Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Aztertuz

Mate en tres movimientos

Puede sonar a compromiso la oferta de Iglesias pero las formas no son de amigo y dan a Rajoy excusa para librar

Iñaki González - Sábado, 23 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

borrar

Galería Noticia

borrar

Eelegante no ha sido la oferta de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez. Quizá tenga un fondo de auténtico compromiso pero las formas inducen, cuando menos, a preguntárnoslo. No es de amigo el modo en que ha aprovechado el líder de Podemos el arranque de la jornada final de consultas de Felipe VI sobre la investidura para marcarse un protagonismo ante el que el socialista no podía romper la baraja. Y, además, le ha dado a Mariano Rajoy argumentario para ponerse de perfil, eludir una derrota en el Congreso y no exponerse hasta que PSOE y Podemos resuelvan lo suyo. O no.

Pero la propuesta de coalición de Gobierno conlleva varias cargas de profundidad que pueden hacer aflorar todos los submarinos que dentro del propio PSOE hay en disposición de torpedear y hundir a Sánchez. La primera, el modo en el que Iglesias invierte el proceso de formación de Gobierno. A nadie se le escapa que la escenografía tiene un mensaje que es un sapo en la gargante del líder socialista: Iglesias, vicepresidente, aparece eligiendo a Sánchez como presidente de ese gobierno.

La segunda carga es que lo vincula a unas condiciones que pone él, en las que no sé si es más dolorosa la advertencia de que tiene que haber carteras para su partido, para sus confluyentes y hasta para Izquierda Unida o el listado de sugerencias que lo acompaña, sin reclamarlas explícitamente. Pero son las fundamentales del gasto presupestario y no está la de Hacienda, que es la que tendrá que realizar el ajuste de 8.000 millones que ya reclama Europa.

Y, por último -o quizá ni eso- está el ministerio de la plurinacionalidad por si alguien no se había dado cuenta de que esa línea roja se la han marcado a Sánchez a fuego en su propio cuerpo los barones, el entorno mediático y algún que otro veterano socialista.

El líder del PSOE sólo podía dar una patada defensiva, a la banda. Sugiriendo que de eso ya se hablaría cuando fracasara Mariano. Y Mariano, que nunca tiene prisa, se pone de perfil y deja en jaque a Sánchez, obligado a coger el guante de Iglesias, limitado por la imposibilidad de aceptar sus condiciones y amenazado de una rebelión en la que sus propios alfiles se pueden comer al rey. Sin que la reina se haya movido en el tablero.

El tiempo puede ser todavía dilatado aunque ahora corre contra Sánchez. Se ha encontrado en medio de una pinza que le obligará a darse prisa. Más de la que han tenido todos a la hora de hablar entre sí y con terceros. Al PNV, por ejemplo, le han hecho algún guiño, pero con el ojo malo. Eso de empezar a ganarte aliados diciéndoles lo que no te pueden pedir no parece especialmente seductor. Si se trata de ser razonables, que empiecen por tomar conciencia de la realidad sociopolítica del Estado los que pretenden gobernarlo. Y la jugada de ayer en Zarzuela parece la antesala de un mate en tres movimientos y todas las piezas, menos una, parecen del mismo color. ¿A quién se van a comer?


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902