Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
capitalidad cultural

“La ceremonia no cubrió las expectativas”

La Fundación 2016 realiza una tímida autocrítica y cree que la polémica “no empaña” una brillante apertura

Juan G. Andrés - Lunes, 25 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Vista del puente de María Cristina, escenario principal del acto central de la inauguración.

Galería Noticia

Vista del puente de María Cristina, escenario principal del acto central de la inauguración.

Donostia- Entre la autocrítica y el triunfalismo, los máximos responsables políticos y técnicos de la Capitalidad se decantaron por el camino fácil y restaron importancia a los reproches recibidos por Puente de la convivencia, el acto central de la inauguración de Donostia 2016. La ceremonia desplegada por el catalán Hansel Cereza en torno al puente de María Cristina era la guinda de la apertura, la necesaria carta de presentación del proyecto, pero lo cierto es que su resultado decepcionó a la inmensa mayoría de las 50.000 personas que no pudieron seguirlo in situ por problemas de visibilidad.

El enfado de la ciudadanía fue clamoroso, hubo silbidos entre los espectadores -muchos se marcharon antes del final por hastío o porque no sabían si había terminado- y las redes sociales se inundaron de críticas abrasivas. Pese a ello, los responsables de la Fundación 2016 se limitaron ayer a invocar la necesidad de riesgo, a admitir algún fallo técnico y a reconocer que no se habían cumplido las expectativas de un montaje que ha costado 660.000 euros, más de la mitad del presupuesto global de las actividades inaugurales: 1,2 millones.

“No empaña la semana”“Resulta obvio que la ceremonia no ha cubierto al cien por cien las expectativas que existían o que habíamos depositado en ella, pero eso no empaña en absoluto una semana que, en conjunto, ha ofrecido una extraordinaria imagen de nuestra ciudad”, proclamó el alcalde Eneko Goia en la rueda de prensa que ofreció ayer en el Aquarium junto al diputado general, Markel Olano, y la consejera vasca de Cultura, Cristina Uriarte. Por motivos de agenda, el Ministerio de Cultura (PP) fue el único ausente en la comparecencia de una Fundación que, gracias a la cómoda mayoría del PNV, parece dispuesta a pasar página en esta polémica, cuanto antes y sin asunción de responsabilidades.

Ahora bien. Cabe destacar una clara diferencia de criterio a la hora de valorar la cuestión. La tímida autocrítica de los mandatarios del PNV contrasta con la opinión más tajante de varios miembros destacados del PSE-EE, su socio de gobierno en el Ayuntamiento y la Diputación que, por tanto, también respaldó el encargo a Cereza en el patronato. Tras la ceremonia del sábado, el teniente de alcalde Ernesto Gasco, número dos del Ayuntamiento, pidió “disculpas” a la ciudadanía “por no haber conseguido la inauguración adecuada”, a lo que Goia respondió ayer: “Para gustos son los colores y supongo que Ernesto tendrá los suyos. No tengo más que añadir, no merece ningún comentario. He oído opiniones para todos los gustos”. Otro socialista, el diputado foral de Cultura, Denis Itxaso, fue un paso más allá en la autocrítica y en un texto publicado en su blog bajo el título El puente de la decepción, escribió que el montaje de Cereza “no funcionó”.

Así las cosas, y aunque admitió que la ceremonia no satisfizo las expectativas, Goia afirmó que “las cosas se han hecho bien” y que el “balance general es muy bueno”: 85.000 personas participaron en las 88 actividades del programa de apertura. Además, destacó el “esfuerzo por descubrir un nuevo espacio en la ciudad”: el puente de María Cristina. “Podíamos haber ido a una cosa muy fácil, que era echar media hora de fuegos artificiales en la bahía de la Concha, porque sabemos que eso funciona, pero no es el objetivo de la Capitalidad”, aseguró el alcalde, que considera necesario “poner en valor cosas nuevas” y “ser arriesgado y osado”. “Si la Capitalidad es para hacer simple y llanamente las cosas convencionales que hacemos siempre -y que hacemos bien-, nos va a aportar muy poquito legado. Habrá cosas que nos gusten más o menos, mucho ensayo y prueba, pero sin ensayo, no habrá mejora ni cosas nuevas que incorporar a la ciudad y que permanezcan”, insistió.

En opinión de Pablo Berástegui, director general de Donostia 2016, “no es sencillo” plantear un proyecto visual para toda la ciudadanía y que traslade la idea central de la Capitalidad mezclando tradición y modernidad. Por eso recurrieron a “una persona de reconocido prestigio internacional” -Cereza fue fundador de la Fura dels Baus y entre otros grandes eventos, dirigió la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92-. La idea del puente es “recurrente” en la Capitalidad y sus responsables pensaron que el acto del María Cristina expresaría muy bien en imágenes ideas complejas como el diálogo y la convivencia. “Sin embargo, somos conscientes de que la resolución no ha dejado satisfechas a todas las personas que asistieron. Igual la emoción no ha prendido en los ciudadanos como pensábamos”, dijo.

Berástegui también admitió fallos técnicos como el que impidió que se viera la imagen de las personas cruzando el puente para fundirse en un abrazo -“simbólicamente era un momento importante”- y también hubo problemas de realización televisiva en la retransmisión mediante las cuatro pantallas gigantes. “Calculábamos que se iba a ver mejor”, indicó el director de Donostia 2016 sobre la alarmante falta de visibilidad. No obstante, advirtió de que en función de su nivel de implicación, la gente disfrutó de distinta manera, y por ello, los voluntarios y los cerca de 1.000 intérpretes guipuzcoanos que actuaron, lo pasaron mejor que los más alejados física y emocionalmente.

Por último, el responsable de la Capitalidad agregó que todas estas son “cuestiones a tener en cuenta” y servirán para “aprender” en futuras ocasiones. El propio alcalde recordó que Stop War Festibala, el certamen antibelicista que en Semana Santa traerá a músicos como Bob Geldof o Nick Lowe, se celebrará en el puente de María Cristina, por lo que la experiencia del acto de Hansel Cereza servirá para “superar y mejorar” las posibles limitaciones de este espacio.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902