Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Mundo

Joe Biden critica la falta de libertad en Turquía y pide que se negocie con el PKK

El vicepresidente de EEUU coincide con Ankara en profundizar su estrecha colaboración en la lucha contra el EI

Ilya U.Topper - Domingo, 24 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

El presidente islamista turco, Recep Tayyip Erdogan recibió al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su lujoso palacio.

El presidente islamista turco, Recep Tayyip Erdogan recibió al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su lujoso palacio. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El presidente islamista turco, Recep Tayyip Erdogan recibió al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su lujoso palacio.

Estambul- El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, anunciaron ayer su decisión de estrechar la cooperación en la lucha contra el Estado Islámico (EI), pero no lograron ponerse de acuerdo sobre las milicias kurdas de Siria. En una comparecencia conjunta en Estambul, tras una reunión de unas tres horas, Davutoglu reiteró que el partido kurdosirio PYD y sus milicias, las YPG, forman parte del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), considerado terrorista tanto por Ankara como por Washington. “No vemos diferencias entre el Estado Islámico, Frente al Nusra, PKK y PYD”, recalcó Davutoglu, mientras Biden compartió la visión turca salvo en el caso de las milicias kurdosirias. Biden se mostró de acuerdo con su anfitrión “respecto al EI, Al Nusra y PKK”, dejando así clara su discrepancia en el caso de las milicias kurdosirias, que siguen actuando como aliados de Washington en la lucha contra el Estado Islámico. Pero no comentó la postura tajante de Davutoglu, quien enumeró lo que considera las tres amenazas en Siria: el régimen, el EI y las milicias kurdas YPG. “Tres elementos constituyen una amenaza para Siria y Turquía: primero el régimen, cuya opresión bárbara causa oleadas de refugiados;en segundo lugar, el Dáesh, cuyo terror bárbaro es un crimen contra la Humanidad. Y tercero, las YPG. Porque también realizan actos de limpieza étnica contra los árabes y turcomanos en las regiones que controlan y apoyan el terrorismo en Turquía”, aseguró Davutoglu.

Biden no entró en este aspecto, pero insistió que en todo caso continuará la estrecha colaboración de Washington con Ankara, incluyendo el intercambio de datos de espionaje, para “acabar con el EI” y “expulsarlo de las fronteras turcas”. El vicepresidente tuvo palabras de respaldo a la actuación de Turquía en el norte de Irak, criticada por el Gobierno iraquí, y prometió seguir mediando entre Ankara y Bagdad para facilitar la expulsión del EI de Mosul. El vicepresidente de Estados Unidos llegó a Turquía después de entrevistarse el viernes en la localidad suiza de Davos con el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, a quien parece que no llegó a convencer para que acepte la presencia de tropas turcas ante Mosul.

Ayer mismo, Abadi volvió a exigir que Ankara retire sus militares, asegurando que desconocía las intenciones turcas al entrenar a voluntarios iraquíes locales en Bashika, campo situado entre Mosul y la región autónoma del Kurdistán iraquí. Davutoglu había subrayado que la presencia de fuerzas turcas en Bashika, un campo de entrenamiento de iraquíes cercano a Mosul, tenía la única meta de alejar a los yihadistas de esta ciudad y de las zonas cercanas a Turquía.

Respecto a la guerra entre el Gobierno turco y la guerrilla kurda, el PKK, Biden se mostró convencido de que la vía militar no basta y que debe encontrarse una solución política, recordando que efectivamente el Gobierno turco había negociado desde 2013 con la guerrilla, si bien “no resultó”.

fuerte desencuentroLa entrevista de ayer vino precedida de un fuerte encontronazo dialéctico entre ambos. La decisión del vicepresidente de EEUU de reunirse no solo con parlamentarios sino también con representantes de la sociedad civil percibidos como opositores fue duramente criticada por el primer ministro islamista turco, Ahmet Davutoglu. “Habríamos esperado que se reuniera también con familiares de los soldados caídos (en el combate con la guerrilla kurda)”, expresó Davutoglu a la prensa en el avión oficial en el que regresaba de Berlín, horas antes de reunirse con Biden. Davutoglu insistió en que Turquía seguirá considerando “terroristas” a las milicias kurdosirias del PYD, aliadas con Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria.

Respecto a las palabras críticas que Biden dedicó ayer a la escasa libertad de prensa en Turquía y el acoso judicial contra académicos turcos firmantes de un manifiesto contra las intervenciones militares en el sureste del país, Davutoglu señaló que “enaltecer el terrorismo es un delito en cualquier parte del mundo”.

Y es que Joe Biden había criticado la intimidación que sufren en Turquía la prensa y las voces disidentes con el ejercicio del poder del Gobierno islamista. Durante un encuentro con representantes de la sociedad civil turca, Biden dijo que ese “no es el tipo de ejemplo que hay que dar”.

En este sentido, el vicepresidente estadounidense lamentó que “los medios de comunicación se sientan intimidados o encarcelados por informar de forma crítica y más de 1.000 académicos sean acusados de traición simplemente por firmar una petición”.

Biden destacó que Turquía es una democracia y un importante actor regional, por lo que debe dar un mejor ejemplo a Oriente Medio sobre lo que significa la libertad de expresión.

Las críticas a las detenciones de una veintena de académicos, que demandaban poner fin a una ofensiva militar en el sureste del país contra el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), se produjo horas antes de reunirse con Davutoglu, y el presidente islamista, Recep Tayyip Erdogan.

La fiscalía acusa a los académicos detenidos de un delito de “propaganda terrorista”, mientras investiga a 130 de los más de mil profesores universitarios que firmaron un manifiesto difundido la semana pasada.

Biden se encontró en la mañana de hoy con un grupo de parlamentarios, tanto del gubernamental Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista) como de las principales formaciones opositoras.

En ese encuentro Biden ya defendió que la declaración firmada por los académicos está dentro del terreno de la libertad de expresión, según explicó un diputado opositor que participó en el encuentro.

El vicepresidente estadounidense se reunió más tarde con miembros de ONGs y representantes de la prensa, incluidas la viudas del periodista armenio asesinado Hrant Dink y del activista de los derechos humanos Tahir Elci, así como la mujer del informador encarcelado Can Dundar. “No solo en Turquía sino en todos los países vamos a subrayar que criticar de forma libre es necesario para respirar de forma libre. La libertad de expresión no es un valor estadounidense sino de toda la humanidad”, subrayó Biden.

turquía


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902