Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Zika, el último virus letal

La nueva enfermedad que se extiende por Sudamérica y que ya ha dejado varios casos en EEUU y Europa amenaza especialmente a embarazadas. Su contagio provoca en el feto una malformación llamada microcefalia, que impide que el cerebro del bebé se desarrolle por completo

Domingo, 24 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Un empleado del Ministerio de Salud fumiga una casa en Soyapango, a 6 kilómetros de San Salvador.

Un empleado del Ministerio de Salud fumiga una casa en Soyapango, a 6 kilómetros de San Salvador.

Galería Noticia

Un empleado del Ministerio de Salud fumiga una casa en Soyapango, a 6 kilómetros de San Salvador.

en los últimos meses, un virus desconocido hasta ahora en Occidente ha empezado a adquirir un gran protagonismo: su nombre es zika. Después de que en mayo de 2015 se registraran los primeros casos en América, concretamente en Brasil, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó de su aparición en otros muchos países de Sudamérica como México o Venezuela.

Hace apenas una semana, EEUU publicó una lista de catorce países sudamericanos adonde no recomendaba viajar a las embarazadas estadounidenses por el riesgo de infección de este virus, dado que el zika produce microcefalia en los bebés (un trastorno que impide que el cerebro se desarrolle por completo y cuyo resultado es una cabeza muy pequeña).

En España, el pasado viernes se detectaron los dos primeros casos de zika en Catalunya, dos mujeres sudamericanas de entre 30 y 45 años que no están embarazadas. El Gobierno español anunció ayer que representantes del Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas se reunirán próximamente para aprobar un protocolo de respuesta al virus.

El protocolo estará dirigido a los profesionales sanitarios para que cuenten con la información necesaria para que los casos importados se detecten lo antes posible para prevenir la transmisión autóctona.

El virus zika, del que tanto se está hablando en este comienzo de 2016, es un gran desconocido en Europa, dado que casi no ha habido casos. En algunos medios se ha comparado la expansión de esta enfermedad con el brote de ébola de hace apenas un año. Pero, ¿qué es realmente el virus zika? ¿Es tan letal como el ébola?


Transmisión

El zika es un flavivirus, un género viral que incluye también al dengue o a la fiebre amarilla y suele generar fiebre leve, sarpullidos, conjuntivitis y dolores musculares. El primer caso documentado se remonta a 1947 en África. Desde este continente pasó a Asia y en los últimos años se está extendiendo a algunos países del Pacífico y, sobre todo, de Sudamérica. El zika necesita un vector (un medio de transporte) para infectar a las personas. Al igual que otros virus, su infección la provoca la picadura de los mosquitos del género Aedes. Sin embargo, se ha aislado el virus en el semen y se ha documentado la transmisión de persona a persona por vía sexual. El impacto de este tipo de transmisión en la salud pública aún no ha sido evaluado. Por otro lado, todavía se desconoce si el zika se transmite por vía sanguínea entre humanos.


Síntomas comunes

Los síntomas más comunes son fiebre leve y exantema (erupción en la piel o sarpullido). Suele acompañarse de conjuntivitis, dolor muscular o en las articulaciones, con un malestar general que comienza entre 2 y 7 días después de la picadura del mosquito. También es frecuente que el afectado presente fiebre y erupción cutánea que suele aparecer primero en la cara y después en el cuerpo. Una de cada cuatro personas infectadas desarrolla los síntomas de la enfermedad y suele ser leve sin que se prolongue más allá de la semana. Según los expertos, entre el 60% y el 80% de las infecciones son asintomáticas. Los síntomas son similares a los del dengue o del chikungunya, que también son transmitidos por el mismo tipo de mosquito. Las complicaciones son poco frecuentes, pero se han descrito en los brotes de la Polinesia y más recientemente en Brasil. La diseminación del virus en el continente de las Américas permitirá caracterizar mejor esta enfermedad, al tener más experiencia sobre sus síntomas y complicaciones. En la mayoría de las personas, el diagnóstico de esta enfermedad se basa en los síntomas clínicos y las circunstancias epidemiológicas (brote de zika en el lugar donde vive, viajes a zonas donde circula el virus). Sin embargo, también hay pruebas de sangre que pueden contribuir a confirmar el diagnóstico.


Tratamiento y efectos

El tratamiento consiste en aliviar el dolor y la fiebre o cualquier otro síntoma que cause molestias al paciente. Para evitar la deshidratación producto de la fiebre, se recomienda controlarla, guardar reposo y tomar abundante agua. No hay una vacuna o medicamento específico contra este virus. En el caso concreto de América, se trata de un virus nuevo, que hasta el momento ha tenido una distribución geográfica y demográfica muy limitada, sin evidencia de letalidad. Sin embargo, en otras regiones del mundo se han notificado casos esporádicos de pacientes con enfermedades o condiciones preexistentes, en los que las manifestaciones y complicaciones podrían ser más graves, ocasionando el fallecimiento. En el caso de las embarazadas, se pueden producir malformaciones en el feto.


Zika, dengue y chikungunya

Las tres enfermedades presentan síntomas similares, pero también existen algunas diferencias. En el caso del dengue, habitualmente presenta fiebre más alta, así como dolores musculares más fuertes. Puede complicarse cuando cae la fiebre y se debe prestar atención a los signos de alarma como el sangrado. En cuanto al chikungunya, además de una fiebre más alta, el dolor de las articulaciones es más intenso y afecta a manos, pies, rodillas, espalda y puede llegar a incapacitar a las personas para caminar y realizar acciones tan sencillas como abrir una botella de agua. Por último, el zika no presenta rasgos particularmente característicos, pero en la mayoría de los pacientes se observan erupciones en la piel y en algunos de ellos conjuntivitis.


Viajes a países con brote

El virus fue aislado por primera vez en 1947 en el bosque de Zika, en Uganda (África). Desde entonces, se ha encontrado principalmente en África y ha generado brotes pequeños y esporádicos en Asia. En 2007 una gran epidemia fue descrita en la Isla de Yap (Micronesia), donde cerca del 75% de la población resultó infectada. En América, se han dado casos en 22 países, con brotes de tamaño considerable en Brasil, Colombia, El Salvador y Panamá. Además de estos cuatro mencionados, también se ha registrado en Barbados, Bolivia, Ecuador, Guadalupe, Guatemala, Guyana, Guyana Francesa, Haití, Honduras, Martinica, México, Paraguay, Puerto Rico, San Martin, Surinam y Venezuela. A pesar de que EEUU recomendó a las embarazadas estadounidenses no viajar a ninguno de estos países, la OMS no ha anunciado ninguna restricción concreta para visitar lugares en donde ha habido brotes de zika ni tampoco en cuanto al comercio internacional.


Prevención

La prevención consiste en reducir las poblaciones de mosquitos y evitar las picaduras, que suelen ocurrir principalmente durante el día. Con la eliminación y el control de los criaderos del mosquito Aedes Aegypti, disminuyen las posibilidades de que se transmita el zika, el chikungunya y el dengue. Se requiere de una respuesta integral que involucre a varias áreas de acción, desde la salud, hasta la educación y el medio ambiente. Para eliminar y controlar al mosquito hay varias recomendaciones. En primer lugar, evitar conservar el agua en los recipientes en el exterior (macetas, botellas, envases que puedan acumular agua) para evitar que se conviertan en criaderos de mosquitos. En segundo lugar, tapar los tanques o depósitos de agua de uso doméstico para que no entre el mosquito. Tercero, evitar acumular basura o tirarla en bolsas de plástico abiertas o mal cerradas. Cuarto, destapar los desagües que pueden dejar el agua estancada. Por último, utilizar mallas o mosquiteros en ventanas y puertas. A pesar de estos consejos, es difícil no tener contacto con los mosquitos en países tropicales de manera que aún se pueden tomar algunas precauciones para evitar la picadura como cubrir la piel expuesta con camisas de manga larga, pantalones y sombreros, usar repelentes o dormir protegidos con mosquiteros.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902