Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Iñaki Pariente exdirector de la agencia vasca de protección de datos

“Es curioso;la gente se preocupa cada vez más de lo que pasa con sus datos pero incorpora en su vida dispositivos que le rastrean”

¿Están seguros nuestros datos en la llamada ‘nube’? ¿O es mejor un disco duro? ¿Qué hacen las empresas con nuestros datos? El experto Iñaki Pariente da las claves

Mikel Mujika Gorka Estrada - Viernes, 29 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Iñaki Pariente

Galería Noticia

Iñaki Pariente

donostia- Ayer fue su último día como director de la Agencia de Protección Vasca de Datos y el jueves dará una charla en Donostia. Participa en una jornada sobre protección de datos organizada por la concejalía de Impulso Económico de Donostia a través de Fomento San Sebastián.

¿Qué es el ‘cloud computing’ o almacenamiento en la ‘nube’? ¿Es ahí donde se guardan nuestros datos?

-Hasta ahora la información estaba en un lugar concreto. En el momento actual las grandes multinacionales ya llevan unos años ofertando unos servicios en ubicuidad, es decir, que tú no sabes dónde está físicamente la información, que es a demanda, sin límite. La parte buena es que con este sistema los precios bajan sustancialmente y la parte mala es que perdemos control sobre esa información.

¿Quién ofrece estos servicios y cómo funcionan?

“La portabilidad de los servicios de almacenamiento en la ‘nube’ van a provocar un montón de denuncias en los próximos dos años”

-El proveedor de servicios en la nube siempre es una empresa, lo que pasa es que hay dos modelos. El servicio ofertado a particulares, Dropbox, Drive de Google u otros, que un particular los puede contratar fácilmente y son gratuitos hasta cierto volumen. Normalmente están en EEUU;y el otro modelo es el proveedor de servicios para empresas, administraciones, universidades, etcétera.

¿Y qué riesgo tiene la ‘nube’?

-Si yo como usuario decido ubicar mi información en un servicio en la nube, me tienen que informar de cuáles son las condiciones;y hacerlo de una forma que pueda entender y que respete las garantías de la normativa española. Eso requiere una información básica de una cierta extensión que normalmente no se hace porque los proveedores no están en España. Los grandes proveedores están en EEUU.

¿Y eso qué perjuicio nos ocasiona?

-Normalmente poca cosa, porque si lo usamos para almacenar fotos o para archivos domésticos, no tiene mayor repercusión. Pero si algo falla o hay un acceso indebido o una fotografía mía que está en Dropbox aparece en otro sitio, ¿qué derechos y garantías voy a tener? Y en el otro terreno, con datos de terceros es diferente. Por ejemplo, el gestor de una Universidad decide contratar un servicio de estos porque es gratuito y pasa todos los datos de sus estudiantes a la nube. El problema es que todo el control acaba en manos de esa multinacional, normalmente americana, que es la única que tiene esa información. Eso trae problemas de gestión cuando me quiero ir a un tercero.

“Hay que ser consciente de qué derechos y garantías tengo para recuperar mis datos personales y exigirle al proveedor que los borre”

Explíqueme eso.

-El reglamento europeo de Protección de Datos actual prevé que la portabilidad de estos servicios va a generar muchos problemas. A la hora de decirle a Google que me dé todo lo que tiene de mí y lo borre y eso se cumpla, eso va a traer un volumen importante de reclamaciones.

¿Cuándo?

-Probablemente dentro de dos años vamos a encontrar problemas de ese tipo cuando me quiera cambiar de proveedor. Y cuando un particular vaya a una empresa y le pida cuentas de cómo se están manejando sus datos, por mucho que esta haya derivado esa gestión a otro proveedor, la responsabilidad siempre va a ser suya.

¿Esa empresa tiene unas obligaciones para conmigo, independientemente de a quién ceda la gestión?

“En el ámbito de la telefonía, banca y contratración por Internet hay mucho incumplimiento y han subido mucho las denuncias”

-Eso es. Y las obligaciones son las que dice la Ley española y la Ley Vasca.

¿Hay muchas denuncias?

-Mientras todo va bien nadie tiene ningún problema y todo es gratuito. Pero hay que ser consciente de qué derechos y garantías tengo. A veces es mejor comprarse un disco duro.

¿No querrá decir que hay que cerrar la puerta a estas soluciones?

-En absoluto, no hay que cerrar la puerta ni de lejos. Lo que hay que hacer es una pequeña evaluación de riesgos;hay que valorar si esos datos son sensibles o colaterales. Si por ejemplo una empresa tiene un modelo de negocio exclusivo, que le distingue, si yo fuese el gerente no los pondría en la nube. Y luego analizar la seguridad que ofrece la plataforma. Que me lo garanticen por escrito en el contrato. Que pueda reclamar con cierta seguridad.

¿Somos demasiado confiados?

-Con las personas, se está dando una circunstancia muy curiosa: al mismo tiempo aumenta la preocupación sobre qué pasa con esos datos, a la vez que incorporamos sin pensar tecnología a nuestra vida diaria, y tenemos smartphones, con un sistema Android, que es de Google... Y tenemos que ser conscientes de que toda la información que trabajamos pasa por servidores de Google. No podemos utilizar WhatsApp para todo.

¿Para qué no usaría WhatsApp?

-Un ejemplo muy sencillo: hace dos años hemos tenido las agencias bastantes discusiones sobre la utilización tanto por abogados como por médicos, que manejan información muy sensible de sus clientes y pacientes: Oye, mañana tenemos juicio. Vale;eso lo puedes poner, pero para mandar información sensible no. Y en el mundo sanitario igual. Muchos médicos usan sus móviles para hacer fotos y vídeos de pruebas sanitarias a pacientes y se envían a través de mecanismos que no son seguros. La ley obliga a que por lo menos se haga en un sistema encriptado, que cualquiera lo puede instalar a través de un proveedor de correo electrónico, que en el País Vasco hay muchos.

¿Usted usa WhatsApp?

-Claro. Hay que utilizarlo con cabeza. Utilizo WhatsApp para comunicaciones sencillas, y para una comunicación relevante es mejor utilizar un sistema de correo que sea seguro.

¿Gmail es una herramienta segura?

-El Gmail no deja de ser un servicio de red en la nube. Desde que se descubrieron los servicios en nube y todos los servidores están interconectados, la información va de uno a otro en función de las necesidades. Cualquier persona del mundo tendrá una información ilimitada para guardar.

¿Qué obtienen a cambio de todo eso que hacen gratis?

-El beneficio viene del análisis de esa información, de qué buscamos y qué hablamos en Internet. Los puestos de trabajo más demandados en el futuro van a ser los vinculados al Big Data, la capacidad informática de que te den cinco millones de datos y mediante un sistema informático sepas extraer ese valor y puedas desarrollarlos. Eso para una empresa es importantísimo.

¿Saben lo que hablamos en nuestros correos electrónicos?

-Los correos de Google se escanean. Pero no hay una persona escuchando o leyendo. Es un sistema robotizado. Si una persona de determinada edad repite el término embarazada o si hace una búsqueda de una marca de zapatillas, vemos inmediatamente publicidad orientada. Así consiguen unos ingresos brutales.

¿Me está diciendo que Google tenga una ficha personal nuestra?

-Cada IP que busca tiene una ficha o unas atribuciones, no las personas, porque no se puede, pero si encuentran la forma seguro que se hará.

¿Asusta un poco, no?

-Claro, pero hay que quitar el miedo. No es el Gran Hermano. Hay una búsqueda de intereses, de aficiones y todo tiene un fin comercial y es legítimo porque lo aceptamos además, en el momento en que hacemos la contratación lo aceptamos. Y hay que entender que algo tendremos que dar a cambio de ese servicio.

En muy poco tiempo se ha pasado de nada, a hablar mucho de protección de datos. ¿Qué ha pasado?

-Hay un gran incremento de la protección de este derecho desde la creación de la Agencia Vasca de Protección de Datos en 2004. Al principio era muy difícil llegar a la gente pero a partir de 2006 y sobre todo en los últimos cuatro años, hemos experimentado un incremento brutal del número de expedientes y de llamadas.

¿Algún caso especial?

-El derecho al olvido: que no salgas en Google. Hay un caso de un ejercicio en la escuela de chavales de diez o doce años y uno busca a su padre y se entera que tenía un indulto de hacía equis años por un delito contra la salud pública. Y el tema de la videovigilancia es recurrente.

¿Por qué?

-No se puede grabar en la vía pública;solo fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con finalidad del control del tráfico y control del delito.

Pero los particulares grabamos.

-La finalidad con la que grabo es una finalidad de uso doméstico;una celebración de una boda es para mí y mis amigos. En un entorno restringido.

¿Y si se cuelgan en Internet?

-Para eso hay que tener consentimiento. Hay cosas que a veces se hacen pero no se pueden hacer.

¿La mayoría de denuncias son por...?

-En el ámbito de la CAV, tenemos muchas menos denuncias en proporción que en el resto del Estado. Pero es cierto que ha subido muchísimo en el ámbito privado. En telefonía, banca y contratación por Internet hay mucho volumen de incumplimiento y han aumentado mucho las denuncias.

¿Esta problemática existe porque la tecnología avanza demasiado rápido y es difícil de controlar?

-Exacto. Por ejemplo, la agencia española acaba de convencer a Google para que cambie su política de privacidad y explique mejor que va a suceder con su información. Y esto es un pequeño éxito en una carrera de fondo.

¿Usted compra por Internet?

-Sí. Yo no tengo ningún problema, lo que hay que hacer es tomar una serie de precauciones. Existe una normativa del año 2014 y hay que buscar medios de pago seguros y comprar con cierta lógica. Si le voy a comprar a un proveedor chino, tendré que preguntarme qué garantías y derechos tengo para reclamar si los productos vienen dañados o no llegan.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902