 y 85, una marca por debajo de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera “normal”. Además, antes de cumplir los 18 años, los afectados manifiestan problemas en “al menos dos” de las siguientes habilidades: cuidado personal, vida doméstica, habilidades académicas, la utilización de los recursos comunitarios, el autocontrol, la comunicación, etc. “No hay rasgos físicos aparentes”, pero sí un “desfase entre la edad cronológica y la mental”, que suele hacerse patente en la adolescencia, informó Rubio.

Asimismo, muestran una “falta de iniciativa, problemas en el aprendizaje y las relaciones afectivas, y la comprensión de la situación general es limitada”, añadió la coordinadora. Pero lo más difícil es conseguir el diagnóstico. “Normalmente no es hasta que inician la escolarización cuando se ponen de manifiesto estas carencias”, destacó. En esta línea, denunció que tachar a estas personas de vagas “crea una situación de miedo y angustia” que puede terminar en una situación de “enfermedad mental o exclusión social”.

Por este motivo, Ortzadar hace hincapié en la necesidad de crear apoyos intermitentes en las necesidades que cada usuario tenga, para garantizar una forma de vida “digna” en la que se prevengan las situaciones de exclusión social y así a la larga estas personas no supongan “un coste mayor para los servicios sociales”. “Cada uno requiere un apoyo diferente, pero a veces son mínimos y así pueden vivir de forma autónoma y participar de la vida comunitaria”, afirmó.

Referente en la cavOrtzadar es una asociación que nació en 1977 de la mano de un grupo de padres. En la actualidad, es la única que se dedica a personas con inteligencia límite en la CAV, y una de las diez del Estado, que, unidas, conforman la Federación en Línea. “Ortzadar representa y atiende a 200 de estas personas y, lo que es también importante, a sus familias. Les informan, les valoran, les acompañan, les orientan y les dan un apoyo y un seguimiento continuo en esas necesidades”, explicó la diputada Peña.

La trabajadora social, Maider Brit, detalló los diferentes servicios que ofrecen en Ortzadar, donde realizan “un plan de atención individualizado” en las áreas que más apoyo requieran, como en lo personal, o la salud. Por ejemplo, la asociación se encarga de acompañar a sus beneficiarios al médico para explicarles lo que este quiere comunicarles, pues “tienen dificultades para comprender el lenguaje técnico”. También tienen un servicio de ocio y vacaciones, donde proponen viajes organizados. Asimismo, cuentan con tres viviendas tuteladas, en Tolosa y Errenteria, donde ocho personas viven de forma autónoma, con apoyos intermitentes, y “se arreglan muy bien”.

Por último, Ortzadar hizo un llamamiento a las personas y familias que “se sientan reconocidas” con esta problemática, y animó a las personas interesadas en colaborar a ponerse en contacto.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902