Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Euskadi hoy

Gestionar el fracaso

Por Xabier Lapitz - Domingo, 24 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Xabier Lapitz

Galería Noticia

Xabier Lapitz

Finales de julio del año pasado. Pablo Iglesias asegura por dos veces en una entrevista concedida a Europa Pressque Podemos no participará en un Gobierno que presida el PSOE. No fue la primera ni la última vez que lo dijo, pero como quiera que además añadió que él personalmente no se integraría en ese Gobierno, de una tacada van dos renuncios.

Rajoy el jueves: “me presentaré”. Rajoy el viernes: “declino”. Mi teoría es que las líneas rojas que Podemos se va marcando, en campaña o la misma noche electoral, son más bien anaranjadas. Y lo de Rajoy, directamente, entre dentro de los expedientes X. Pero las sorpresas del viernes, admitámoslo, pillaron con el pie cambiado a casi todos.

La de Podemos por el momento, tras su entrevista con el Rey y antes de que entraran Sánchez y Rajoy;por las formas, porque reservar puestos de un futuro Gobierno ante la prensa sin avisar al futuro socio es, cuando menos raro (“Un respeto”, escribió Madina en Twitter) y, sobre todo, por las previsibles consecuencias. Esto es, porque el PSOE no puede admitir una propuesta, por llamarla de alguna manera, que suena más a imposición que a principio de negociación.

La de Rajoy porque en tres días cambio dos veces de parecer en un asunto nada banal: optar o no a ser presidente del Gobierno. Menos mal que alardeaba de seriedad. Ahora, el foco está puesto en Sánchez y, por decirlo suave, lo tiene muy mal. Con Iglesias estrujándole un día sí y otro también, la cosa solo puede ir a peor.

PP y Ciudadanos ya le han dado la primera colleja a Sánchez, aunque la haya cobrado López en la primera reunión de la Mesa del Congreso. Apenas acertó a decir que no entendía muy bien la negativa a ese grupo formado por Esquerra, IU y EH Bildu cuando la propuesta contaba con el visto bueno de los servicios jurídicos. López tenía razón, claro;pero le faltaba el poder. Y así va a seguir. Primera lección: cualquier poder logrado con estos pactos es limitadísimo.

De esa operación que llevó a López a la Presidencia, hizo Podemos una causa bélica. Convirtió sus exigencias de cuatro grupos en la explicación de su imposibilidad para acordar con PSOE (y PNV) una mesa en la que la suma PP y Ciudadanos no fuera mayoría. Era táctica, y ahora la repite: quiero esto y si no es esto, el de enfrente es un intransigente.

Pero Sánchez no sólo recibe las presiones de los que dicen que quieren ser sus socios. Conocida es la batalla interna a la que estos días se le ha puesto cierta sordina. No un silencio, claro, que para eso está Alfonso Guerra que dice ni con este ni con aquel, ni con el de más allá.

En eso, en lo de gestionar un fracaso está también Mariano Rajoy. Le cede el paso a Sánchez sabedor de las dificultades del oponente y lo fía todo a una repetición electoral o a que otra persona del PP distinta a él lo vuelva a intentar. A esa vía contribuye “el clima”.

Sí, el clima es ese conjunto de declaraciones de aquí y de allá, prensa del establishment y prensa ultra, patronales con y sin legítima representación, instituciones europeas gobernadas por los socios de su rival, etc. Constituyen un cúmulo de elementos que empujan en la misma dirección;su apuesta es que Sánchez permita gobernar al PP;no hace falta que sea ahora mismo, pero tampoco que tarde demasiado. Vamos, eso que se llama un acuerdo de Estado. Como si lo importante fuera el Estado y no la ciudadanía que lo habita... y vota.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902