Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
José Luis Rebordinos Director del Zinemaldia

“Ha faltado una estrella de Hollywood y dos o tres películas de consenso”

Concluida la 63ª edición, el director del Zinemaldia hace balance de una “buena” edición lastrada por la sensación de una Sección Oficial más floja

Juan G. Andrés - Lunes, 28 de Septiembre de 2015 - Actualizado a las 06:26h

José Luis Rebordinos , Director del Zinemaldia.

José Luis Rebordinos , Director del Zinemaldia.

Galería Noticia

José Luis Rebordinos , Director del Zinemaldia.José Luis Rebordinos, director del Festival de Cine.

Donostia- El año pasado hubo consenso al calificar el Zinemaldia como el mejor de los últimos tiempos, mientras que la edición que finalizó el sábado ha sido percibida como más floja.

¿Usted qué opina?

-Ni una cosa ni otra, y recuerdo que yo también relativicé las buenas críticas del año pasado. Si tomamos el Festival en su conjunto sin analizar solo la Sección Oficial, ha sido la edición más viva de los últimos años. Ha sido la más potente, con más salas llenas y más posibilidades de ver cosas, ha habido muchísimo movimiento y es la primera vez que por aquí pasa todo el cine español... La presencia de la industria ha aumentado, hemos crecido en número de acreditados y en público... El músculo del Zinemaldia nunca ha estado tan fuerte.

Pese a ello, la sensación es peor...

-Por las críticas que he leído, la Sección Oficial ha sido más floja, aunque no es lo que opinamos nosotros, que siempre programamos lo que más nos gusta. La competición tenía algo que ya sabíamos: pocas películas de consenso.

Y las opiniones se han polarizado...

-Me sorprende la virulencia de muchas opiniones, a favor o en contra, porque creo que en el cine todo no es blanco o negro. Para unos Evolutiones una obra maestra, y para otros, una mierda. Lo mismo ha sucedido con High-Rise, Un día perfecto para volar, Eva no duerme... De todos modos, por la mañana yo leo todas las críticas, las de la prensa local y las de la crítica internacional -Variety, Hollywood Reporter, Screen International...- y títulos que aquí han sido destrozados han encantado a los críticos extranjeros. Evolution, por ejemplo, ha sido espectacularmente recibida por la prensa internacional, que incluso la ha comparado con Dreyer.

¿Ha influido en la percepción final el mayor riesgo del concurso?

-El riesgo no ha sido buscado, ha venido dado así. Luego ha habido algunas cosas que han cuadrado mal, como el hecho de que la película de la noche del Premio Donostia fuera la de Marc Recha (Un día perfecto para volar), pero eso lo determinan las necesidades de fechas de unos y otros.

¿Hubo espantada en ese pase?

-Hubo gente que abandonó la sala, pero quienes se quedaron le dedicaron una ovación cerradísima. Es que influyen muchas cosas... A veces se nos acusa de autocomplacencia, pero somos muy autocríticos y creo que este año el Festival ha tenido dos problemas fundamentales. Por un lado, ha faltado una estrella de Hollywood, algo que influye en la prensa local pero que importa un carajo en la internacional, aunque si hubiéramos conseguido traer al segundo Premio Donostia, probablemente la valoración general del Festival habría sido distinta. Por otra parte, tal vez no hayamos conseguido tener en la Sección Oficial esas dos o tres películas de consenso que, como otros años, ponen de acuerdo a todo el mundo y permiten que todo lo demás sea discutible.

Ha faltado ‘La Película’...

-Salvo Truman, que en general ha recibido muy buenas críticas, las puntuaciones han ido del 9 al 2. Es todo muy complicado: Freeheld, por ejemplo, ha sido detestada por la crítica pero ha recibido la mayor ovación del Kursaal, es la que más ha gustado al público de San Sebastián, con bravos incluidos. El problema del Festival es que hay que programar para gustar al público, a la crítica local, a la nacional y a la internacional. Acertar en ese puzle no siempre es fácil, y da la impresión de que este año hemos acertado menos.

¿Eso condicionará el modo en que diseñen su programación de 2016?

-Quizá estaremos un poco más en guardia en cuanto a seleccionar cosas radicales porque hemos visto que funciona regular, aunque iremos a por las mejores películas posibles, como siempre. El problema es que hay muchas cosas que te determinan: la Sección Oficial es una mezcla de lo que quieres y puedes tener.

En lo referido al cine español, ningún título a concurso ha llegado a la rotundidad de ‘Magical Girl’, ‘La isla mínima’ o ‘Loreak’...

-Es que probablemente, 2014 fue un año de cine español irrepetible, y ahí están los resultados que esas películas están consiguiendo en diferentes lugares. Pero creo que la selección de este año era muy buena, aunque no tengo ningún problema en reconocer que quizá hemos pecado de exceso de cine español y podríamos haber incluido una película menos.

¿‘Sparrows’ se estrenará en España?

-Estoy seguro de que se va a comprar, igual que la de Joaquim Lafosse. Aún no tienen distribución pero hay negociaciones... Creo que ha sido un buen palmarés, yo soy muy fan de Sparrows, la Concha de Oro. Es una bellísima película, muy pequeñita, con un cuarto de hora final de los más bonitos que he visto en los últimos años, que hace que toda la película gane mucho y se haga grande. La decisión del jurado ha sido muy sensata, aunque hay alguna película que me habría gustado ver en el palmarés.

¿Cómo ha visto a las estrellas de este año en el trato cercano?

-Emily Watson, muy dulce y tímida, fue encantadora desde que llegó y hasta que se fue. Tim Roth también fue muy generoso porque vino solo para 24 horas en la pausa de un rodaje. Sienna Miller es el glamour, la estrella, y estuvo acompañada por Luke Evans y Tom Hiddleston... ¡Fíjate que alfombra roja! ¡Me niego a aceptar que no ha habido glamour! También estuvieron Emily Blunt, Benicio del Toro, que ya es como de casa, Ellen Page... Ellen vino muy cansada y tensa, intentando protegerse de la gente, pero según pasaron las horas y se dio cuenta de que el público la quería, se fue relajando y tras la proyección de Freeheldbajó las escaleras con lágrimas en los ojos, muy emocionada: para ella, es una película de combate, y más ahora, que se ha aprobado el matrimonio homosexual en EEUU.

Parece que ya trabajan en un Premio Donostia para 2016...

-Estamos muy cerca de conseguir uno que nos gustaría mucho, no es de Hollywood pero es alguien muy importante. En diciembre quizá tengamos cerrada la operación.

¿Han superado el récord de 169.000 espectadores del año pasado?

- Sí, seguramente hemos superado los 170.000, ganando unos 3.000 o 4.000 espectadores. Ello prueba que el Premio Donostia solo es importante para un sector del público porque en un año en el que se dice que ha faltado una estrella de Hollywood, la cifra ha aumentado. Lo que quiere la gente de San Sebastián es ver películas. Algún día la cifra bajará, pero incluso tener 150.000 personas sería un exitazo. Creo que este minúsculo festival en este minúsculo lugar del planeta, es un lujo del que no somos conscientes. Es un milagro posible gracias a muchísima gente: al público de la ciudad, a las instituciones que se creen y apoyan el festival, y al equipo que lo hace posible. Tenemos una joya.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902