Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
inauguración de Donostia 2016

“Es una oportunidad para enseñar lo que somos y dejar entrar aires de fuera”

Goia destacó el papel integrador de la cultura en la construcción de la convivencia y pidió tender puentes entre diferentes

Mikel Mujika Iker Azurmendi - Domingo, 24 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Eneko Goia recibe la placa y el diploma acreditativos de la capitalidad de manos de Martine Reicherts.

Eneko Goia recibe la placa y el diploma acreditativos de la capitalidad de manos de Martine Reicherts.

Galería Noticia

Eneko Goia recibe la placa y el diploma acreditativos de la capitalidad de manos de Martine Reicherts.

donostia- La imagen de un aizkolari cortando un tronco abrió ayer el acto de apertura oficial de la capitalidad cultural de Donostia, una ceremonia elegante, sobria y con personalidad propia que puso en valor la cultura como “herramienta para la convivencia” entre los diferentes pueblos y las “distintas formas de pensar”. Ya está en marcha, por tanto, lo que está llamado a ser “un año extraordinario, intenso y sorprendente”, según apuntó el director general de Donostia 2016, Pablo Berástegui.

La directora general de Educación y Cultura de la Comisión Europea, Martine Reicherts, entregó ayer por la tarde al alcalde Eneko Goia la placa y el diploma que acreditan a Donostia como capital europea de la cultura junto a la ciudad polaca de Wroclaw, cuyo alcalde no pudo asistir al teatro Victoria Eugenia debido a problemas de salud que forzaron su ingreso hospitalario.

Donostia y Gipuzkoa abrieron de esta forma sus puertas al mundo con una amplia representación política a la que no faltó ningún partido, pero en la que no se vio al exalcalde Juan Karlos Izagirre, uno de los actores principales en la construcción de Donostia 2016 como primer edil entre 2011 y 2015. Sí estuvo presente entre los asistentes Odón Elorza, impulsor de la candidatura donostiarra. Y también estuvo el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto.

Elegante y ágil -duró menos de una hora-;así fue el acto oficial de apertura diseñado por Patxi Barco, el encargado de las galas del Zinemaldia. El estilo del festival de cine fue notorio ayer en el teatro Victoria Eugenia, donde se intercalaron actuaciones musicales, de danza y otras expresiones artísticas con los discursos oficiales de seis personalidades: el lehendakari, Iñigo Urkullu;el ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo;el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano;el alcalde de Donostia, Eneko Goia;la directora general de Educación y Cultura de la Comisión Europea, Martine Reicherts;y el director general de Donostia 2016, Pablo Berástegui.

Las referencias al fin de la violencia y la construcción de la convivencia fueron constantes. “Construir puentes”, repitieron una y otra vez de forma metafórica varios de los representantes institucionales. El ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, tuvo palabras de recuerdo para Gregorio Ordóñez en el día en que se cumplían 21 años de su asesinato a manos de ETA, y arrancó su intervención en un euskera claramente legible y correcto. Fue un gesto trabajado del dirigente popular, que no se limitó a una fórmula sencilla y se explayó durante varios segundos.

Menos atenta estuvo la responsable de la CE, muy sensible con la convulsión económica y social que vive Europa y el papel integrador de la cultura en este aspecto, pero que no reparó en el valor que Donostia 2016 quiere dar a su lengua, el euskera, “una de las más antiguas de Europa”, tal y como recordó el presentador.

los “valores de europa”Pablo Berástegui abrió el acto reivindicando que “la cultura tiene un lugar destacado en la construcción de una sociedad, ya sea en el ámbito local, europeo o global”. En nombre de la Comisión Europea, intervino la directora de Cultura, Martine Reicherts, de Luxemburgo, quien repasó la delicada situación que vive Europa en lo económico y social. Se acordó de la crisis de los refugiados, de los atentados de París y destacó el papel de la cultura en la defensa de los valores de Europa: “No discriminación, solidaridad, estado de derecho y tolerancia”, dijo. “Donostia 2016 es un faro que ilumina los valores sobre los que reposa Europa”, sentenció.

Fue ella quien entregó a Goia la placa acreditativa de la capitalidad. El alcalde, visiblemente emocionado, recordó que “lo que era un sueño es una realidad ahora”. Dibujó Donostia 2016 como “una oportunidad para enseñar lo que somos y dejar entrar los aires que vienen de fuera”. “Nuestro trabajo consiste en construir puentes para ponernos en el lugar de los demás”, afirmó. “Queremos quemar los rastrojos y y elegir el camino correcto, el de la convivencia y construir los puentes entre todos para comprendernos y vivir juntos”, insistió el alcalde.

Goia, al igual que el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano;y el lehendakari, Iñigo Urkullu, centraron su discurso en la construcción de puentes para la convivencia. No faltaron las referencias a Bernardo Atxaga, Mikel Laboa, Xabier Lete, Eduardo Chillida, Néstor Basterretxea, Jorge Oteiza, Koldo Mitxelena, Cervantes, Shakespeare y otros muchos nombres propios de la cultura vasca y mundial.

El diputado general, Markel Olano, destacó que “ha llegado el momento de sacar a la luz este esfuerzo colectivo” realizado durante años y recordó que “la cultura somos todos y todas” y es también “el reflejo de nuestras formas de pensar”, así como una “oportunidad para el diálogo intercultural, la pluralidad de ideas y de formas de interpretar la vida”.

“Vivimos tiempos de profundos cambios. Queremos dejar atrás tiempos oscuros de violencia y demostrar al mundo nuestra personalidad y nuestras raíces”, dijo.

apoyo al euskeraOlano, que se comprometió a apoyar de forma especial los contenidos culturales en euskera desde su Gobierno en la Diputación de Gipuzkoa, también recalcó que Donostia 2016 supone una “ocasión para relanzar el patrimonio cultural” del territorio, así como “una oportunidad de aprender, compartir contenidos con otros países y enriquecernos mutuamente”. También recordó la “importante apuesta” realizada por la Diputación de Gipuzkoa en infraestructuras culturales como San Telmo o Tabakalera.

El ministro Iñigo Méndez de Vigo dijo que Gregorio Ordóñez, el concejal popular asesinado hace ayer 21 años, “se sentiría orgulloso” de que Donostia fuese capital cultural de Europa, como ya lo fueron Madrid en 1992, Santiago de Compostela en en 2000 y Salamanca en 2002.

El representante del Gobierno español aseguró que todos los contenidos del programa cultural de Donostia 2016 son un “acierto” y se mostró seguro de que Donostia demostrará “lo que ha sido, es y será: una ciudad moderna y cosmopolita”. Según dijo el ministro, “gracias a que la cultura europea ha contribuido siempre como factor de integración, hoy Europa constituye una formidable realidad política”, recalcó.

“Toda esa esencia europea se va a manifestar en San Sebastián y espero -dijo- que todas las ideas que surjan con este intercambio cultural algunas puedan concretarse en proyectos útiles para el desarrollo económico y social de la ciudad”.

mención a los refugiadosLa última intervención correspondió al lehendakari, Iñigo Urkullu, quien prometió, parafresando a Bernardo Atxaga en su libro Muskerraren bidea, “un paseo agradable” durante todo el año de capitalidad.

El lehendakari también defendió el papel de la cultura en la construcción de la convivencia en Euskadi y más allá y afirmó que “no necesitamos llenar Europa de muros”, en clara referencia a la crisis de los refugiados.

En su opinión, Donostia 2016 constituye “una oportunidad de fortalecer nuestra propia identidad abierta al mundo;este es el momento de reafirmar la cultura como eje fundamental del futuro de nuestro país, de la construcción de una sociedad crítica y madura con personas abiertas y con valores sólidos”, dijo Urkullu.

Al acto de apertura acudió también una amplia representación del Gobierno Vasco entre las que se encontraba la consejera de Cultura, Cristina Uriarte;y también del gobierno foral y municipal. También destacó la asistencia de la exministra de Ciencia e Innovación Cristina Garmendia, natural de Donostia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902