Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

27 de enero, inolvidable

iñaki de mujika - Viernes, 29 de Enero de 2016 - Actualizado a las 10:07h

Los aficionados al balonmano no olvidarán fácilmente la fecha del 27 de enero de 2016, porque ese día sucedieron cosas inusitadas, impensables, astrales... Se disputaba la última jornada de cuartos de final del campeonato de Europa, la decisiva, aquella que determinaba los cuatro equipos que pasaban a semifinales y que lucharían por las medallas.

La cátedra había hecho cálculos suficientes como para determinar que Francia, Dinamarca y Polonia eran tres de las cuatro. La última plaza correspondería a la selección española si cumplía ante Rusia y derrotaba al equipo que se estaba jugando una plaza en el preolímpico.

Alemania, que había dado señales de fortaleza en los encuentros anteriores, se jugaba ante Dinamarca el ser o no ser. Los daneses están curtidos en mil batallas y tienen a Landis en la portería y a Hansen en la primera línea. No les fue suficiente. Pese a que a falta de siete minutos para el final llevaban ventaja de dos goles ya no marcaron más. Un 4-0 favorable a los teutones sellaba la primera gran sorpresa y eso que a los alemanes les faltaban Dissinger y Weinhold. La cátedra comenzaba a equivocarse.

Esta victoria le obligaba a España a ganar a Rusia. Paralelamente, Noruega y Francia dirimían sus cuitas. Los galos, campeones del mundo, de Europa y olímpicos y desde hace mucho tiempo coqueteando sin tregua con el éxito, cayeron en una sima de la que les fue imposible salir. Karabatic "sólo" marcaba tres tantos y los noruegos con Tonnesen, Bjorsen y Sagosen se elevaban a los altares. Segundo fiasco.

Por si esto fuera poco, llegaba Polonia, organizadora del campeonato. Dependía de sí para entrar en semis y dependiendo de los demás resultados acceder como primera de grupo. Llegaron los croatas y pasaron por encima de un pabellón abarrotado de público y sus alrededores. Silenciaron a Cracovia para una semanas los once goles de Striek y los siete de Maric y el rendimiento general de un equipo que no contaba en las quinielas. Tercer golpetazo a los pronósticos.

Los de Manolo Cadenas no se apuntaron al bombardeo inesperado de fiascos y cumplieron con el primer objetivo de volver a ser semifinalistas ganando a Rusia. La jornada concluyó con los aficionados, periodistas, dirigentes, jugadores y técnicos frotándose los ojos porque el panorama que se presentaba en el inmediato horizonte no respondía a ningún parámetro previo.

Si preguntas a los protagonistas las razones por las que estas cosas suceden, no encontrarás una respuesta convincente, porque posiblemente no existe. Las cosas pasan, pertenecen al deporte, montan y desmontan proyectos y obliga permanentemente a revisarlos. No sé si ahí está la grandeza, pero una jornada como la del 27 de enero de 2016 viene muy bien, oxigena e inyecta un soplo importante de aire fresco a una competición cautivadora. Más allá de quien la gane.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902