Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Cartas a la Dirección

El día después de mañana

María Olga Santisteban Otegui - Martes, 26 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:10h

El pasado mes de diciembre 195 estados de todo el planeta alcanzaron en la Cumbre del Clima celebrada en París el primer y (esperanzador) acuerdo referente a la lucha contra el calentamiento global. En dichos acuerdos se establecía por fin un objetivo común para todas las naciones del mundo (entre ellas dos de las más contaminantes, China y Estados Unidos) para contener el aumento de la temperatura del planeta y reducir e incluso erradicar los gases del efecto “invernadero”. Todo ello muy esperanzador, aunque no todos hagan los mismos esfuerzos por “descarbonizar” el planeta.

Los dos países antes indicados encontrarían una fuerte oposición a dichos acuerdos, bien por la fuerte oposición de los que niegan todavía el cambio climático o por el enorme coste que supondría en reconvertir sus industrias altamente contaminantes. Es el escenario casi “apocalíptico” que nos describe la película de 2004 El día después de mañana: océanos que chocan contra rascacielos, pesadas capas de nieve que se apilan en el infinito, la vida como la conocemos es amenazada por un congelamiento eterno... Evidentemente, esto era una pura “ciencia ficción” y científicos y climatólogos pusieron entonces el “grito en el cielo” y dijeron que dicha tesis era prácticamente imposible.

Sin embargo, un reciente estudio de una universidad del Reino Unido y publicado en una prestigiosa revista científica, nos alerta de que quizá el escenario que nos describe la película no ande tan descaminado: el frío podría afectar más fuerte a la Europa del Este, mientras que en América habría fuertes inundaciones y caídas de temperaturas, elevando también el nivel de los mares.

Lo cierto es que 2015 ha sido el más cálido desde que hay registros, y expertos auguran que quizá el 2016 lo sea incluso más. Que el clima está raro y extraño es algo que todos percibimos;que algo no funciona bien es más que evidente.

Las plantas no engañan: almendros en flor en pleno invierno y otras tantas que deberían florecer en el verano. Para nada sirven las grandes declaraciones e intenciones si luego no se llevan a la práctica. Todos somos de alguna manera responsables (los gobiernos en primer lugar) y todos y cada uno de los que habitamos este nuestro planeta, de que ese día “después de mañana” no suceda nunca.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902