Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Juantxo Iturria Portavoz de Podemos en las Juntas generales

“Estamos en disposición de disputarle la hegemonía al PNV”

Juantxo Iturria (Donostia, 1981) repasa la actualidad de las Juntas y del 20-D, y habla de las autonómicas desde el rescate ciudadano, transparencia y lucha contra la corrupción

Jurdan Arretxe Ruben Plaza - Sábado, 23 de Enero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

donostia- La primera incursión política de Juantxo Iturria fue hace poco más de un año como aspirante a secretario general de Podemos en Donostia. Perdió, pero meses después encabezó la lista a las Juntas, donde ejerce de portavoz desde junio.

¿Cuál es el primer balance?

-Bastante más agrio que dulce, porque vemos que el Gobierno tiene una línea discursiva de nueva gobernanza con la que podemos estar de acuerdo, más abierto, contrapuesto con la gobernanza más cerrada y conflictiva de Bildu;pero no se traduce en hechos. Las iniciativas legislativas llegan cerradas y no se busca ningún trabajo en común, sino competir. Cuando presentamos propuestas de resolución, el Gobierno es absolutamente incapaz de apoyarlas, siempre quiere aprobar su propuesta, aunque el cambio que haga sea mínimo.

¿Qué ha sido lo más destacado?

-El afán propagandístico del Gobierno, que nos ha presentado los planes varias veces, siempre con una política de colaboración que no se corresponde con la realidad. Lo vimos con el plan de legislatura, con el de reactivación económica y los presupuestos. Hemos presentado propuestas contra la corrupción y no han aceptado ni una, lo mismo con la comisión de Bidegi… Es un Gobierno que dice una cosa y hace otra.

Critican el “afán propagandístico” del Ejecutivo, pero a ustedes apenas se les escucha. ¿Por qué?

-Es cuestión de realidad política. Hay una mayoría política como para que la única voz que se oiga sea la suya, independientemente de las propuestas. Si sumamos que las Juntas tienen poca repercusión mediática con un Gobierno en el que los partidos hacen su trabajo ya en el propio Gobierno, el trabajo de la Cámara es poco audible.

Aun así, usted es una de las voces de la formación en Gipuzkoa y la CAV. ¿Cómo lo lleva?

-Es más fácil de lo que parece. En Euskadi, y en particular Donostia y Gipuzkoa, somos gente respetuosa y no hemos tenido ninguna situación desagradable. Para una persona que no está acostumbrada a esto es bastante curioso. Todavía me llama la atención verme en los medios, pero cuando hay un mensaje y ganas de transmitirlo se lleva más fácil.

¿Les está costando estructurarse?

-No, simplemente tenemos unos plazos y una manera de estructurarnos que implica cierto tiempo. Cuando las cosas se hacen de arriba abajo son mucho más fáciles, pero cuando se hacen respetando los procedimientos desde abajo se tarda más. Además, el tiempo está muy acelerado. Podemos acaba de cumplir su segundo aniversario y llevamos siete meses en las Juntas. No ha pasado tanto tiempo.

¿Cuáles son los próximos pasos del partido en la CAV?

-En las próximas semanas se abrirán las elecciones para el Consejo Ciudadano Autonómico. Habrá gente que se postule con su documento político-organizativo y se elegirán el secretario general y el Consejo Ciudadano Autonómico, que marcará la línea política de cara a las elecciones.

¿Por dónde irá esa línea?

-Podemos tiene un corpus ideológico claro: rescate ciudadano, transparencia, lucha contra la corrupción… Luego, el Consejo tendrá líneas específicas de Euskadi a marcar.

¿Le veremos en alguna lista?

-No. Primero, porque ya tenemos bastante trabajo en las Juntas, y segundo, porque creo que cuantas más personas haya involucradas en el proyecto hay más pluralidad y se intercambia más conocimiento.

¿Y en el proceso para el Consejo Ciudadano de Donostia?

-No lo he pensado. El partido ahora está más pensando en el autonómico.

En Donostia ganaron el 20-D, pero de los 17 miembros de la dirección municipal quedan cuatro un año después. ¿Cómo se explica?

-Hay miembros que lo han dejado por diferentes razones y ha hecho que el Consejo tenga menor actividad. Podemos ha seguido existiendo, pero al no presentarse a las municipales tiene menor visibilidad. En cuanto el Consejo se reforme, retomará el testigo de Podemos en Donostia.

¿Qué valoración hace del 20-D en Gipuzkoa?

-Son resultados excelentes. Partíamos del número de votos de las forales y los hemos mejorado muchísimo. Hemos logrado dos diputados y un senador. En Gipuzkoa y en la CAV hay un fuerte apoyo a Podemos y estamos en disposición de disputarle la hegemonía al PNV.

¿Cómo ve el escenario en Madrid?

-Abierto. Hay unas premisas claras: el PP no tiene capacidad ni posibilidad de encontrar acuerdos salvo con su marca blanca, Ciudadanos;y aunque haya pasado muy poco tiempo y en los medios se hable mucho de si el acuerdo está cerca o no, sería el PSOE el que tendría que proponer negociaciones.

¿Cómo observa al PSOE?

-Bastante revuelto, con un liderazgo de Pedro Sánchez bastante contestado y esperemos que hagan por fin propuestas concretas para empezar a negociar. Todos estamos de acuerdo en que no se puede repetir un gobierno del PP, lo más nefasto que hemos tenido en las últimas décadas.

¿A cambio de qué apoyaría al PSOE?

-Bueno, no es lo que haría yo, pero hay una serie de líneas programáticas vinculadas con el rescate ciudadano, la transparencia de las instituciones, el cambio del modelo productivo… No soy yo quien tiene que poner las condiciones, pero van en esa línea. También el respeto a una concepción distinta del Estado español, que respete la plurinacionalidad y aporte una solución política al problema político.

¿Incluye eso un referéndum en Catalunya esta legislatura?

-Es una posibilidad. No es la única ni tiene que ser algo grabado en piedra, pero es una posibilidad que hay que abordar porque lo que es obvio es que hay un problema en el encaje de Catalunya en el Estado español y en la última legislatura no se ha hecho más que agravar.

¿Apoyaba que Podemos tuviera cuatro grupos en el Congreso?

-Se ha hecho un poco de propaganda y manipulación, porque se ha dicho que en realidad era para cobrar más subvenciones, para tener más dinero… Representa la pluralidad dentro de Podemos. Si propugnamos un Estado plurinacional, hay que trabajar de una manera plurinacional. Así se ha presentado Podemos en muchos sitios. Siendo coherentes con esa lógica, hay que hacerlo también en el interior, y eso incluye dar voz a las confluencias.

En esas nacionalidades Podemos ha concurrido junto a otra marca. ¿Por qué aquí no?

-Porque no se dieron las circunstancias en su momento, porque no existe una fuerza política que tuviera la afinidad que pueden tener otras fuerzas que ha habido en Valencia, Catalunya o Valencia. Una de las características del Estado es su diversidad, y en Euskadi no se han dado las condiciones.

Al hablar de esta confluencia se piensa en EH Bildu. Conviven con ellos en las Juntas. ¿Se dan las condiciones para un hipotético acuerdo?

-Francamente, a mí no me corresponde hacer esa valoración. Puedo tener mi opinión, pero esa decisión la debe tomar el consejo autonómico en función de los objetivos, el programa, las actitudes y el trabajo de los partidos. Se puede coincidir en propuestas concretas sin tener que hacer una confluencia como la de Valencia, Galicia o Catalunya.

¿Ayuda a ello la actitud de los 35 encausados en el sumario 04/08 de la Audiencia Nacional?

-Es un acontecimiento muy importante para la historia política de Euskadi, más allá de Podemos o los partidos, porque abre una nueva etapa en el reconocimiento del daño causado y de que todos tenemos que dar pasos hacia una nueva convivencia. Es beneficioso para todos y esperamos que se siga en ese camino.

¿Cómo valora la manifestación de Bilbao, la conferencia de Rufi Etxeberria...?

-En el tema de los presos hay bastante consenso, al margen de los partidos, de que hay que cumplir no ya los deseos sino la legislación española para que los presos cumplan sus condenas lo más cerca posible de sus casas. Podemos lo apoya. Respecto a los pasos de la izquierda abertzale, van en la buena dirección para resolver el conflicto y para mejorar la convivencia.

¿Qué espera para las elecciones de octubre?

-Disputarle la victoria al PNV, ser el primer partido de Euskadi y presentar una alternativa al modelo cultural, social, económico y político que ha venido desarrollando en los últimos 30 años.

¿Cómo lo harán?

-De la misma manera que hemos llegado hasta aquí: trabajando con ilusión, con las bases, y proponiendo una alternativa construida, razonable y autóctona.

¿Cuáles serán las bases de esa propuesta?

-Tampoco quiero detallarla, porque el mensaje debe ser precisado por el Consejo Ciudadano Autonómico, pero la traslación de temas como la lucha contra la corrupción, la transparencia, el buen gobierno, la recuperación de lo público, la mejora de las condiciones de trabajo de la ciudadanía… Son cuestiones comunes a otras zonas aunque modulables a Euskadi. En el caso de Euskadi, ser además un agente importante en la normalización y la convivencia.

¿Contemplan proponer una consulta como la catalana?

-No se trata de decir sí o no, sino de que si se dan las condiciones y la ciudadanía lo expresa, se den cauces a esa petición. No tengo los elementos suficientes como para poder decir sí o no, pero un ejercicio democrático no debe ser vetado.

Barcelona En Comú, Madrid Sí se Puede… son fórmulas de éxito. ¿Las sopesan o concurrirán en solitario?

-Tengo mi opinión, pero lo definirá el Consejo Ciudadano. Por eso son importantes nuestras elecciones. Marcarán el mensaje de Podemos-Ahal Dugu en las autonómicas. Por eso es importante que la gente participe, que se comparen los documentos político-organizativos, que se documenten y que haya una gran participación.

¿Cuáles pueden ser los ejes de las autonómicas?

-Además de cuestiones de normalización y paz y convivencia, la cuestión territorial estará servida, porque seguramente se seguirá con los trabajos de la Ponencia de Autogobierno del Parlamento. Seguiremos trabajando en las líneas sociales y económicas para mejorar la distribución de la riqueza, las condiciones del trabajo y sanear y reformar la vida política, que también hace falta. El mito de que en Euskadi no hay corrupción es cada vez menos sostenible. Quizá no haya la corrupción tan brutal de otros sitios, pero el clientelismo, la mala praxis política y las pequeñas corrupciones existen.

¿Le veremos denunciándolo en el Parlamento o terminará la legislatura en las Juntas?

-Yo me presenté para estar en las Juntas y quiero trabajar ahí en los próximos tres años.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902