Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Reacciona a la oferta de Iglesias a Sánchez

Rajoy gana tiempo a la espera de que PSOE-Podemos naufraguen

Reacciona a la oferta de Iglesias a Sánchez declinando la propuesta del rey Felipe VI de postularse como presidenciable y fía sus opciones a un segundo debate de investidura

Carlos C. Borra - Sábado, 23 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Felipe VI recibe al presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, durante la ronda de consultas para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno.

Felipe VI recibe al presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, durante la ronda de consultas para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno. (EFE)

Galería Noticia

Felipe VI recibe al presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, durante la ronda de consultas para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno.

donostia- Pese a ser estrictamente fiel a su estilo, Mariano Rajoy cogió ayer a todos por sorpresa. En el día en que estaba llamado a ser el elegido para someterse a un debate de investidura en el Congreso, el presidente del Gobierno español en funciones, contra todo pronóstico, se echó a un lado y declinó la petición que le trasladó el rey Felipe VI para postularse como presidenciable. Tal y como admitió después en una comparecencia, la propuesta que, por la mañana, hizo pública el líder de Podemos, Pablo Iglesias, de gobernar en coalición con el PSOE e IU, influyó sobremanera en su inesperada decisión, inédita en democracia. “Yo no estoy en condiciones de obtener en el día de hoy una mayoría en la Cámara”, admitió, pragmático. De este modo, Rajoy fía todas sus opciones a que Podemos, PSOE e IU no lleguen a un acuerdo y fracasen en su intento de gobernar, para presentarse así él mismo, u otro cargo del PP como la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, a un segundo pleno de investidura. “No renuncio a nada”, advirtió.

El rey concluyó ayer su ronda de contactos con los partidos de cara a determinar si existía un candidato con los apoyos suficientes para ser investido presidente del Gobierno español. Todas las quinielas situaban a Mariano Rajoy en esa posición, por haber sido el PP el partido más votado el 20-D, y el propio líder popular había afirmado por activa y por pasiva que se postularía para el debate de investidura. Sin embargo, la primera reunión de la jornada, la que tuvo lugar entre el monarca español y Pablo Iglesias, cambió el escenario más de lo que cabía esperar. Su explícita propuesta al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez -el segundo en reunirse ayer con Felipe VI- hizo todavía más evidente la falta de apoyos de Rajoy de cara a un pleno del que estaba destinado a salir escaldado.

El presidente español en funciones optó entonces por una estrategia que ha llevado a la práctica en innumerables ocasiones: la de dejar pasar el tiempo, para que el resto de actores políticos se cuezan en su propia salsa, y aparecer así en el momento oportuno para llevarse al gato al agua, en este caso en una segunda sesión de investidura. “No he dicho no a mi investidura, le he transmitido que todavía no tengo los apoyos”, afirmó ayer en referencia a su encuentro con el hijo de Juan Carlos I, el que puso punto y final a esta primera ronda de reuniones.

Críticas a SánchezUna vez se confirmó que no había candidato a ocupar La Moncloa en esta legislatura, el proceso se reinició y Felipe VI convocó al presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, el próximo lunes para llevar a cabo una nueva ronda de consultas que se iniciará a partir del miércoles día 27. El exlehendakari deberá facilitarle en dicha audiencia la lista de los representantes designados por los partidos para acudir a esta ronda.

En una rueda de prensa posterior, Mariano Rajoy volvió a defender una coalición de tres partidos entre el PP, PSOE y Ciudadanos porque coinciden, a su juicio, en los objetivos fundamentales para el país. Empezó además el proceso de desgaste de los socialistas afirmando que el Gobierno que pretende formar Pedro Sánchez “no es moderado, ni centrado” porque se basa en una alianza con Podemos, IU y partidos como ERC, y “eso no le conviene a España”. “Hay que hacer gobiernos que no sean solo una suma de números, sino que tengan una cierta coherencia”, zanjó.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902